Seguimos firmes en la liberación de la madre tierra

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Nuevamente la comunidad del resguardo indígena Páez de Corinto se dio cita el día lunes 01 de octubre del 2018 en el “punto dos, Waytana kiwe” de la liberación de Uma Kiwe (madre tierra). Esta vez, aproximadamente 400 personas de la zona rural de este resguardo, de los demás puntos de liberación, resguardos vecinos como San Francisco y Jambaló; llegaron a la minga de corte de caña.

Eran aproximadamente las 8 de la mañana cuando empezaron a llegar niños, jóvenes, mayores, mayoras, Kiwe thegnas (Guardia indígena) y autoridades; mientras el Tata Sek (Padre sol) empezaba a bañar con fuertes rayos el valle geográfico del rio Cauca, estas comunidades Nasas afilaban sus machetes con el objetivo de iniciar el corte del monocultivo de la caña de azúcar; para cumplir los mandatos comunitarios y ancestrales, caminar la plataforma de lucha del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC, y liberar la madre tierra que tanto sufre.

A diario, las comunidades que viven sobre la cordillera central, desde el norte del Cauca hasta las fronteras con el eje cafetero tienen que ver cómo los ingenios azucareros prenden candela a grandes extensiones de caña de azúcar; contaminando el aire, quemando vivas muchas especies animales y vegetales; deben ver cómo se absorben grandes cantidades de agua de los ríos, las contaminan con fertilizantes y pesticidas para regar este monocultivo y nuevamente la retornan contaminada a los ríos que más adelante calman la sed de varios pueblos y ciudades; de la misma forma este monocultivo chupa los nutrientes de nuestra madre tierra y la vuelve lentamente infértil; y esto con el objetivo de llenar los bolsillos y calmar la ambición de un par de personas, magnates colombianos.

También la inequitativa distribución de la tierra en el país, es una razón para seguir liberando Uma Kiwe, ya que en Colombia por un lado, mientas una persona es dueña de predios de miles de hectáreas de extensión; por el otro, a diario las familias rurales tienen que pelearse por trabajar pequeños predios de tierra, cuidar los ojos de agua y construir sus viviendas.

Es por esto que las comunidades de este resguardo van caminando hacia el cuarto año de liberación de la madre tierra, exigiendo al estado que cumpla con lo pactado, que regrese a las comunidades las tierras que ancestralmente les ha correspondido y que de forma violenta les fue arrebatado; para poder seguir caminando hacia el Wët wët finzenxi (Buen vivir). Este camino no ha sido fácil ya que hay mucha estigmatización y ataques hacia la liberación, pero la comunidad se mantiene firme y así será hasta ver libre Uma Kiwe.

De igual manera, las comunidades se ratificaron en continuar con la liberación, en seguir acompañando los demás puntos a nivel de la Cxhab Wala Kiwe (Territorio del gran pueblo) y seguir resistiendo frente al gran capital, a las nefastas políticas de extractivismo del gobierno nacional y la propiedad privada.La minga de corte de caña se realizó con éxito; por el fuerte sol que acompañó durante el día a los liberadores y liberadoras se brindó bastante chagüasgüa, después una sopa de mondongo para reponer las energías gastadas. Este día la fuerza pública se limitó a mirar únicamente cómo las comunidades ejercían la liberación y afortunadamente no hubo enfrentamientos.

Escuchemos un compañero liberador de la madre tierra que nos cuenta más sobre esta minga de corte de caña.

Escuchemos un mayor del resguardo que nos hace la invitación a seguir caminando la liberación de Uma Kiwe.

 

Por: Tejido de comunicación para la verdad y la vida 

Publicaciones relacionadas