Sabiduría y Fuerza para Caminar Unidos por la Libertad de Nuestros Territorios

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Es triste ver como actualmente las dinámicas de la guerra y los intereses privados de unos pocos han afectado la armonía en los territorios indígenas; la violencia en la zona Norte del Cauca no es casualidad, es algo que está muy bien diseñado por quienes quieren dividir e invadir los procesos indígenas y sus territorios, y para ello se hace uso de las más sucias estrategias, desde incidir en la transformación del pensamiento Nasa, con el uso de los medios masivos de comunicación, hasta seguir  promoviendo la vinculación de los jóvenes a los grupos armados y de esta forma garantizar y proteger sus intereses de saqueo, invasión y destrucción de una cultura que es el único obstáculo que tienen en el momento.

El conflicto armado en el norte del cauca ha sido histórico, ahora en el llamado “Pos conflicto” no vemos tranquilidad alguna en el territorio, por el contrario, se agudizan cada vez más las amenazas en contra de líderes y comunidades indígenas, con situaciones lamentables como la ocurrida el pasado 5 de marzo en el Resguardo indígena de Pioyá-SathTama Kiwe Caldono, donde el KiweThegna (Guardián del territorio) y comunicador Eider Arley Campo Hurtadofue asesinado, de igual manera el atentado al Ex Gobernador de Huellas Caloto Nelson Pacue,  las amenazas a la autoridad indígena de Tóez con panfletos y constantes amenazas en todo el territorio.

Hay sentimientos de rabia y tristeza al ver el exterminio que quieren hacer con nosotros los Nasas, estas situaciones nos llenan de dolor, como tener que decirle adiós a un hermano comunero, comunicador Nasa, a quien en cuestión de segundos le arrebatan la vida, y terminan con los sueños de una persona, una familia, una comunidad.  Más triste aun, sus verdugos también son Nasas que se dejaron involucrar en las dinámicas de guerra y muerte por unos pesos, por “poder”, desviando su camino y desarmonizando el territorio.Sin embargo, la dignidad, el dolor, el amor por la tierra y la unión entre nosotros se mantiene, fue así que en Pioyá, con la fuga del retenido con ayuda de sus cómplices, de inmediato gente de diferentes territorios como Jambaló, Ambaló, Munchique, Canoas y otros se unieron y caminaron desde sus lugares para llegar a brindar ayuda. Alrededor de 6000 comuneros y comuneras, mayores, mayoras, Kiwe thegnas, lograron capturar a las personas que habían causado la desarmonía en el territorio.

La voz de Eider la quisieron callar, pero su semillay sus palabras en este proceso seguirán vivas porque la sangre derramada para los Nasa es abono, para un futuro que con dolor y sangre  se fortalece para perdurar por siempre.

Por eso, nuestra malicia indígena debe estar a flor de piel, atentos a quienes están transitando en nuestras tierras y con qué intenciones, porque aun llorando la muerte de un compañero nos siguen atacando; el atentado a nuestro compañero de lucha Nelson Pacue el pasado 9 de marzo en su casa, la comunidad  se une de inmediato para  ayudar y evitar que sigan vulnerando  y atentando en contra de los nuestros.

Por esa razón, en los diferentes territorios  del Norte del Cauca se trabaja el plan  Minga en resistencia. Esta estrategia nacida en Vitoncó, fue creada por las comunidades indígenas para resguardarse y proteger el territorio y actuar frente a los grupos armados cuando desequilibran la armonía del territorio, es así que comuneros, Kiwe thegnas, mayoras mayores, aportan cada uno desde el corazón, para seguir unidos, luchar en tiempos de tensas situaciones de violencia y desarmonización, como la padecida en Corinto y en otros lugares.

En lugar de bajar nuestro espíritu, nos unimos y ahora tenemos más fuerza para continuar luchando, por nuestra autonomía, la paz, la libertad como pueblo Nasa, y como humanos sin distinción para seguir siendo un pueblo digno que no se arrodilla ni se deja vencer ante las amenazas y ataques.

El coordinador del Tejido de Defensa de la Vida de la Çxhab Wala Kiwe, nos hace una contextualización de los recientes hechos en el Norte del Cauca.

Mucho que pensar y reflexionar en nuestras comunidades, para que situaciones como estas no se sigan presentando, trabajar desde las semillas, con los jóvenes y acompañados de los mayores para que sigan vigentes todas las enseñanzas que han permitido que la cultura Nasa perviva.Para poder hacerlo debemos ser coherentes con los pensamientos propios, los que la cultura nos ha dejado.

Sabemos que los contextos y las realidades han cambiado y que cada vez más nos quieren acabar con las imposiciones desde el pensamiento, haciéndonos creer que necesitamos comodidad, el dinero, las apariencias y por eso muchos jóvenes se han visto presionados a desviar su camino, sin embargo, aún hay jóvenes queriendo fortalecer y cuidar los territorios, siendo Kiwe Thegnas,se siguen regando semillas con los cabildos estudiantiles, las nuevas generaciones que se sienten orgullosos de ser parte de este proceso de resistencia.

Escuchemos al Mayor Juaquín Viluche, él nos habla de cómo seguir fortaleciendo nuestro pueblo, en donde es fundamental seguir de la mano de las enseñanzas espirituales, que nos han permitido pervivir en tiempo y en espacio.

Tomado de: radiopayumat

Publicaciones relacionadas