Recibiendo las energías de la piedra territorial, lunar y solar

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Recibiendo las energías de la piedra territorial, lunar y solar

Con el propósito de continuar caminando y reconociendo los espacios sagrados del territorio, los colectivos de comunicación de la zona Norte, en su segundo día de recorrido, llegaron hasta el resguardo de Canoas, donde se encuentra la piedra lunar y solar, un lugar donde la espiritualidad y la sabiduría del pueblo Nasa, se plasma en los caminos o fases de la luna y el camino del sol. Figuras y formas naturales, representadas en símbolos sobre las piedras, las montañas y diversos lugares de nuestra Madre tierra. Los espacios de vida, transmiten una conexión especial, fuerza y armonía, la simbología que allí encontramos, es una forma de comunicación especial con la madre tierra; interpretar y entender sus mensajes, es poner en practica la comunicación propia.

Fuente. Minga comunicativa norte del cauca. Piedra símbolo del territorio resguardo de Canoas.

Hacia las 2:30 de la tarde, cuando el sol alumbraba con fuerza los espacios del territorio, los comunicadores y comunicadoras, llegaron al resguardo de Canoas, vereda el Páez, en Santander de Quilichao. Después de media hora de caminata por trocha, los orientadores espirituales, se detuvieron y dieron las indicaciones para entrar al lugar, a orillas de un riachuelo, con plantas, agua fresca, la sagrada hoja de coca y el chirrincho, se realizó el baño de armonización a los visitantes y el brindis pidiendo permiso para entrar al sitio sagrado. Era un lugar cálido, tranquilo, muy fresco y silencioso, solo se escuchaba el canto de las aves, el sonido del viento y el agua descendiendo entre las piedras. Allí en medio de grandes árboles, estaban ellas, la piedra que representa el territorio, la piedra lunar y la piedra solar, majestuosas y en silencio, como guardianas de la memoria y los saberes ancestrales.

Al llegar a estos lugares, se siente una energía especial, inmediatamente se genera una conexión con la madre naturaleza. Hubo un momento muy especial, cuando al lado de la piedra que representa el territorio, en una actitud de respeto y veneración, el orientador espiritual, oriento que era el momento de hacer el brindis con el chirrincho, vaciamos un poco en la mano derecha y lo sostuvimos, mientras  caía  gota a gota sobre la piedra, nos orientó que con los ojos cerrados agradeciéramos a la madre tierra por todo lo que día a día nos proporciona e  hiciéramos nuestras peticiones personales, comunitarias y para el territorio.

Así como brindamos el chirricho a la Madre tierra, también lo compartimos entre los participantes del recorrido, seguidamente mambeamos la sagrada hoja de coca, para conectar nuestros espíritus con los seres naturales. Brindando y mamabeando, se inicio un circulo de palabra junto a la piedra del territorio y la piedra lunar.

Hacia unos cinco metros arriba, también encontramos la piedra solar, ella representa el hombre, también le brindamos el chirrincho, la sagrada hoja de coca y las plantas. Mientras la observábamos, el sabedor ancestral conto un poco de historia. Menciono que anteriormente esos territorios, estaba en manos de la familia Herrera, terratenientes de ese entonces. Para las comunidades Nasas, no fue fácil poder recuperar estos lugares, tuvieron que realizar muchas mingas en conjunto con diferentes comunidades y así lograron la recuperación de las fincas; California, San Diego, Vilachi y Varsovia, entro otras.  Todas ubicadas en el resguardo de Canoas.

Fuente. Minga comunicativa norte del cauca. Piedra símbolo del territorio resguardo de Canoas.

Las autoridades y sabedores espirituales que acompañaron la visita a este espacio de vida, resaltaron la ardua lucha que han dado los líderes y las comunidades por recuperar el territorio y la espiritualidad como pueblos, recordaron a los líderes que fueron encarcelados, perseguidos y asesinados como fue el caso de Francisco Fernández, uno de las primeras autoridades tradicionales del cabildo de Canoas.

“Los sitios sagrados o espacios de vida, es donde encontramos el verdadero saber y la espiritualidad, que es parte de nuestro ser Nasa. Sentir, pensar y actuar, esos son los pasos. La espiritualidad es una estrategia para defender el territorio, los sabedores debemos estar unidos, utilizar para bien la espiritualidad y no para negociar la minería, el paramilitarismo, el narcotráfico y demás cosas que hacen tanto daño a nuestra comunidad y a nuestra madre tierra”. Sabias palabras del orientador espiritual, que nos tocaron el corazón.

Agradeciéndole al sabedor ancestral, a la autoridad tradicional y a la guardia indígena que nos acompañaron en esta visita, finalizamos el recorrido por el territorio de Canoas.

Por: Minga comunicativa. Colectivos y procesos de comunicación de la Çxhab Wala Kiwe.

Publicaciones relacionadas