PRONUNCIAMIENTO FRENTE A LOS SEÑALAMIENTOS DEL EJERCITO POR LOS HECHOS DEL SECTOR DE LA BUITEREA RESGUARDO DE HUELLAS -CALOTO

Las 22 autoridades indígenas y los Thuthenas we’sx (consejeros) representantes de las comunidades indígenas del norte del Cauca, luego de un riguroso proceso de verificación y constatación de los hechos, manifestamos nuestro rechazo a los señalamientos tendenciosos y malintencionados realizados por el Ejército en cabeza del señor brigadier general JHON JAIRO ROJAS GOMEZ, comandante de la Tercera División del Ejército Nacional el día de hoy, jueves 31 de marzo, por ser estigmatizantes, y totalmente opuestos a la realidad.

HECHOS:

El día 30 de marzo, alrededor de la 1:00 pm y durante una hora aproximadamente, se presentaron combates entre el Ejército y el grupo delincuencial conocido como “Columna Móvil Dagoberto Ramos” en el sector conocido como La Buitrera, Vía Caloto – Toribío.

En el momento en que inician los enfrentamientos, varias personas se desplazaban en uso de la vía pública, entre ellos el comunero Elías Mestizo Rivera, quien viajaba en motocicleta hacia su domicilio desde la Institución Educativa Comercial El Palo, donde había asistido a una reunión de padres de familia. Al momento de su salida quedó en medio del fuego cruzado y resultó herido por impacto de bala en la cadera. Ya herido, busca refugio en una de las casas cercanas, ubicada a un costado de la carretera.

Cuando los habitantes de esta casa le prestan auxilio al comunero herido, varios impactos de bala atravesaron las paredes del hogar. Momentos después, cuando cesan los disparos, la comunidad civil en acción humanitaria avisa a los soldados del Ejército presentes en el área sobre el comunero herido. Este se traslada inmediatamente hacia el hospital del municipio de Caloto en un vehículo particular que pasaba en el momento, el cual es escoltado por la tropa del Ejército que insistía en trasladar al comunero herido hasta Santander de Quilichao.

Una vez el comunero  herido es atendido en el hospital, el acompañante civil que le prestó auxilio inicialmente fue capturado por el Ejército afuera del hospital. Al ver esta situación, el comunero herido dentro del hospital pide por vía telefónica el acompañamiento humanitario a la comunidad de Huellas, quienes llegan con la autoridad del resguardo, solicitando que sea devuelto el hombre capturado arbitrariamente por el Ejército.

A los combates del día de ayer se suman los sucedidos el pasado 2 de diciembre de 2021 y 13 de marzo de 2022, en los que varias viviendas de los alrededores han sido afectadas por impactos de bala y ondas explosivas.

PRONUNCIAMIENTO:

Aclaramos a los medios de comunicación y a la opinión pública que estas versiones de los hechos son constatadas por las autoridades de la Institución Educativa Comercial El Palo, quienes emiten una constancia de asistencia de ELIAS MESTIZO a la reunión de padres de familia momentos antes de los combates. De la misma manera, las autoridades indígenas del resguardo de Huellas y los numerosos testigos de los alrededores que conocen al comunero y las circunstancias de lo acontecido, dan fe de ello.

De igual forma, aclaramos que los hechos de El Palo nada tienen que ver con los acontecimientos en Suárez de principios de esta semana, a los que también hace alusión el general en sus declaraciones tendenciosas. Las acciones de rechazo al Ejército en Suárez ocurrieron en zona campesina, fuera de la jurisdicción de las autoridades indígenas del único resguardo del municipio (Cerro Tijeras), por circunstancias que aún están en investigación.

Por tal motivo, manifestamos que los dos sindicados de manera irresponsable por el señor brigadier general JHON JAIRO ROJAS GOMEZ, eran civiles que no hicieron parte en los combates mencionados, más que como víctimas de los mismos, POR LO QUE RECHAZAMOS SUS SEÑALAMIENTOS Y EXIGIMOS RESPETO AL SEÑOR GENERAL, así como a los medios de comunicación que irresponsablemente son cómplices de esta estigmatización. También DEMANDAMOS QUE SE RETRACTEN Y PIDAN EXCUSAS PÚBLICAS hacia los comuneros, comunidades indígenas y autoridades que fueron mancilladas en su buen nombre por parte del oficial.

Aclaramos a la opinión pública que las comunidades somos víctimas de una aguerra ajena y absurda que se empeña en ubicarnos en una de las partes en conflicto con el ánimo de estigmatizarnos y darnos un tratamiento militar, para así adueñarse de nuestros territorios y romper nuestra unidad y fuerza organizativa.

Alertamos que las declaraciones y los montajes realizados por el Ejército imponen la posibilidad de revivir la nefasta y siniestra política de falsos positivos, en el afán de las fuerzas militares por mostrar resultados en un gobierno que va de salida en medio de su estruendoso fracaso. Nos enfrentamos a la negligencia y presunta complicidad de la fuerza pública con la reconfiguración del conflicto armado en Colombia. Exigimos a los actores armados legales e ilegales parar de una vez por todas este derramamiento de sangre y que no utilicen más nuestro territorio como escenario de guerra.

Instamos a la Defensoría del Pueblo, a todas las instituciones del ministerio público, a las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos y del DIH, a constatar las declaraciones de diferentes actores que desmienten los señalamientos de este señor, así como a visibilizar las graves afectaciones al DIH que sufrimos las comunidades indígenas por parte de los actores armados legales e ilegales, en medio de un conflicto que no nos pertenece y que repudiamos.

 

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

Related posts