No somos de derecha ni de izquierda, somos de la tierra.

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA:

No somos de derecha ni de izquierda, somos de la tierra.

 

Los suscritos autoridades Indígenas del Resguardo de Pioyá, en uso de las facultades legales que le confiere la Ley de Origen, el derecho propio (las resoluciones internas de control social y político), a la vez que bajo el amparo del marco constitucional y legal de la República de Colombia en materia de derechos indígenas que incluye entre otros: la ley 89 de 1890, el convenio 169 de la OIT (ley 21 de 1991), los artículos, 7, 246, 330 de la Constitución Política de Colombia de 1991.

 

Manifestamos a la opinión pública, a las Autoridades del Territorio Ancestrales Sa´th Tama Kiwe y a los Partidos políticos de derecha e izquierda, frente al comunicado emanado por el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC – con fecha 12 de septiembre de 2019, en el cual, menciona y atribuye hechos hacia la Autoridad Ancestral y la comunidad de Pioyá sobre posible “persecución política” a la candidata a la alcaldía municipal de Caldono – Cauca Luz Edith Chilo por el partido político FARC. Según el comunicado FARC, menciona que en el año 2016 “siendo gobernadora del resguardo… la intimidaron verbalmente con el fin de despojarla de la autoridad”.  Desde el mes de marzo del año en curso, según dice “la han venido intimidando con el fin de evitar que sea parte del Proceso Electoral para la Alcaldía del Municipio” y que: “le darían muerte política por 8 años dentro de su resguardo”.  Así mismo que: “la han amenazado con el destierro y aplicación de justicia propia”. También, que: “la acusaron por medio de la Comisión de investigación de los 6 resguardos de Sa´th Tama Kiwe, por el hurto de la camioneta de la IPS INDIGENA” y por último, señala que: “Le prohibieron hacer campaña en su propio resguardo” y que “hubo presiones por parte de los anteriores consejeros para que renuncie a su candidatura”.

En respuesta a estos señalamientos, la comunidad y la Autoridad Ancestral nos permitimos aclarar  lo siguiente, teniendo en cuenta el contexto en el que se da este proceso político-electoral:

  1. El principio organizativo de gobierno propio en el Territorio Ancestral de Pioyá, parte desde la máxima autoridad que es la ASAMBLEA, la cual, mandata y orienta en conjunto con la Autoridad Ancestral el camino a seguir, según la Ley de Origen y el Derecho Mayor, con relación a desarmonías territoriales y sociales. Tiene como principio el derecho de los comuneros a analizar, proponer, orientar y dar soluciones posibles a las problemáticas de la comunidad. En ese orden de ideas, negamos rotundamente que algún momento se intimidara, se realizaran persecuciones políticas o se practicara la violencia contra los comuneros-as y menos aún contra la candidata y ex gobernadora. Por el contrario, se realizan los llamados de atención partiendo de las orientaciones de la Asamblea, de la Autoridad Espiritual y la Autoridad Ancestral según los principios políticos mandatados en resoluciones emanadas por la comunidad. Por tanto, cada comunero censado tiene el derecho y deber de asumir las orientaciones colectivas dentro de su territorio.
  2. El empoderamiento organizativo de las mujeres en las dos últimas décadas viene tomando importancia dentro del resguardo. Es decir, el “derecho de género”. Haciendo un recuento, en el caso concreto de la comunera Luz Edith Chilo, podemos resaltar que:
  • En sus primeros años fue dinamizadora de salud del resguardo.
  • 2015, vice-gobernadora del Cabildo.
  • 2016, la comunidad confía en su capacidad y se la elige al cargo de gobernadora del cabildo. Durante su mandatado de autoridad asume una actitud AUTORITARIA desobedeciendo las orientaciones de la máxima autoridad, la ASAMBLEA. Así mismo, inicia un proceso de persecución política contra algunos comuneros que asumían las orientaciones de la comunidad en relación a la defensa del territorio (de todo esto la comunidad lo sabe y hay constancias en el Cabildo).
  • En el año 2018, en asamblea de resguardo se le designa el cargo de coordinadora zonal del programa de salud dentro de la IPSI UKAWESX NASA CXHAB. Como expectativa se pretendía que lograra hacer un buen trabajo político desde el programa de salud, pero no fue así. Por decisiones personales determina renunciar a este espacio sin haber cumplido con sus obligaciones y faltándole a la confianza depositada en ella por la comunidad.
  1. En ningún momento como autoridad del resguardo se han hecho amenazas de destierro del territorio, por el contrario, en forma verbal ella personalmente solicitó renunciar del censo, dicha solicitud no ha sido aprobada. Las políticas de destierro según el fuero indígena y la Corte Constitucional, aplican siempre y cuando un comunero-a haya cometido una falta demasiado grave que genere desarmonía en el territorio.
  2. En ningún momento como Autoridades Ancestrales se ha hecho señalamiento en contra de la comunera sobre el hurto del vehículo perteneciente a la Asociación de Cabildos, ya que hasta el momento no se han esclarecido estos hechos y a ningún miembro de la anterior consejería, coordinadores y administrativos se atribuye este hecho. Existe una comisión de investigación en proceso y por el momento aún no hay responsables.
  3. De común acuerdo, la Comunidad en general, la Autoridad Ancestral y las consejerías veredales reunidas en asamblea el día 03 de mayo de 2019 en la vereda Granadillo, determina, que en vista de los efectos negativos de confusión y división al principio de UNIDAD familiar, comunitaria, territorial y política, opto por no permitir la colocación de ningún tipo de campaña publicitaria y el no ingreso de partidos políticos en el resguardo. Partiendo de este mandato colectivo, el control territorial estaría a cargo de la Autoridad tradicional y los Pu´yaksa – Guardia Indígena frente a esta coyuntura político-electoral.

 

En conclusión manifestamos que la comunera Luz Edith Chilo, siendo indígena y del proceso y habiendo asumido cargos de autoridad con el respaldo y bajo el mandato de la comunidad, no sólo no ha sabido cumplir con estos, los ha abandonado, ha sido autoritaria, sino que luego, no sólo no asume la responsabilidad por sus errores, sino que los aprovecha para hacer acusaciones graves e injustificadas contra su propia Autoridad Ancestral y comunidad. Lo que debe hacer esta comunera es asumir sus errores y debilidades y corregirlos, o asumirse abiertamente contraria al proceso y someterse a la jurisdicción propia. Las consecuencias de este actuar irresponsable por parte de esta comunera son la generación de una contradicción, conflicto y confrontación innecesarios e inexistentes entre el partido FARC y la autoridad/comunidad. No hay lugar a esto. Ningún partido puede hacer campaña, pero toda la gente está en su derecho a elegir y a ser electo. Confundir sus propias equivocaciones y presentarlas como una persecución para provocar un conflicto FARC/Cabildo es una falta grave. Estamos en disposición de aclarar todo lo anterior con voceros-as del partido FARC en dialogo franco. La candidata y sus familiares no pueden ser voceros del partido ya que son parte fundamental en la generación de este conflicto.

 

AUTORIDAD ANCESTRAL DE PIOYÁ

TERRITORIO ANCESTRAL DEL PUEBLO NASA SA´TH TAMA KIWE

 CALDONO CAUCA

Septiembre 24 de 2019

 

 

Publicaciones relacionadas