Nasa Stéreo, una radio que moviliza a los indígenas para proteger la vida

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las ondas de una pequeña emisora indígena colombiana llevan un mensaje de defensa de la vida y del territorio. En Nasa Stéreo, una radio ubicada en el municipio de Toribío, Cauca, informan y alertan sobre las amenazas y asedio de la que están siendo víctimas líderes y procesos comunitarios.

Esta radio en la que trabajan cuatro comunicadores, todos indígenas Nasa, se sintoniza mediante el dial 99.4 FM. Los Nasa son una etnia reconocida por sus luchas por la tierra y por exigir la salida de grupos armados de sus comunidades.

Nasa Stéreo tiene 22 años de funcionamiento, pero ahora están en un momento crítico. “Nos encontramos en máxima alerta. Nuestros líderes están siendo amenazados”, advierte Manuel Julicue, coordinador de Nasa Stéreo.

En este pueblo enclavado en una zona montañosa del suroccidente del país habitan 4.000 habitantes en pequeñas casas que han resistido la violencia. En la memoria de la guerra en Colombia, esta comunidad es conocida por haber afrontado más de 800 ataques y hostigamientos, y crímenes de sus líderes y guardias indígenas. Luego de la salida de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la región –norte del Cauca- se ha convertido en un territorio en disputa por grupos ilegales emergentes y narcotraficantes.

En los últimos meses, en la emisora han dejado todo tipo de panfletos con amenazas directas a líderes indígenas. Otros mensajes han llegado vía Whatsapp a los móviles de los comunicadores. Los mensajes provienen de supuestos grupos paramilitares, como las Águilas Negras o de disidentes de las FARC.

En noviembre de 2016, el Gobierno de Colombia y las FARC firmaron acuerdo de paz, y desde entonces se avanzó en un proceso de abandono de las armas. “Con esta situación del posconflicto se alerta a la comunidad, se da a conocer de las amenazas que llegan. Todos debemos estar enterados”, puntualiza Julicue.

La encargada del noticiero que se emite de lunes a sábado a mediodía, Claribel Pavi, afirma que una de las noticias más recurrentes del último año ha sido informar sobre amenazas y acerca de la llegada de grupos armados ilegales y personas extrañas.

“No queremos hablar solo de violencia, pero la realidad del territorio es así. No queremos que la historia de miedo se repita”, dice Pavi, quien lleva nueve años reporteando lo que acontece en Toribío y sus alrededores.

En el 2018, en Colombia fueron asesinados 110 líderes, y  el 27% de las víctimas eran personas defensoras de los derechos humanos pertenecientes a pueblos indígenas (18 casos) y afrocolombianas (12 casos), según informó la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. A marzo de 2019 hay un reporte de 30 líderes asesinados.

Radio Toribio
Manuel Julicue, lleva 15 años en la emisora y hace cinco fue designado por la comunidad para que coordine las labores de Nasa Stéreo. Crédito. Luis Ángel – Agenda Propia.

Las noticias en esta radiodifusora también se emiten en lengua nativa Nasa Yuwe, y en muchas ocasiones el idioma propio se ha convertido en una estrategia de protección. “De esa manera nos cuidamos como comunidad. Como los extranjeros no saben el idioma, entonces enviamos mensajes de lo que pasa y de lo que vamos hacer”, relata Pavi.

Incluso desde la emisora movilizan a toda la comunidad. “Si sucede algo alertamos para que todos: hombres, niños, mujeres y mayores salgan y hagan acompañamiento”, comenta Julicue, al recordar que en 2014, cuando la guerrilla de las FARC asesinó a dos guardias, a través de los mensajes de la radio reunieron a la gente para que entre todos capturaran a los autores del crimen.

En Toribío, al igual que en otros resguardos del norte del Cauca, los indígenas promueven acciones de control territorial para garantizar el “buen vivir” o la paz, en una región donde los relatos y los recuerdos de la guerra siguen intactos.

Los procesos comunitarios tienen voz

Nasa Stéreo fue constituida en el marco del Proyecto Nasa, que lideran los cabildos indígenas de Toribío, Tacueyó y San Francisco, para informar sobre sus procesos comunitarios y darle fuerza a su palabra.

Entre las labores de los reporteros está transmitir las asambleas comunales, acompañar las mingas o actividades sociales y rescatar los saberes a través de programas musicales y culturales.

Desde la 5:00 am hasta las 10:00 pm hay programación para todos los gustos de los oyentes.  Se escucha música andina, voces de los mayores con orientaciones sobre saberes ancestrales de los Nasa, espacios con mensajes para el cuidado de la madre tierra, noticias, charlas familiares y cantares con lenguas propias.

Allí todo lo han aprendido de manera empírica, aunque se han capacitado con expertos radiales y compañeros indígenas que llegan a orientarlos. Quienes trabajan en esta estación saben hacer guiones, crónicas, locución, mezclas musicales y periodismo.

Los retos del comunicador indígena en Colombia

El comunicador indígena no solo tiene la misión de informar. También debe participar activamente de los eventos que promueven los cabildos o estructuras políticas de la organización indígena, y su labor en muchos casos es voluntaria. Julicue, por ejemplo, divide su tiempo entre la radio, actividades comunales y labores agrícolas.

El profesor de periodismo alemán Peter Schumacher, que mediante un proyecto de cooperación internacional asesora el Programa de Comunicaciones del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), dice que las emisoras indígenas del Cauca se mantienen gracias a los aportes voluntarios de las comunidades, y plantea como desafío la autosostenibilidad de las radios.

“Hay casos que sí reciben algún aporte, en otros venden publicidad, mensajes o cuñas, pero eso no da para sostener a la gente. Por ejemplo, cuando se avería un equipo o transmisor, se pone en riesgo la existencia de las emisoras”, asegura Peter.

Los comunicadores también afrontan riesgos, y su relación directa con los procesos de los cabildos muchas veces los hace vulnerables.

“Estas herramientas nacieron a través de la necesidad que tenemos del derecho a la palabra, de promulgar nuestras formas de expresarnos, y de defender la vida y el territorio”, asegura Rubiel Liz Velasco, coordinador del Programa de Comunicaciones del CRIC.

En Nasa Estéreo y en las otras siete emisoras indígenas de los pueblos indígenas del Cauca saben del riesgo que implica informar sobre la presencia de grupos armados ilegales, pero también tienen claro que no permitirán que los violentos apaguen sus voces y su derecho a la libre expresión.


Edilma Prada es periodista colombiana. Lleva 15 años cubriendo temas de conflicto armado, paz, derechos humanos, medio ambiente, grupos étnicos y zonas fronterizas. Es fundadora y directora de Agenda Propia, una iniciativa de co-creación periodística en temas indígenas. Ha participado en proyectos de periodismo colaborativo con indígenas y colegas de América Latina. Es instructora de la DW Akademie.

Foto principal: En Nasa Stéreo, la emisora comunitaria de Toribío, Cauca, informan de los hechos de violencia que padece el territorio. Crédito. Luis Ángel – Agenda Propia.

Fuente: https://ijnet.org

Publicaciones relacionadas