Los Nasas y los Misak somos y seremos pueblos hermanos

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El 7 de noviembre en horas de la noche se presentó un altercado en la escuela Misak en la vereda Buitrera, del municipio de Caldono. Irresponsablemente algunos medios de comunicación declararon que el pueblo nasa había incendiado la escuela de los hermanos Misak, sin aclarar primero lo sucedido con los habitantes del sector, ni esperar comunicación oficial de las autoridades competentes.

El señor periodista de Mil/40, Silvio Sierra, declaró en un programa radial sobre los hechos, que miembros de nuestra organización llegaron “con papas bombas a destruir una escuelita” y tildó a nuestra dirigencia indígena de “imbécil, violenta, sin sentido, completamente apartada de la verdadera paz.”

Como defensores de la vida, el territorio y la paz, rechazamos cualquier agresión cometida en contra de nuestros hermanos Misak, venga de quien venga. Al mismo tiempo exigimos se adelanten por parte de las diferentes autoridades el esclarecimiento de los hechos ocurridos en la noche del 7 de noviembre en la vereda la buitrera, municipio de Caldono y se adelante el debido proceso de justicia frente a los perpetrados de la agresión.

Rechazamos las declaraciones irresponsables, llenas de sentimientos primarios de odio y mal intencionados, hechas por parte del señor periodista Silvio Sierra, quien ofende profundamente el proceso de resistencia y liberación que tanto nuestros mayores, como los espíritus ancestrales que nos orientaron forjado en estos 526 años de resistencia, los cuales hoy representa el Consejo Regional indígena Del Cauca.

Esperamos por parte de la emisora radio Mil/40 un pronunciamiento de rechazo frete a las aseveraciones, descontextualizadas y tendenciosas que no obedecen a la realidad y que colocan en riesgo la vida y honra de nuestras autoridades. También exigimos al señor Silvio sierra que se retracte y se rectifique en sus aseveraciones y exigimos el derecho de reposición y reparación frente el daño causado contra la dignidad de nuestras autoridades y de todos quienes hacemos parte de este proceso. Como organización adelantaremos el proceso jurídico para tal propósito y hacemos el llamado a los entes de control que asuman sus competencias pertinentes.

Sabemos que detrás se esconde existe una estrategia de desprestigio de nuestra organización, pues hay quienes utilizan esta situación como una oportunidad para sacar réditos políticos particulares; viendo en el principio de unidad consignado en la plataforma del Cric, un peligro para sus intereses y privilegios.

Las Nasas y los Misak somos pueblos hermanos, originarios de este continente y procedentes como todos de lo profundo del corazón de nuestra madre tierra. Lamentamos enormemente que se presenten diferencias tan agudas entre nosotros mismos, por lo que instamos a una solución pronta entre las partes, para que se restablezca la armonía y el cariño con el que hemos convivido durante años. No nos dejemos provocar y no demos oportunidades a nuestros enemigos de destruir lo que por años hemos forjado con la sangre de nuestros ancestros y el poder de la naturaleza.

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca – ACIN

09 Noviembre del 2018

Publicaciones relacionadas