Los cabildos escolares, semilla de vida y resistencia

Desde hace mucho tiempo, las comunidades Nasa hemos dado la pelea para que, como dijo El hijo de la estrella, nuestro gran Cacique Juan Tama: “seamos autoridades en nuestros territorios”. En la Actualidad ello implica tener autonomía sobre temas tan importantes como la tierra, la justicia, la salud, la educación, entre otros; pero enmarcados en nuestros planes de vida.

En el tema de educación y administración de las instituciones educativas la pelea no ha sido fácil, más sin embargo ya tenemos logros importantes, fruto de la lucha de los pueblos  y regada con la sangre de muchos compañeros. Desde el mandato del primer congreso zonal de la Çxhab Wala Kiwe (territorio del gran pueblo) realizado en Jambaló donde se dieron lineamientos claves para pensar en una educación propia desde el Proyecto Educativo Comunitario PEC.

Otro de estos grandes avances ya en el tema institucional fue el de la “Minga Social Indígena y Popular Por la Vida, el Territorio, la Autonomía y la Soberanía” realizada principalmente en el departamento del Cauca en el año 2014 en la cual el Gobierno Nacional firmó el decreto 1953, que entre varios aspectos fundamentales, reconoce la autonomía y legitima a los pueblos indígenas para construir y ejecutar el Sistema Educativo Indígena Propio SEIP.

En este marco, muchos resguardos indígenas del país iniciaron con la construcción del SEIP como mecanismo de pervivencia cultural. Este a su vez concibe la educación como parte de nuestro ciclo de vida y no netamente como una institución. Como pueblo Nasa, entendemos que desde, que la semilla de vida es engendrada, empieza ese ciclo de educación que perdura, incluso hasta después de la muerte.

Como comunidades indígenas tampoco podemos negarnos, ni rechazar las instituciones de educación estatales que han permeado nuestra cosmovisión y terminaron modificando nuestros usos y costumbres. La escuela que en algún momento hizo parte de esa estrategia de exterminio cultural de nuestros pueblos, enseñando otras lenguas, estigmatizando y negando los saberes de nuestros mayores. En la actualidad hemos pensado la escuela como ese medio que debe servir para revindicar nuestros usos y costumbres y de esta forma fortalecer la cultura.

Por ello desde el SEIP se ha iniciado un proceso de “re-pensar la escuela”, salir del modelo tradicional de educación y de los esquemas que esta ha impuesto, para empezar a fortalecer los saberes propios, sin desmeritar los saberes occidentales. Los Cabildos escolares son una muestra de este nuevo modelo de educación que reemplaza la tradicional figura del “Personero estudiantil” que según la ley 1860 de 1994 y el Ministerio de Educación Nacional MEN es aquel que:

“El personero de los estudiantes en todos los establecimientos educativos será un alumno que curse el último grado que ofrezca la institución, encargándose de promover el ejercicio de los deberes y derechos de los estudiantes consagrados en la Constitución Política, las leyes, los reglamentos y el Manual de Convivencia (…)”

La idea es, desde la escuela (y toda la transformación en el modelo de educación en cuanto a metodologías, relaciones e infraestructura) se empiece a fomentar los usos y costumbres de nuestras comunidades, entre esos, la formación de líderes y autoridades desde el ámbito escolar, para que los niños y jóvenes empiecen a formarse y en algún momento puedan asumir la dirección de nuestro pueblo con una claridad política y cultural fruto de ese proceso que han vivido desde la escuela.

Hay otros aspectos en cuanto al modelo pedagógico que se plantea desde los cabildos escolares, y es que en algunos resguardos se ha venido avanzando más allá de lo proyectado inicialmente y es pensar en el cabildo escolar, no solo como autoridad estudiantil, sino también en refirmar desde el ámbito cultural con la ayuda de los The walas, mayores y demás comunidad su proceso de formación comunitario.

Por ello, las diferentes instituciones educativas de toda la Çxhab Wala Kiwe se encuentran fomentando el cambio de estas estructuras de autoridad, posesionando los cabildos escolares en el marco de las diferentes asambleas comunitarias y congresos, para dar el respaldo a los niños y jóvenes en el ejercicio de su formación como líderes indígenas y a su vez potencializando desde el aspecto cultural.

El coordinador político del tejido de educación de la Çxhab Wala Kiwe Jose Edilmer Atillo, quien viene acompañando estos espacios desde ya hace varios años, nos dibuja un panorama más claro sobre esta forma de hacer pedagogía desde los cabildos escolares

El día 26 de marzo, en el marco de la asamblea del plan de vida Çxha Cxha Wala (Fuerza grande) número 87, se realizó la posesión de los cabildos escolares de las instituciones educativas “Carmencita Cardona de Gutiérrez y la “Institución educativa Carrizales” como una muestra de este trabajo que se viene realizando a nivel institucional, local, zonal e incluso regional. Evento del cual queremos compartir este Foto reportaje:

Cincopa WordPress plugin

Fuente: RadioPayumat

Publicaciones relacionadas