Las Consecuencias del espejismo del dinero y las riquezas contra la Madre Tierra

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

“El Wetwet Fxinzenxi, buen vivir, no está regido del todo por el factor dinero, la experiencia y la memoria nos enseña que la vida se origina, se mantiene y permanece en la Madre Tierra y sus bondades, de ahí el legado de nuestros ancestros, defiendan la tierra, será lo que les permitirá existir.”A LA OPINION PÚBLICA.

Cuentan los mayores, que el oro, lo que ahora llaman mineral precioso, antes era considerado por los abuelos indígenas como espíritu mágico medicinal, fuente energética de protección y un ksxa’w (sueño) con poderes en la tierra y el cosmos. De ahí que los Kiwe The (sabios indígenas) lo utilizaran en la mayoría de rituales culturales y la gente para ofrendas especiales. Cuando la conquista española llego hace más de 520 años todo cambio, los blancos foráneos encontraron en el ksxa’w del oro una fuente de riqueza, dinero, suntuosidad y lujo que despertó una incontenible enfermedad que azota como plaga la tierra del maíz.

De esta realidad no escapan ni los indígenas, la enfermedad los contagio y amparados en las necesidades hoy día, algunos comuneros indígenas vienen abriendo socavones de manera artesanal para extraer oro. Al inicio fueron pocos y empezaron abrir huecos de manera tímida pero la fiebre de la riqueza es letal y hoy se extiende como plaga en el territorio. De la afectación ambiental dado que las excavaciones se dan en la parte alta de la montaña, se pasó a la afectación social debido a la aparición de actitudes personales humillantes y formas pocos sanos de vida, continuando con la afectación cultural para terminar con la afectación física resultado de enfrentamientos armados y asesinatos.

Hace 4 años, y precisamente para evitar este tipo de situaciones, las comunidades y autoridades congregadas en el décimo cuarto (XIV) Congreso Regional del CRIC que se realizó en el territorio ancestral de Kokonuco decidieron darle un rotundo NO a cualquier actividad minera en territorios indígenas, ahí está el Mandato pero la fiebre del oro se extiende lenta e inexorablemente por los territorios produciendo crisis en las comunidades y afectando el ejercicio de gobernabilidad propia. Es un asunto complejo y más si la confrontación es entre indígenas y peor cuando esta desafortunada situación termina con muertos. “Cuando el corazón se embolata, la cabeza se enceguece y los pies nos llevan por caminos que no son” manifestó un mayorcito animando a las comunidades y autoridades a tomar cartas en el asunto.Mandato es Mandato y hay que hacerlo cumplir dijeron las comunidades reunidas en asamblea en la sede del Cabildo de Munchique los Tigres, “esto no es un asunto que está afectando solo a Munchique los Tigres, a nuestro territorio también llego esta enfermedad y debemos unirnos para enfrentarlo entre todos” dijo una autoridad de la zona. En este sentido se vienen realizando potentes Mingas comunitarias de Control Territorial con el fin de darle solución a tan lamentable problemática.

Los hechos últimamente presentados despertaron solidaridad, sentido de pertenencia y la unidad para la acción, Controlar el Territorio, haciendo énfasis en el cierre de socavones ya es un asunto de todos los Cabildos del norte del Cauca y en este sentido las comunidades, autoridades y organizaciones propias como la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca ACIN – CXHAB WALA KIWE, del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC y la Organización Indígena de Colombia ONIC, han decidido declararse en Asamblea Permanente hasta tanto se solucione dicha problemática, se han unido también Naciones Unidas ONU, la Defensoría del Pueblo regional Cauca y la Fiscalía de Santander de Quilichao.

En el marco de la Asamblea Permanente se han programado y se vienen realizando Mingas de cierre de socavones, Mingas de recorrido territorial, asambleas de investigación y juicio para aplicar remedio contra actos violentos, amenazas y asesinatos y la activación de puestos de control territorial. “Ahora no nos toca pelear con los actores de la guerra, parece que ahora nos va tocar pelear con las consecuencias y vicios que dejo la guerra” manifestó un comunero, y tiene razón, pues muchas de las cosas que están pasando derivan de los efectos de la guerra, el abandono estatal y el modelo de desarrollo económico que va acorralando a la humanidad, induciéndola a sus estrategias y la empuja a la consecución como sea de dinero para vivir, el hilo invisible pero letal del modelo es el fondo del asunto y como siempre la tragedia de los pueblos.

Lo anterior se viene presentando en un contexto de auge y avance de la MINERIA ILEGAL sin control de las instituciones estatales constituidas para tal fin en el norte del Cauca, una andanada de actos legislativos para la expedición de licencias y concesiones mineras producto de la política extractivista del gobierno nacional, la fuerte militarización que se ha implementado para proteger las zonas de concentración y la nula o deficiente acción estatal para erradicar las mafias que controlan el negocio del oro (ilegal) es lo que se ve y se siente en la región.

La decisión de las comunidades y autoridades está tomada, así pues se ponen en marcha actividades de control territorial en el marco de los Mandatos en la zona pero como siempre la acción legítima y legal de las autoridades indígenas se contrapone a los intereses de las mafias que operan en terreno y andan como Pedro por su casa, situación que deriva en amenazas, atentados y asesinatos de guardias, dirigentes y autoridades, razón por la cual se hace un llamado a los Organismos estatales garantes de los derechos humanos (Defensoría del Pueblo y Procuraduría General de la Nación), a Naciones Unidas ONU y organizaciones defensoras de los derechos humanos, organizaciones indígenas y procesos sociales.

Luego de culminar el proceso de investigación asumida por la autoridad indígena dado su competencia, se estará convocando a la asamblea de aplicación de remedio, mientras continúan con las Mingas de cierre de socavones, control territorial y defensa territorial en el norte del Cauca.

ASOCIACIÓN DE CABILDOS INDIGENAS DEL NORTE DEL CAUCA, ACIN – CXHAB WALA KIWE, AUTORIDAD ANCESTRAL DE MUNCHIQUE LOS TIGRES, Santander de Quilichao, enero 25 de 2017.

Publicaciones relacionadas