La unidad y movilización de los pueblos, procesos sociales y populares como único mecanismo de salvar la paz y la vida

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Comunicado a la Opinión pública

El Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC, sus 126 Autoridades Tradicionales, las 11 asociaciones de cabildos y los 10 Pueblos Indígenas, denuncian y rechazan contundentemente los señalamientos, persecuciones, amenazas de muerte y asesinatos selectivos, por parte del grupo paramilitar “Autodefensas Gaitanistas de Colombia y Águilas Negras” a nuestras Autoridades Tradicionales, líderes integrantes del CRIC, sectores sociales y populares del país. Como también, por parte de los actores armados (disidentes de las Farc, ELN y EPL) que se disputan el control territorial en nuestros espacios sagrados, donde señalan e irrespetan a nuestros pueblos y el proceso organizativo.

Hechos

El 26 de junio del 2018, se encontraron los cuerpos torturados de dos compañeros guardias indígenas GUSTAVO PARRA y SEBASTIÁN VELÁSQUEZ en La Delfina, departamento del Valle del Cauca. El 27 de junio se encontraron, en un periodo menor a 24 horas, dos líderes sociales asesinados JULIO SUCERQUIA y JOSÉ GARCÍA en el Municipio de Ituango, en Antioquia, donde la represa sigue estrangulando al río Cauca. El 28 de junio, salió un panfleto donde declaran objetivo militar a FABIAN MULCUE Autoridad Tradicional del Resguardo de Path Yu´ zona de reasentamiento, al CRIC y líderes sociales del Municipio de Cajibio. Este mismo día 28 de junio, el Cabildo de Jambalo a través de un comunicado denuncian que el comunero LUIS ERARDO FERNANDEZ VELAZCO, oriundo de la vereda Loma Gruesa, salió en su vehículo desde su casa ubicada en la vereda a eso de las 2:00 pm aproximadamente con destino a la zona rural de resguardo indígena de Huellas Caloto y horas después fue encontrado asesinado con dos (2) impactos de bala, encontrado en el sector conocido como El Arrayan jurisdicción del municipio de Caloto. También, este 28 de junio fue asesinado el líder campesino CARLOS IDROBO en la zona de El Patía, al sur del Cauca. El 29 de junio, en el Departamento de Córdoba, fue asesinado el líder campesino IVÁN LÁZARO mientras dormía en su casa. El 2 de julio, fue asesinado el concejal GABRIEL CORREA del municipio de Buenos Aires, en el norte del Cauca. El 03 de julio en el Municipio de Argelia, Departamento del Cauca, se encontraron siete cuerpos con tiros de gracia en una de las vías de la zona rural de este territorio. Y en horas de la tarde asesinaron a dos líderes sociales: FELICINDA SANTAMARÍA en el Chocó y LUIS BARRIOSen Atlántico. El 01 de julio, comenzó a circular por el norte del Cauca y el sur del Valle una nueva amenaza firmado por el grupo paramilitar las Águilas Negras, en el que señalan de muerte a las autoridades tradicionales y líderes de Miranda, Corinto y Pradera. Este panfleto utiliza el mismo lenguaje ya conocido, acusando a las comunidades de ser un obstáculo para el desarrollo; así mismo, esta amenaza va dirigida a los integrantes del proyecto político-electoral MAIS. En un comunicado de la Autoridad Tradicional de Corinto, denuncian que el día 04 de julio, Siendo 5:00 am, comuneros que se trasladan por la vía que conduce de Corinto a las comunidades de Chicharronal y Santa Elena manifiestan sobre la presencia de un artefacto explosivo de color verde y una bandera alusiva al ELN. Siendo las 8:00 am se conoce de un retén del ELN a la altura de la vereda San Rafael sobre la vía que conduce de Corinto a Santander, donde retienen un bus y lo pintan con logos del ELN. Siendo aproximadamente las 10:00 AM se escucharon tres explosiones de tatucos en el punto denominado quebrada seca, tatucos lanzados desde la parte alta. En atención a estos hechos la comunidad que se encuentra en el proceso liberación de la madre tierra, en coordinación con la guardia indígena y autoridades tradicionales realizaron recorrido de verificación y control en zona de la comunidad de Pan de Azúcar donde encontraron y retuvieron a dos jóvenes (2) los cuales se identificaron como integrantes del ELN.

Para nosotros los pueblos indígenas del Cauca y las autoridades tradicionales, es evidente que estos actores armados de ultraderecha como son los grupos paramilitares nunca se desmovilizaron, como siempre lo ha querido hacer creer a la opinión pública el Expresidente Alvaro Uribe Velez por los diferentes medios de comunicación masivos. Es claro para nosotros, que estos comandos de la muerte fueron creados por organismos del Estado Colombiano a través de sectores políticos y económicos de este país como mecanismo de proteger sus intereses mercantiles y despojo territorial.

Todo esto nos lleva a concluir, que existe una estrategia desde el Gobierno de Duque y de sectores políticos como el Centro Democrático, de hacer trizas los acuerdos de paz de la Habana, cerrando la posibilidad de avanzar hacia un nuevo capítulo, donde los más beneficiados sean los pueblos, comunidades, sectores sociales, populares y sobre todo las víctimas de los más de 50 años de conflicto armado en nuestro País.

En los sitios donde se concentra la mayor cantidad de tierras del país, es donde los paramilitares “Autodefensas Gaitanistas de Colombia y Águilas Negras” operan con toda la permisividad del Estado, las autoridades civiles y militares, como estrategia de aniquilamiento de toda clase de luchas y alternativas de resistencia que se dan en la actualidad por una verdadera transformación social, económica y ambiental en nuestras regiones.

Por tal razón exigimos: Al Nuevo Gobierno Nacional de Iván Duque.

  • Respetar e implementar de manera ágil y responsable los acuerdos de paz de la Habana, donde las víctimas de estos más de 50 años de conflicto armado en sus regiones conozcan la verdad y sean resarcidos sus derechos.
  • Implementar de manera inmediata las medidas cautelares ordenas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos CIDH para garantizar la vida e integridad de las comunidades, autoridades tradicionales, líderes y organizaciones indígenas del Departamento del Cauca, que han sido declarados objetivo militar.
  • Desmonte real de los grupos paramilitares “Autodefensas Gaitanistas de Colombia y Águilas Negras”, respeto a los territorios, procesos y organizaciones indígenas; garantía y protección de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas y sectores sociales.
  • Garantías urgentes para que los defensores de la vida puedan continuar realizando su ejercicio comunitario en sus pueblos, territorios indígenas y sociales del País.

A los Organismos Nacionales e Internacionales defensoras de Derechos Humanos:

  • Solicitamos con urgencia a los organismos e instituciones defensores de los derechos humanos, tomar medidas efectivas frente a la estrategia de exterminio que se implementa contra los pueblos indígenas, a sectores sociales y defensores de DDHH del Cauca y Colombia.
  • Estar atentos y actuar oportunamente ante las denuncias de las organizaciones indígenas y sociales del País, para el apoyo y acompañamiento en las acciones colectivas, necesarias para la protección de los territorios y la defensa de la vida.

La Consejería Mayor del CRIC, hace un llamado a los pueblos, comunidades indígenas y autoridades tradicionales a continuar fortaleciendo el control territorial, el proceso político organizativo de la mano con la Guardia Indígena y a fortalecer la movilización comunitaria. A los sectores sociales y populares a fortalecer la unidad como si fuéramos uno solo, y sobre todo a defender y salvar la paz, darnos la oportunidad de conocer la verdad con el propósito de avanzar hacia una convivencia donde se respete y se reconozca la diversidad cultural.

CONSEJERIA MAYOR

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA – CRIC

Publicaciones relacionadas