La unidad y la resistencia son el camino para seguir exigiendo los derechos a la vida y al territorio

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Desde tempranas horas de la mañana inició la movilización desde el punto de Sameco en el norte de la ciudad de Cali, en este lugar se dieron cita los sindicatos, trabajadores, gremios, pueblos indígenas, comunidades campesinas, afros y universitarios, quienes marcharon con alegría y dignidad donde participaron niños, niñas, mujeres, hombres y mayores, convocando a más personas a sumarse a esta gran caminata por la defensa de la vida y los territorios. También se dieron a conocer pronunciamientos políticos y de exigencia para no seguir siendo vulnerados los derechos humanos.

La marcha en la ciudad de Cali fue multitudinaria y colorida, la cual finalizó en el centro administrativo de esta ciudad con la participación de más de cinco mil personas.

La minga social del suroccidente participo en este paro nacional con el fin de seguir en el planteamiento y la exigencia al debate político frente al tema legislativo y al Plan Nacional de Desarrollo que perjudica la armonía en los territorios. De igual se denuncia el retroceso en los derechos sociales y económicos de las familias colombianas.

Por: Programa de Comunicaciones CRIC

Publicaciones relacionadas