Grupos armados se niegan a abandonar los territorios campesinos e indígenas

A pesar de haberse firmado un acuerdo de paz entre la guerrilla de las FARC y el gobierno nacional, gran parte de los colombianos no han sentido mucha diferencia entre la guerra y el posconflicto. Durante el posacuerdo de paz, se ha incrementado en el territorio Colombiano, la presencia de grupos armados ilegales, las bandas criminales, los paramilitares y las fuerzas estatales, mediante la creación de nuevos puestos de policía y batallones de alta montaña.

Ante la presencia de los grupos armados, las comunidades indígenas y campesinas en asambleas comunitarias, han rechazado de manera contundente la ocupación territorial por parte de estos grupos. Las comunidades han manifestado que no están dispuestas a vivir nuevamente las duras consecuencias de la guerra y por tal razón les han exigido salir de manera inmediata de sus comunidades; como alternativa ante la presencia de los grupos armados, han acordado fortalecer de manera conjunta, el ejercicio de control territorial; es decir cuidar el territorio y proteger la comunidad, instalando puestos de control en distintos lugares de las comunidades, en coordinación con la guardia indígena, la guardia campesinas y las autoridades territoriales.

En la mañana del día miércoles 17 de abril, los territorios de las comunidades del corregimiento de los Andes en Corinto, el Alto, carrizales, la cabaña, la cima, el tablón, el jardín y el mirador, amanecieron pintadas con grafitis alusivos al E.P.L. En las paredes, las puertas de las viviendas, los postes, las piedras y muros, al lado y lado de la vía que conduce del municipio de Corinto al corregimiento de los Andes, se pueden observar letreros y mensajes que anuncian la presencia de este grupo armado.

Es así, como a pesar de las acciones comunitarias de cuidado territorial, la violencia, las amenazas y asesinatos siguen generando desarmonía en las comunidades, los grupos armados no se van, continúan haciendo presencia en los territorios y pareciera que en respuesta a la exigencia de las comunidades, estos han intensificado su estrategia de involucramiento a los jóvenes indígenas y campesinos, prometiéndoles ayudas económicas para que ingresen a sus filas, anunciando su presencia en los territorios mediante grafitis que pintan en las viviendas, los caminos y lugares comunitarios, promoviendo la guerra mediante la lucha armada.

Sin embargo las comunidades no se cansan ni tienen miedo, dicen que continuaran realizando el control territorial en todas las veredas y así se cuidan entre las mismas comunidades, por tal razón no necesitan de ningún grupo armado en sus territorios. “Nosotros ya conocemos las estrategias que usan los grupos armados siempre actúan de esta manera, prometen a los jóvenes ayudas económicas para que se vayan con ellos, confunden a la comunidad y generan temor mediante las armas”.

Les decimos a los jóvenes y a la comunidad que no se dejen confundir ni tengan miedo, nosotros como cuidadores del territorio, desde la guardia indígena estamos acompañando las comunidades en la instalación de los puntos de control territorial cumpliendo los mandatos comunitarios que han ratificado: “No queremos ni necesitamos ningún grupo armado en nuestras comunidades. Con las armas nunca se lograra la paz”. Menciono Gonzalo coordinador de la guardia indígena en Corinto.

Audio. Cord. Guardia Corinto.

Por: Tejido de comunicación Wejxia Kasenxi, cabildo indígena de Corinto.

Related posts

Leave a Comment