Fortalecer la resistencia desde la movilización

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Históricamente los pueblos originarios del Cauca hemos luchado para que el estado y el pueblo colombiano reconozca nuestros derechos como pueblos indígenas; si bien las marchas, mingas y movilizaciones han servido a las comunidades, el respaldo y la única garantía de que el gobierno nos escuche ha sido la vía panamericana.

Hoy necesitamos una acción en la que digamos NO al gobierno nacional, porque no queremos IVA a la canasta familiar, porque estamos cansados del asesinato de nuestros líderes y comuneros, queremos que nuestros jóvenes vayan a la universidad pública, gratuita y de calidad, estamos cansados de producir petróleo y pagar la gasolina tan cara, cansados de la corrupción que toca personajes tan importantes como el Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez, el ex presidente Juan Manuel Santos y el actual presidente Iván Duque con casos como ODEBRETCH y nadie dice nada; y eso es solo es una muestra de lo que es nuestro país.

Colombia se encuentra en un momento clave políticamente; desde hace más de un mes los estudiantes se han tomado las calles y plazas del país; han marchado desde el Amazonas, el Chocó, el Macizo Colombiano y otros rincones de la nación; por ello se encuentran en paro indefinido exigiendo una política pública de educación superior justa, el saneamiento de la deuda del estado con las 32 universidades públicas y presupuesto para seguir funcionando.

Ante este gran paro, el estado ha respondido con represión; el escuadrón asesino del ESMAD ha infiltrado las marchas, las ha saboteado, ha capturado ilegalmente a más de 100 personas y herido a muchas más.

Los camioneros también han convocado a gran paro nacional manifestándose en contra de la reforma tributaria, la chatarrización, la tarifa de fletes y sobre todo el alto costo de la gasolina. Al igual que ellos muchos otros sectores se piensan unir a estas movilizaciones; porque una parte del pueblo colombiano ha entendido que esta es la única forma para que el estado escuche al pueblo.

Muchos indígenas caucanos hemos estado a la expectativa de una gran movilización, “UNA EN LA QUE NOS ESCUCHEN”; porque sentimos que estas políticas del nuevo gobierno no nos representan y que la movilización no da espera; que es ahora cuando tenemos que gritar al mundo que los pueblos originarios estamos vivos, seguimos resistiendo, no nos hemos arrodillado ni lo pensamos hacer.

Movilizaciones como las ocurridas en el gobierno de Álvaro Uribe (2004, 2006, 2008) o las del gobierno Santos (2013, 2015, 2016) nos dejaron una enseñanza, una que es necesario recordar en este momento: “el estado nos atiende, solo cuando nos movilizamos en grande, cuando tocamos realmente sus intereses, cuando paramos”; los estudiantes lo recordaron, los camioneros lo recordaron y quedamos a la espera que el movimiento indígena, ese que ha parado un país cuantas veces ha sido necesario, lo recuerde esta vez.

Escuchemos la autoridad Nej´wesx de Jambaló Harold Secue que nos hace un contexto sobre la situación actual y nos habla de la importancia de la movilización.

De la misma manera, escuchemos un comunero del resguardo indígena de Munchique Los tigres que también nos recuerda como históricamente el movimiento indígena se ha hecho escuchar y respetar es en las vías de hecho.


Por: Tejido de Comunicaciones para la verdad y la vida

Publicaciones relacionadas