“Este territorio representa alma y vida del pueblo Yanakuna, es el lugar donde nos han parido”

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El Macizo colombiano, estrella fluvial de Colombia, está ubicado al sur del departamento del Cauca, en este lugar se gesta la vida de alrededor de 17 ríos, entre ellos el Cauca, Magdalena y Caquetá y hoy está en riesgo por los intereses de la empresa GELEC SAS, que quieren hacer de este espacio de vida una hidroeléctrica.

Los guardianes de la montaña y el páramo, como se le ha denominado al pueblo Yanakuna, han sembrado su ombligo en este territorio, se han enraizado con su tierra y hoy su lucha florece para defender la vida.

No se les ha consultado sobre los impactos que traería este proyecto en su territorio y hoy en día se les desconoce cómo guardianes de la tierra.

“Se dice que en la altura del río Putís y Guachicono se va a realizar una hidroeléctrica. Son nuevas formas de conquista, con otros procedimientos, a través de leyes y licencias.” Manifiesta un compañero.

Y agrega “como Yanakuna no tenemos conocimiento de que se haya hecho una consulta para preguntar si hay comunidades, si se va a afectar la economía y los modos de vida propia que tienen los campesinos, los indígenas y los afrodescendientes”

Ante esta estrategia de despojo, ante esta amenaza, el llamado que hacen los compañeros Yanakuna, de no permitir que nos dividan con falsas ideas de desarrollo es claro.

“La guerra del futuro va a ser por el agua, pero ahora que se presenta la amenaza es que hacemos la alerta, porque en ultimas la gente se divide por las posibilidades de trabajo y desarrollo.

El rio Guachicono es un afluente que nace desde nuestras montañas y nos lo quieren retener para generar proyectos de desarrollo que van en contra de las leyes de la naturaleza y la armonía”

Y es que la estrategia de despojo siempre ha estado en nuestros territorios; durante la conquista nos arrinconaron hacia las montañas y ahora pretenden sacarnos de ellas para adueñarse de nuestros sitios sagrados, cambiando así, nuestras formas de vida y desequilibrando la tierra, tal como paso en Suarez, al norte del departamento del cauca con la represa La Salvajina, donde con una falsa idea de desarrollo la empresa EPSA, desalojo a la comunidad indígena y afro que habitaba esas tierras.

Hoy los pueblos enamorados de la vida, nos juntamos para hacerle minga a la defensa y libertad del Macizo Colombiano y desde el sentir de la mujer del páramo, se hace un llamado a retomar el camino y los sueños de buen vivir que hoy reclama nuestra Madre Tierra.

“Nosotros los pueblos originarios somos uno solo, de pensares y sentires diferentes, pero de la misma tierra. No olvidemos lo propio, de dónde venimos, las raíces y a partir de eso hacer un camino hacia adelante” 

Para la mujer Yanakuna, el Macizo colombiano representa el alma y vida de su pueblo, es el lugar donde los han parido y desde donde los espíritus mayores nos hacen el llamado de defender los territorios, por ello la posición ante esos proyectos extractivistas debe ser clara, no podemos negociar nuestros territorios y ante cualquier estrategia de despojo, terror y guerra juntarnos para defender la alegría de la vida.

Escuchemos el siguiente programa que recoge los sentires del pueblo Yanakuna, Misak y Nasa por el Macizo Colombiano.

Por: Tejido de comunicación ACIN y la beca A viva Voz de Memria.

Publicaciones relacionadas