ENRAIZANDO LA PALABRA DIGNA DE LOS PUEBLOS

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

La comunicación propia es una palabra importante. Tanto así que traspasa las ideas y los procesos y es la que ayuda a caminar la palabra digna de indagar, de preguntar y esa que se atreve a contar las historias reales de los pueblos y procesos en resistencia.

Es por ello que se pensó en las tulpas territoriales de comunicación indígena en el norte del Cauca liderada por los colectivos de comunicación comunitaria Voces de Nuestra Tierra de Jambaló, Nasa Stereo de Toribio, el Tejido de comunicaciones We’jxia Kaa’senxi de Corinto y el Tejido de Comunicación para la Verdad y la Vida de la Çxhab Wala Kiwe. En este espacio sabemos que las herramientas tecnológicas no son el fin, ellas nos permiten materializar las ideas que mediante la palabra se dan. Lo importante de estos procesos formativos es poder tener claridad en torno a las realidades que se viven en los territorios, desde las maquinarias de poderes y cómo desde la comunicación podemos contribuir a cambiar las desarmonías hacia los procesos y pueblos que luchan.

En este espacio de encuentro y formación discutimos cómo motivar a los participantes a perder el miedo a hablar, a expresarse y a entender que cada uno es importante para construir un cambio sobre esos modelos opresores  que quieren generar despojo como la invasión de multinacionales, la militarización en los territorios, o la violencia intrafamiliar problemáticas que en muchas comunidades son similares según lo expuesto por los participantes. Sin embargo, en estas jornadas no se quedó únicamente con la formulación del problema, sino que se plantearon alternativas que van desde la unión, la claridad política, la familia como eje fundamental y así mismo la igualdad para las mujeres muchas veces excluidas de espacios por el pensamiento y la acción patriarcal. 

También se discutió cómo desde narrar contar y entender nuestros contextos podemos motivar procesos de lucha que defiendan la vida. Los participantes compartieron su curiosidad vital para entender y asimilar las raíces de los problemas, por eso en este espacio se compartió el aprendizaje desde las familias; muchos llevaron a sus hijos, algunos todavía apados. Lo valioso es el   compartir y aprender junto con ellos del proceso, la búsqueda de alternativas  y las ganas de hacer escuchar nuestras voces.

Los ponentes del encuentro fueron desde comuneros, autoridades, el senador Feliciano Valencia y la comunicadora indígena Nasa-Misak ex tejedora del tejido de comunicación y perteneciente actualmente al proceso comunicativo Pueblos en Camino Vilma Almendra. Todos desde diferentes miradas, pero con el objetivo de poner una alternativa y un contexto amplio de muchas de las problemáticas que azotan a los procesos. Los tres días del encuentro 28, 29 y 30 de septiembre en el colegio de Juan Tama, territorio ancestral de Canoas, al norte del Cauca, se fueron rápidamente. Se tejieron lazos de unidad entre los participantes con la tarea de ser curiosos, de preguntar de empezar a perder los miedos y de seguir caminando la palabra digna, esa que no se vende, esa que quiere ser semilla de unidad.

Por: Tejido de comunicación para la verdad y la vida

Publicaciones relacionadas