EL GUARDIÁN DEL BOSQUE MÁGICO

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

EL GUARDIÁN DEL BOSQUE MÁGICO

El Bosque mágico es un rincón en el mundo ubicado en la vereda San Pedro del municipio de Santander de Quilichao Cauca, en donde el monte y el ocio ha hecho de las suyas. En este lugar las guaduas son curvas y su magia ha permitido que quienes lleguen a este espacio se recarguen no solo de energía, sino también de memoria.

Diego Serna es el guardián de este bosque, él desde hace 44 años echó a andar la locura y el sueño de liberar su territorio. “Yo quería cambiar el mundo y me di cuenta que es muy difícil, así que decidí hacer mi propio mundo” Manifiesta este loco.


La vida sabrosa empieza por la tierra y el bosque mágico es una muestra de ello, en este lugar la vida va floreciendo, la muerte no existe y Uma Kiwe es libre, ella canta y danza con alegría.

Han sido 44 años de paciencia, lo que ha llevado a que Diego se siga enamorando de la tierra. Le han llegado muchas propuestas de hacer de ese lugar un sitio turístico, de ‘sacarle provecho’ porque para algunos, Diego es un ‘desocupado que no merece tenerlo’, pero él no se hace a la idea, ya que cada árbol, cada guadua representa la memoria de quienes ya no están en este espacio.

“Nosotros estamos detrás de la tranquilidad, yo no voy a dañar un sitio que hecho por tantos años para sacarle dinero”

Diego le ha dado a este espacio un sentido espiritual, él decidió por cada acontecimiento (familiar, nacional e internacional) sembrar un árbol, es así como en este lugar encontraremos desde un guadual en nombre del Nasa Pal Álvaro Ulcue Chocue, hasta un árbol de mango (que para él es un árbol buena onda) con el nombre de Pablo Escobar.

Aquí en el Bosque Mágico la muerte no existe, se muere una persona y sembramos un árbol, o sea que siempre hay vida. Esto está lleno de espíritus.” 

El aporte que hace el compañero Diego a la construcción de una vida sabrosa, es de admirar, no cualquiera le da paso al monte para que también sea libre y extienda su locura sin importar el mojón.

“Hay que tener en cuenta que si nosotros estamos ocupando un sitio aquí en el planeta debemos aportar para un cambio, yo encontré en este sitio la forma de aportarle a la paz, a la tranquilidad y a la convivencia haciendo esto”

La relación del Bosque Mágico con nuestro pueblo se hace tan fuerte como la raíz de cada árbol, Diego manifiesta ser “un Nasa en el cuerpo de un mestizo” y al igual que nuestra gente viene defendiendo la tierra y junto con ella el buen vivir de sus hijos e hijas.

Y como todo proceso, este no ha sido fácil, Diego, junto con su familia ha tenido que levantar este proyecto de vida con lo que el bosque y sus manos le brindan y aunque para muchos parece ser algo complejo, para él significa disfrutar de la vida, “Uno por estar trabajando, no disfruta de la vida. Hay que hacer lo que a uno le gusta así no se gane cantidades de dinero”

Y esto es parte de lo que el Bosque Mágico deja sembrado en nuestros corazones, la energía bonita de este lugar nos hace pensar que un mundo distinto es posible.

Los invitamos a escuchar el siguiente programa, para conocer más sobre este mágico lugar.

Por: Tejido de Comunicación para la verdad y la vida ACIN y La beca A viva voz de Memoria.

Publicaciones relacionadas