Defensores de la Vida y el Territorio realizaron encuentro Nacional de la Guardia Indígena

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Los Kiwe Thegnas o guardias indígenas son cuidadores de la vida, y todos los espacios donde habitan los seres de la madre tierra; que asumen este reto por el amor al trabajo de cuidar el territorio y la comunidad, saben que es necesario su aporte para conseguir el buen vivir o Wët wët finzenxi. Las cosas no son fáciles para cada uno de los integrantes de la guardia, hay muchos sectores que ven en el proceso indígena y la resistencia comunitaria un obstáculo para los intereses personales.

En el norte del Cauca se dio más fuerza a los kiwe thegnas en el año 2001 en la vereda El Tierrero, territorio ancestral de Huellas Caloto; sitio donde se ratifica el proceso como defensores de la vida, ya que desde ahí se partió para fortalecer en muchos más territorios a nivel local, regional y nacional. Se ha caminado la palabra y con la fuerza del bastón se recorren los territorios para cuidarlos. Aquí, en ña guardia indígena se integran: mayores y mayoras, niños, niñas y jóvenes que se sienten orgullosos de ser kiwe thegnas y que tienen claro que la lucha es “hasta que se apague el sol”; Frase que siempre usamos durante los encuentros, mingas y congresos.

Encuentro Nacional de la Guardia Indígena

Con el ánimo de seguir articulando trabajo, saberes y experiencias de lo que está pasando en el país y asumir retos para la defensa de la vida, se realizó el “Encuentro Nacional de Guardia Indígena” el 21 y 22 de febrero en la vereda Bodega Alta, territorio ancestral de Huellas; espacio en donde delegaciones de varias partes del país se reunieron para seguir soñando y construyendo dignidad.

El evento empezó con el ritual de armonización que realizó el Kiwe The (mayor espiritual) a los guardias de todo el país, para que todos y todas estar unidos y contentos en el espacio de formación. Posteriormente se dio inicio a este encuentro con el saludo de bienvenida por parte de las autoridades ancestrales de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca ACINCxhab Wala Kiwe (Territorio del gran pueblo); además asistieron delegados del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC Y la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC.

Posteriormente se hizo una breve presentación de cada delegación por parte de los pueblos indígenas de las cinco macro regionales agrupadas en la ONIC. Cada representante dio a conocer el contexto actual que está viviendo cada pueblo y entre ellos, se mencionaron algunas problemáticas como los asesinatos a líderes indígenas y sociales, además continúan aumentando las persecuciones y amenazas; también se dieron a conocer las temáticas a trabajar durante los dos días:

  • El fortalecimiento de la Guardia indígena Nacional
  • La importancia de Comunicación de las guardias
  • Dotación y Gestión de proyectos para auto sostenimiento

Compromisos del encuentro: Capacitación a los guardias en cuanto a primeros auxilios, brigada de emergencia, derechos humanos, orientación política organizativa, cultural, espiritual, identidad, autonomía, apoyo de las organizaciones indígenas y el Intercambio de experiencias entre guardias regionales, nacionales.

Una de las experiencias  que quedan de este encuentro, es que la guardia indígena que asistía al encuentro, participo en apoyo al cuidado y la defensa de la comunidad, que en esos momentos estaba sufriendo una arremetida por parte del Estado a través del Escuadrón Móvil Anti Disturbios ESMAD; exactamente en el proceso de liberación de la madre tierra que se viene realizando desde hace más de cuatro años en el norte del Cauca.

Estos hechos se dieron en la finca La Emperatriz, del territorio ancestral de Huellas; por lo cual fue necesario la ayuda de toda la comunidad y los guardias indígenas, que sin dudarlo, se apresuraron para impedir que el estado vulnerara los derechos de la comunidad que hace resistencia por incumplimiento del gobierno nacional en cuanto a temas de tierras.

Esta situación que se dio nos reafirma como el estado se mueve en todo el país con sus artimañas de guerra y desolación; por eso es necesario que haya unión entre los procesos de resistencia independiente de su origen étnico, ya sea entre las guardias indígenas, afros y campesinas.

Frente a este encuentro escuchemos a un compañero del pueblo Wayuu del departamento de La Guajira quien nos habla del trabajo realizado durante este espacio.

Por: Tejido de Comunicaciones para la verdad y la vida de la Cxhab Wala Kiwe

Publicaciones relacionadas