Çxji’dx Dxi’j “Camino para la armonización” Una historia jamás contada

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Caminando los 46 años De vida organizativa, lucha y resistencia del CRIC, luego de recorrer los territorios indígenas del Departamento del Cauca, se vuelve nuevamente al territorio nasa de La Susana, Tacueyo. Donde se está llevando a cabo la Junta Directiva Regional de Cabildos, en el marco de la conmemoración de nuestra organización para recordar y hacer memoria del proceso organizativo.

La congregación de la comunidad esta vez se dio en la comunidad de La Susana Tacueyo lugar donde surgió el Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC el 24 de febrero del año 1971.

La llegada del territorio de la Susana fue de gran expectativa, puesto que la mayoría de las comunidades no conocían este magnífico lugar, y por supuesto fue de gran privilegio apreciar este sitio para hacer memoria con los mayores de cómo se enfrentaron con los terratenientes y el poder económico para recuperar las tierras y crear al CRIC.

Los mayores dieron sus orientaciones para poder hacer memoria del surgimiento del CRIC, y a través del pensamiento del ser nasa se dirigieron caminando y dialogando a la Piedra Sagrada que desde la cosmovisión nasa “es la puerta de un camino de armonización” que en legua nasa se escribe “Çxji’dx Dxi”. Que es un sendero profundo que desde la Susana Tacueyo llega hasta límites con el resguardo de Huellas Caloto, este sendero tiene una entrada y una sola salida, pero con muchos caminos dentro, donde los mayores anteriormente lo utilizaron para armonizar a las personas que cometían errores, es decir; las personas que lograban salir es porque la naturaleza podía corregirlas, las que no, la naturaleza los condenaba para siempre.

Las personas y mayores que en pocas ocasiones cruzaban este camino subterráneo lo hacían por medio de armonizaciones, y en repetidas ocasiones lo utilizaron para ocultase del opresor.

El mayor espiritual para contar esta historia primero armonizo la piedra sagrada ofreciéndoles a los espíritus plantas medicinales y bebida tradicional. Este pequeño ritual es para agradecer a los mayores que se fueron adelante, los mismos que cayeron en la lucha por defender nuestra organización y el territorio.

Çxji’dx Dxi’j ó la piedra La Esmeralda, es considerado milenariamente sitio sagrado, pero lamentablemente desde hace un tiempo esta manchado por la religión católica, hoy existe una cruz y quieren colocar la Virgen de Fátima. Según el mayor seguirle el juego a una religión que ayudó a robarnos las tierra no es consecuente con nuestro pensamiento propio.

Por: Programa de Comunicaciones y Estudiantes del programa de Formación en Comunicación Propia Intercultural de la UAIIN-CRIC

Çxji’dx Dxi’j (Camino para la armonización) Una historia jamás contada

Publicaciones relacionadas