Çxhab Wala Kiwe exige respuestas y soluciones a quienes están involucrados en esta absurda guerra

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Çxhab Wala Kiwe exige respuestas y soluciones a quienes están involucrados en esta absurda guerra

Las 22 autoridades indígenas ancestrales de Cxhab Wala Kiwe que hacemos parte del CRIC expresamos el mismo sentir de las denuncias realizadas por las autoridades indígenas del plan de vida Proyecto Nasa, así como sus exigencias frente a los constantes y sistemáticos acontecimientos de violación a los derechos humanos en todas las zonas de nuestros territorios ancestrales, por parte de los diferentes actores armados.

En primera medida nos unimos a la carta abierta dirigida a los líderes de las disidencias de las Farc; donde exigimos conocer de manera inmediata y pública sobre los mandos que están operando en el departamento del Cauca y en particular de las directrices que han dado a los mandos y sus hombres presentes en este territorio contra nuestras comunidades y organización indígena. Instándoles que aclaren su responsabilidad en este genocidio y exterminio, que opera a la manera de un proyecto sicarial.

En segunda medida a la carta abierta enviada al presidente de la República, en la que se denuncia la casi nula respuesta institucional y su notorio desinterés por la construcción de paz con la escasa implementación de los acuerdos firmados, en especial en lo que tiene que ver con el capítulo étnico, así como los acuerdos contraídos con la Minga, y exigimos medidas concertadas y efectivas con extrema urgencia en cumplimento con las medidas cautelares colectivas emitidas por la comisión interamericana de derechos humanos, frente al exterminio al que nuestras comunidades están enfrentando, y donde lo instamos a expresar públicamente su posición los numerosos hechos de violencia, pues sentimos que su silencio legitiman estos actos.

Además de lo expresado queremos añadir de ambas cartas que:

En 2018 se dieron en contexto de territorios indígenas en el norte del Cauca, 46 asesinatos, de estos 26 hacían parte de alguna de las 21 comunidades, 7 de estos hacían parte directa del movimiento indígena, asi; 2 guardias indígenas, 2 liberadores de la madre tierra, un docente y líder indígena, un exconsejero de ACIN y una Autoridad tradicional en ejercicio (Huellas).

Este año a la fecha 19 de octubre de 2019, se han dado 49 asesinatos en contexto de territorios indígenas, 20 pertenecientes a comunidades, 9 de estos con ligación a ACIN así: 5 guardias indígenas, 1 coordinador de movimiento Juvenil, un líder presidente de JAC, y una autoridad en ejercicio, (Tacueyó). En monitoreo de riesgos por amenazas, se registra en 2019; 69 amenazas reportadas, de los cuales 48 son mediante panfletos, 12 casos de mensajes de texto, 2 llamadas telefónicas y 6 amenazas directas o personales.

También es de anotar que hay sobrevivientes de 10 atentados, 3 en los que se utilizaron granadas o artefactos explosivos, los penúltimos 4 dirigidos contra guardia indígena comunidad. Semejante nivel de afectación puede deducirse de intereses poderosos en controlar las economías ilegales y también legales derivadas del narcotráfico, la minería, la extorción, las vacunas el secuestro, y las ganancias de los grades monocultivo de la caña.

Que queremos conocer las relaciones y los intereses en el norte del Cauca tras acciones de grupos armados organizados y grupos delincuenciales identificados como:

  1. Columna móvil JAIME MARTINEZ de disidencias de FARC.
  2. Columna móvil DAGOBERTO RAMOS de disidencias de FARC.
  3. EJERCITO POPULAR DE LIBERACION EPL – PELUSOS.
  4. EJERCITO DE LIBERACION NACIONAL ELN.
  5. GRUPO, FUERZAS UNIDAS DEL PACIFICO.
  6. BANDAS NEOPARAMILITARES.

Águilas Negras (predominante).

Autodefensas Gaitanistas AGC (Suarez).

  1. CARTEL DE SINALOA (chapa utilizada por las disidencias Jaime Martinez y Dagoberto Ramos).
  2. BANDAS DELINCUENCIALES (cascos urbanos de mayor relevancia)
  3. PIE, DE FUERZA PUBLICA, (atribuibles responsabilidades por acción y omisión)

Así mismo recordarles que las autoridades ancestrales indigenas, las guardias milenarias y las comunidades somos el fruto de un largo proceso de lucha y pervivencia de los pueblos originarios, que ancestralmente hemos habitado estos territorios, en consciencia profunda del ordenamiento natural, revelado desde el mundo espiritual por la vivencia de la ley de origen. En esto las comunidades y autoridades indígenas del norte del Cauca han desarrollado en diferentes escenarios colectivos y democráticos, mandatos y acciones de protección y cuidado territorial partiendo de nuestra autonomía reconocida a nivel internacional por los usos y costumbres en los que se desarrolla nuestra capacidad organizativa.

En desarrollo de estos mandatos de protección se adelanta el Plan Minga en Resistencia como un guía del pueblo Nasa para salvaguardar la vida y el territorio, plan construido por las comunidades y aplicados desde el gobierno autónomo indígena, el cual debe de ser apoyado por los organismos encargados de velar por el cumplimiento de las medidas cautelares emitidas por la CIDH.

Entendemos y comprendemos todos los factores estructurales, históricos, sociales, económicos y políticos que están en las causas de este conflicto. Pero entendemos también que hacer la guerra no es el resultado mecánico de estas condiciones, ni del incumplimiento del estado, sino el resultado de una decisión política y estamos en total desacuerdo con la decisión tomada por parte de este sector de las ex – FARC, que consideramos de todas la más equivocada, y rechazamos rotundamente la utilización de imágenes o de cualquier referencia a nuestras mingas o luchas indígenas milenarias, en sus videos o pronunciamientos.

Así mismo, en cumplimiento de los mandatos orientados por la sabiduría de nuestras comunidades, rechazamos a todos los actores en armas y nos declaramos en contra de la guerra en todas sus dimensiones. Esto porque la hemos vivido en carne propia. Estamos en total desacuerdo con la necesidad y la utilidad actuales de la guerra, pues sabemos que el verdadero poder está en la lucha civil, masiva, directa, comunitaria, en montonera, que es el modo demostrado de hacer las cosas mucho más efectivo y eficaz para consolidar un poder popular alternativo y modos de vida más inteligentes como el que nuestro proceso organizativo ha venido desarrollando, donde es la comunidad la que decide sobre las formas de lucha, y donde un modelo distinto con sistemas propios de economía, justicia, educación, salud y bienestar estamos construyendo.

Exigimos que teniendo en cuenta estos datos se dé pronta respuesta a ambas cartas, al tiempo que exigimos el cese de todas las amenazas, atentados y asesinatos que se vienen sucediendo en nuestros territorios, e invitamos al ministerio público y las organizaciones de derechos humanos de nivel nacional e internacional a hacerle seguimiento a nuestras demandas, a visibilizar nuestro proceso de lucha organizativa, política y social pacífica, así como estar atentos frente al plan de exterminio en contra de los pueblos originarios que vivimos actualmente en el territorio Colombiano.

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

Publicaciones relacionadas