Comunidades indígenas del Cauca del CRIC somos desconocidas por el gobierno nacional en el marco de la solución de emergencia por la pandemia del Covid19

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Las 127 comunidades conformantes del CRIC, de 10 pueblos indígenas del Cauca, de 9 zonas del Cauca, con más de 320.000 personas, rechazamos y denunciamos el manejo irresponsable y segmentado políticamente del Estado colombiano, que ha decretado una emergencia nacional, con destinación de grandes recursos públicos para la atención de la misma, pero que no llegan a las comunidades más vulnerables y empobrecidas.

Recordamos que la emergencia por la pandemia del COVID 19 fue declarada por el presidente Duque hace ya 23 días, a partir del cual se han venido implementado una cantidad de decretos legislativos para conjurar la misma, pero ninguna de estas ha tenido en cuenta la diversidad étnica del país; de hecho, su concepción general es para el sector financiero, para los grandes capitales y algo para la parte urbana del país.

Desde el momento en que las comunidades indígenas del CRIC conocimos la declaratoria de la pandemia por la OMS, En Junta directiva del CRIC, se aprobó la Resolución N° 006 Del 17 De marzo De 2020 la cual “Ratifica la continuidad de la emergencia territorial, social, económica y cultural, de los pueblos indígenas declarada en el decreto 982 de 1999 y toma medidas en consecuencia”. Desde los diferentes sistemas propios y en los niveles local, zonal y regional, iniciamos la fase de contención de la siguiente manera: A. 387 puntos de control de la guardia, cada uno con tres turnos, con un promedio entre 5 y 9 guardias por turno; B. adecuación de los programas de salud y de las IPS indígenas y de la AIC para su actuación en esta fase, C. capacitación y comunicación propia a las comunidades para los cuidados y manejos de seguridad, D. adecuación de los programas de educación  y de cada una de las instituciones educativas indígenas para la garantía de la educación a niños, niñas y jóvenes, en el marco de la emergencia, así como la implementación de la pedagogía hacia la comunidad para el autocuidado y la autoprotección, E. apoyo a intercambios de productos entre las diferentes zonas, en algunos casos con el uso tradicional del trueque, y estructuración de dinámicas para la producción la comercialización. F. en cada comunidad se definieron medidas de protección, de tránsito, de aislamiento, de cuidados tradicionales, que cobijan a todos los comuneros y a las personas de fuera de la comunidad.

En consecuencia, la consejería del CRIC comenzó a gestionar la reunión de la Comisión Mixta del decreto 1811 de 2017, que es la instancia oficial de relacionamiento de las comunidades indígenas del CRIC con el gobierno nacional, en la cual participan ministros, directores de entidades y comisionados indígenas de nuestras comunidades, pero el gobierno nacional no ha concretado esta reunión, ni establecido ningún canal de diálogo al respecto. Tampoco a la fecha el  Gobierno Nacional ha adelantado las medidas sobre ayuda humanitaria y los planes para la prevención, contención y mitigación a realizarse en los territorio de los pueblos indígenas del CRIC, pese a que es de su conocimiento la situación de vulnerabilidad en que nos encontramos frente al COVID-19 (circular 0015 del 13 de marzo del 2020 emitida por el Ministerio del Interior y el Ministerio de Salud) y de la existencia legitima y  legal de las estructuras organizativas y de gobernabilidad de los pueblos indígenas en Cauca-CRIC, con las que debe coordinar ( Arto 246 C.P) las acciones tendientes a la protección y garantía de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas ( Ley 21 de 1991, Convenio 169 OIT).

Es importante mencionar al Gobierno Nacional que existe suficiente experiencia y marco jurídico para materializar acciones en coordinación con las autoridades indígenas y sus organizaciones representativas. Esto por cuanto el Consejo Regional Indígena del Cauca   es autoridad tradicional indígena de derecho público de carácter especial, registrado por el Ministerio del Interior mediante resolución 025 de 199. Además, dentro del marco jurídico expedido por el Gobierno Nacional dentro de la declaratoria de la Emergencia de la que trata el Decreto 417 de 2020, permite adelantar contrataciones de manera directa a través de las entidades u organizaciones.

Los esfuerzos que las comunidades del CRIC nos encontramos realizando no son reconocidos por el Gobierno nacional: nuestros guardias necesitan reforzar su bioseguridad, al igual que el personal de los programas y la comunidad en general; por otro lado las restricciones para el tránsito, están originado serias dificultades para la alimentación de las familias y la comercialización de productos, y las necesidades en salud y educación están por encima de los recursos con que contamos; pero entre tanto vemos como el gobierno habla diariamente, por medios de comunicación, de destinación de recursos públicos, que no sabemos en donde se están quedando.

La semana pasada, la ministra del interior, Alicia Arango, con gran despliegue ante medios de comunicación, declaró el inicio del programa “Colombia está contigo, un millón de familias” consistente en “entregar un millón de mercados a comunidades: indígenas, Rom, negras, afrocolombianas, raizales, palenqueras, representantes de Juntas de Acción Comunal, líderes sociales, defensores de derechos humanos, comunidad LGBTI y personas vulnerables referidas por entidades religiosas”. Esta comunicación generó gran expectativa en la población de nuestras comunidades, y algunos políticos interesados en debilitar a nuestra organización, han comenzado a desinformar diciendo que esto fue concertado con el CRIC y que ya comenzaron a llegar dichos mercados. La verdad es que al CRIC se le solicitó el censo indígena por parte del MIN el cual enviamos antes del lanzamiento del programa, pero no se ha visto ningún resultado.

También la ministra Arango Indicó que a la Guardia Indígena le reparten kits de bioseguridad (máscaras, guantes, alcohol y desinfectante), porque ellos “son los encargados de cuidar sus territorios para evitar que entren personas ajenas”. Es decir que la ministra sabe de los esfuerzos de la guardia indígena, pero lo cierto es que por acá no se ve eso que ella promulga de manera pública y con gran despliegue; si no se atienden los 9.000 guardias del Cauca que se encuentran desde hace cuatro semanas en esta tarea, difícilmente vamos a creer que atiendan la guardia de otras partes del país (aunque seguramente no faltará algún dirigente que se preste para la foto).

En esta semana, desde el Ministerio del Interior reconocían la dificultad para hacer llegar las ayudas humanitarias a las diferentes comunidades indígenas del país, por lo que estudiaban la posibilidad de hacer el traslado de los recursos a las comunidades y/o sus organizaciones de manera directa para que allí sean invertidas acorde con su finalidad, pero ahora se nos dice que ello no es posible, ya que eso se está haciendo a través de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y desastres… tramites y más tramites, y al final los recursos se quedan en otras partes.

Va pasar la emergencia por la pandemia,  y las ayudas humanitarias que se constituyeron en la justificación  para decretos legislativos sobre utilización por el gobierno nacional de recursos del Sistema General de Regalías SGR, del Fondo de pensiones de las entidades territoriales FONPET,  de préstamos internacionales y de otros movimientos del presupuesto nacional, no van a llegar a nuestras poblaciones, colocando aún más en riesgo nuestra pervivencia como pueblos y aumentando el riesgo de exterminio físico y cultural declarado por la Corte Constitucional de Colombia en el año 2009.

El Consejo Regional indígena del Cauca requiere públicamente al Gobierno nacional para que sea citada la comisión mixta del decreto 1811, con el fin de concertar: 1. las políticas públicas que el gobierno nacional adoptará para los pueblos indígenas que cobija este decreto, de manera que se actúe con eficacia y transparencia para garantizar los derechos a las 127 comunidades indígenas del CRIC, 2. El plan de contingencia que será presentado por el CRIC, en el marco de esta emergencia por la pandemia.

Hacemos un llamado a la Procuraduría, Contraloría y Defensoría del pueblo para que hagan seguimiento al adecuado funcionamiento de la Comisión Mixta del decreto 1811, y, para que, en el marco de esta emergencia por la pandemia, actúen de acuerdo con sus competencias, para garantizar los derechos de las poblaciones y el adecuado manejo de lo público.

A las comunidades indígenas, a los campesinos, a los afrocolombianos, a los trabajadores, estudiantes y los pobres de las ciudades, los llamamos que continuemos con el proceso de unidad y de lucha, ahora con muchos más motivos ante las condiciones de esta pandemia y las que tendremos que enfrentar en la pos-pandemia.

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA. ABRIL 9 DE 2020.

Publicaciones relacionadas