COMUNICADO: DEFENDER EL TERRITORIO NOS SIGUE COSTANDO LA VIDA

DEFENDER EL TERRITORIO NOS SIGUE COSTANDO LA VIDA

Las lágrimas no pueden evitar cubrir nuestros rostros con dolor, tras la nefasta noticia del asesinato de nuestro entrañable compañero y autoridad Thu’thenas (consejero) JOSÉ MILLER CORREA, líder de gran recorrido e importancia en la historia de nuestro proceso organizativo, quien fue luchador incansable de los derechos de las comunidades indígenas y de los sectores populares de Colombia, convirtiendo este crimen en una gran tragedia para el Cauca, para nuestro país y para todos quienes en cada rincón del mundo buscamos la Paz.

Por esto las comunidades indígenas del norte del Cauca representadas por sus 22 autoridades y los Thu’thensa We’sx delegados por los planes de vida comunitarios, DENUNCIAMOS, RECHAZAMOS Y CONDENAMOS a los ruines culpables en perpetrar este asesinato que evidencia el histórico ataque sistemático a nuestros comuneros, guardias y autoridades.

El Thuthenas Miller Correa, proveniente de Tacueyó, representaba al Plan de Vida Proyecto Nasa en la organización zonal. Había sido guardia indígena y autoridad de su resguardo, coordinador del Plan de Vida, miembro del Movimiento Juvenil Álvaro Ulcué, coordinador del Centro de Educación, Capacitación e Investigación para el desarrollo integral de la Comunidad (CECIDIC), concejal y secretario de educación y de gobierno del municipio de Toribío.  Tan solo hace ocho días su nombre apareció en un panfleto amenazante firmado por las “Águilas Negras Bloque Suroccidente de Colombia”.

Este hecho sucede a seis semanas de las trágicas muertes de nuestro ex coordinador zonal de Guardia Indígena Albeiro Camayo, y los guardias Breiner David Cucuñae y Guillermo Chicame en el territorio de las delicias y se une a las más de 249 amenazas, 235 homicidios 131 hostigamientos, 288 casos de reclutamiento, 93 eventos de persecución a líderes y 73 atentados que se cuentan desde la firma del acuerdo de paz, hasta nuestros días. Con esto ya son 7 autoridades en ejercicio asesinadas 1. Gerson Acosta, 2. Edwin Dagua, 3. Cristina Bautista, 4. Liliana Peña, 5. David Guegue, 6. Argenis Yatacué. 7. Miller Correa y 30 personas con algún grado de liderazgo dentro del proceso organizativo, guardias indígenas, docentes, presidentes de junta, artistas y sabedores ancestrales.

En comparación con otros departamentos, con otros sectores sociales y pueblos indígenas del país es el Cauca y en especial el pueblo Nasa el más afectado, visible en 7 autoridades nasa en ejercicio asesinadas, que en proporción se estiman en 35% los asesinatos a líderes indígenas del total de asesinatos a líderes sociales en el país y de estos alrededor del 50% miembros del pueblo nasa.[1] Adicional a esto el asesinato se da un día después a una coyuntura electoral donde las contradicciones se exacerban y los señalamientos contra los procesos organizativos se agudizan, con la motivación oculta de darle a la oposición política un tratamiento de muerte.

Exigimos por la dignidad de nuestro pueblo, de nuestros líderes y comunidades que se esclarezca este hecho y que se castigue a los culpables materiales e intelectuales, al tiempo que alertamos por la posibilidad de que se sigan perpetuando más muertes y masacres, como ya lo han manifestado los diferentes actores armados que desde la colonización hasta hoy quieren acallar nuestro proceso organizativo para ejercer dominio sobre nuestras comunidades, al tiempo que controlar la extensa cadena del narcotráfico y la extracción de recursos naturales con que cuenta la riqueza de nuestros territorios.

De igual manera responsabilizamos al gobierno nacional, en cabeza de Iván Duque, y al sector político y económico que representa, por la negligencia, la corrupción, la ineptitud y la consecución de su plan de hacer trizas el acuerdo de paz, a fin de mantener la guerra como fundamento de su agenda política y la continuidad de sus ganancias. Exigiendo una y otra vez el fortalecimiento de nuestros mecanismos de protección colectiva dispuestas en las medidas cautelares de la CIDH, la aplicación efectiva de la justicia, la inversión continuada y duradera de políticas de inversión social contra el reclutamiento, la redistribución y el mejoramiento de la propiedad rural, así como todos los acuerdos incumplidos entre el estado y las autoridades indígenas, como verdaderas medidas de construcción de paz.

La cobardía de estos criminales no les da más valor que el que sus propios actos les merece, y les exigimos parar de una vez por todas su actuación a fin de comparecer a los ojos de todas las comunidades que hoy los llaman a rendir cuentas, por las innumerables atrocidades que día a día cometen como miserables, ante un pueblo digno y valeroso que se resiste y que defiende su vida y su territorio hasta las últimas consecuencias.

En memoria de nuestro compañero JOSE MILLER CORREA, seguiremos luchando por la paz y por la vida, tal como lo enseñaron nuestros mayores a los cuales se une el Thu’thenas miller, quien siempre se caracterizó por su sonrisa, por su recocha, por su claridad política y organizativa, así como por la enorme fuerza de su corazón que inspiraba a muchos quienes le conocimos a amar, a tener esperanza y a defender las comunidades y el territorio. Le extendemos un gran abrazo solidario a la familia del compañero Miller y a todos quienes hoy sufren por esta terrible perdida, al tiempo que le agradecemos y le deseamos a nuestro compañero que hoy trasciende al otro espacio, desde el cual nos seguirá acompañando, un buen retorno al seno de la madre tierra.

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

Related posts