Avelina Pancho Aquite, ejemplo de vida

La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, Autoridades, Consejeros, equipo de apoyo como familia nos unimos al dolor de la familia y del pueblo Nasa, por la pérdida de la lideresa Avelina Pancho Aquite; indígena del resguardo de Santa Rosa de Capisisco, Tierradentro Cauca, quien se caracterizó durante su trayectoria de lucha en el Movimiento Indígena por ser una mujer libertaría, que defendió sus ideas, no buscaba el poder, si no cambiar las lógicas de dominación a través de la educación propia y movilizadora.

Avelina, sabedora, madre de dos hijos, hija, lideresa, amiga, compañera, siempre priorizó lo comunitario sobre su interés personal. Mujer sabía, fuerte, dulce y sobre todo con corazón Nasa, mantuvo su relación estrecha con la naturaleza, desde su casa en medio de la brisa, el sol, el fogón de leña y ese territorio ancestral que hoy la llama a su seno. Siempre valoró y resaltó su identidad cultural que se prolonga a través de sus hijos y mujeres, con las que compartió consejos y planteamientos, siempre buscando el buen vivir de su comunidad; sus pensamientos y accionar quedan impreso y zumbando en nuestros pensamientos, para seguir manteniendo la llama de la lucha, de la resistencia, de la defensa generacional de los derechos de los Pueblos.

Entre otras acciones, también se destaca la firmeza de su carácter hasta último momento, la coherencia con los principios del Movimiento Indígena, quien representó el sentir y lucha de las mujeres indígena al participar en múltiples escenarios políticos; enfrentó el sistema colonial de afuera y las prácticas autoritarias organizativas al interior, por lo cual fue muchas veces señalada; pese a ello nunca desistió a sus ideas.

Mujer solidaria con las mujeres, trabajaba en complementariedad con los líderes a quienes enseñaba con su ejemplo. Valoró y cultivó la amistad con aliados con corazón indígena, con quien compartió su saber y su afecto. Luchó en los últimos años por la recuperación de la lengua Nasa Yuwe, por fundamentar la educación propia desde la tulpa y la enseñanza de los mayores. Será un referente para las mujeres indígenas del país y para las nuevas generaciones de líderes y comuneros.

Inició muy joven su cultivar de la vida en el programa de comunicación del CRIC y luego en el programa de etnoeducación. Fue presidenta del CRIC, y representante legal de la AIC, recorrido que la llevó a ser candidata como consejera de la ONIC. Una de las forjadora de la educación propia, creadora de la UAIIN, durante muchos años lideró procesos de negociación con el Gobierno Nacional en las diversas movilizaciones, fue presidenta de la organización zonal NASA Cxacxa y ayudó venciendo los dolores de su penosa enfermedad, en los últimos años en la construcción del plan educativo para el territorio de la Cxab Wala Kiwe.

Desde la profunda convicción que sembró en nosotros como dinamizadora de la educación propia, nos sentimos semillas floreciendo gracias a esa luz que aportó durante tantos años a los procesos sociales y educativos, sabemos que Avelina Pancho Aquite vivirá entre nosotros y junto a nuestros mayores, seguirá alumbrando el sendero de lucha de los Pueblos Indígenas, nutriendo y guiando nuestro camino como espíritu vivo que ahora nuevamente vuelve a sus 51 años al seno de la Madre Tierra.

Gracias, regracias por tu ejemplo de vida, por tu lucha por mantener la llama de la resistencia libertaria: Familia ONIC.

Related posts

Leave a Comment