3er Pronunciamiento frente a la autodenominada columna Dagoberto Ramos

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

3er Pronunciamiento frente a la autodenominada columna Dagoberto Ramos

El Día de ayer en el sector del Tierrero atentan contra la integridad de Edgar Tumiña, Guardia indígena comunero del territorio de Toribio, días después del asesinato de los compañeros Toribio Canas y Umer Noé Mestizo Escué, hijo de otro mártir de nuestro pueblo nasa (Marino Mestizo QPD).

Además de esto la banda delincuencial autodenominada “Columna Dagoberto Ramos”, sigue intimidándonos con panfletos amenazantes donde señalan a compañeros coordinadores de guardia indígena, exigiendo su desvinculación, además del desmonte de la guardia en su totalidad, así como de los puntos de control territorial.

Como dicen los mayores ustedes patinan y patinan, y se hunden en el mismo barro. Rechazamos estas declaraciones y declaramos que nunca dejaremos ni doblegaremos la rodilla ante sus exigencias absurdas, pues nuestras guardias indígenas son mucho más revolucionarias que su lucha desquiciada por el control del narcotráfico.

Es claro que ustedes no le disputan el poder al Estado colombiano en nuestros territorios, sino que por el contrario le están disputando al movimiento indígena sus semillas de poder popular, su derecho a gobernarse y su ejercicio de libre determinación, en un contexto en que declaran objetivo militar a nuestros guardias, autoridades o todo aquel que porte los símbolos y emblemas.

Las autoridades ancestrales, las guardias milenarias y las comunidades indígenas somos el fruto de un largo proceso de lucha y pervivencia de los pueblos originarios, que ancestralmente hemos habitado estos territorios, en consciencia profunda del ordenamiento natural, revelado desde el mundo espiritual por la vivencia de la ley de origen. Nosotros llevamos 527 años luchando contra la invasión y la conquista del territorio por parte de la corona española, terratenientes y multinacionales, en el que nuestros compañeros, los que ustedes mencionan y todos quienes dan la vida por este proceso, no responden ni al gobierno nacional, ni a las intimidaciones de grupos armados, responden a los mandatos comunitarios y congresos organizativos de los cuales son representantes.

Nunca coordinaremos acciones con la fuerza pública, pues estos obedecen a los intereses de las elites de turno y no aceptamos ni aceptaremos ningún actor armado en nuestro territorio, sea legal e ilegal. Exigimos que paren sus asesinatos de una buena vez y declaramos que en cumplimiento de los mandatos seguiremos desarrollando las acciones de control territorial, desde la fuerza de la palabra, la razón y la chonta, amparados en la ley de origen y el derecho mayor que orientan nuestro gobierno propio.

Responsabilizamos igualmente al Gobierno Nacional por incumplir con la implementación de los acuerdos de paz, así como de la incapacidad de asegurar la vida de 130 excombatientes de las FARC asesinados hasta la fecha, e invitamos al ministerio público y las organizaciones de derechos humanos de nivel nacional e internacional a visibilizar nuestro proceso de lucha organizativa, política y social pacífica, así como estar atentos frente al plan de exterminio en contra de nuestro pueblo nasa del norte del cauca y demás sectores sociales de Colombia.

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

Publicaciones relacionadas