2do Pronunciamiento frente a la Columna Dagoberto Ramos

Compartir en Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

2do Pronunciamiento frente a la Columna Dagoberto Ramos

El día de hoy 29 de agosto sale otro comunicado, firmado por la autodenominada columna Dagoberto Ramos en donde aseguran que recibimos financiación de parte del ministerio de defensa y amenazan de muerte a algunos de nuestros jurídicos y coordinadores de Guardia. 

La columna Dagoberto Ramos rechaza nuestras acciones de control territorial y nos tilda de ejercer una política cercana a la de la oligarquía de este país,  acusaciones que no pueden ser más que el resultado de la ignorancia, pues a quien redacta estos comunicados le bastaría solamente echar un vistazo a los titulares de los medios de comunicación oficiales, para saber que la política del CRIC y la ACIN es cualquier cosa, menos proclive al estado. Las diferentes mingas y movilizaciones siempre han sido estigmatizadas, nuestras demandas tildadas de radicales, atacadas por los sectores más retardatarios del país y han significado las más importantes acciones contra el régimen guerrerista de las elites en Colombia.

Sin ánimo pendenciero, nos parece que a menudo ustedes no le disputan el poder al Estado colombiano en nuestros territorios, sino que por el contrario le están disputando al movimiento indígena sus gérmenes de poder popular, su derecho a gobernarse y su ejercicio de libre determinación, en un contexto en que declaran objetivo militar a nuestros guardias, autoridades o todo aquel que porte los símbolos y emblemas que representan el espíritu de nuestro proceso. 

Aclaramos que nunca hemos recibido recursos de parte del ministerio de defensa, y que no coordinamos acciones con actor armado de ningún tipo, pues como autoridades y estructura organizativa nos regimos exclusivamente por los mandatos comunitarios orientados por los diferentes congresos y asambleas de nuestro proceso organizativo. Por lo que seguiremos ejerciendo nuestra jurisdicción especial en el marco el ejercicio de control territorial, con todo lo que ello implique.

Rechazamos rotundamente a los actores en armas y les exigimos parar de una vez por todas los asesinatos, las amenazas e intimidaciones, pues toda guerra tiene límites y no somos los de abajo los culpables o victimarios, seguimos siendo víctimas de unos y de los otros, dado que la guerra es funcional a la oligarquía, que en este momento intenta desestabilizar zonas como la nuestra, donde existen mejores niveles político-organizativos de resistencia y reclamo.

Denunciamos al gobierno nacional como los primeros responsables de esta situación de paz frustrada en el País, con los embates contra la JEP, el incumplimiento de las 16 curules para las víctimas, la inseguridad a excombatiente con 150 asesinados hasta el día de hoy  y el incumplimiento con la integralidad de los puntos del acuerdo de paz, en especial el capítulo étnico. Por lo cual exigimos al gobierno nacional a que cumpla con lo pactado que hace parte del bloque de constitucionalidad.

Convocamos al ministerio público y las organizaciones de derechos humanos de nivel nacional e internacional a visibilizar nuestro proceso de lucha organizativa, política y social pacífica, así como estar atentos frente al plan de exterminio en contra de nuestro pueblo nasa del norte del cauca y demás sectores sociales de Colombia. 

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

Publicaciones relacionadas