El aprendizaje del bosque seco tropical, sus enseñanzas para los que se aprovechan y no escuchan – Daniel Campo Palacios

Esta historia comienza en un tiempo bravo que algunos señores de libros llaman el Mioceno, hace tanto que casi nada tenía nombre. El planeta se estaba acomodando por todos sus rincones, incluido el nuestro, que entonces tenía una forma muy distinta, pues no había todavía montañas ni ríos, al menos no como nosotros los conocemos. La superficie del planeta está hecha de varios pedazos de tierra grandísimos que llaman placas tectónicas, estas por ese entonces se estaban moviendo para buscarse un lugar. En esta búsqueda se encontraron dos placas, una…

Read More