Inicio

"En plenos acuerdos firmados del proceso de paz continua el exterminio del pueblo Awa en Nariño"

Frente al exterminio sistemático que nos han sometido, resistimos Después de hacer un análisis entre autoridades, consejeros y lideres de nuestra organización Unidad Indigena del pueblo Awá UNIPA frente al homicidio del hermano Camilo Roberto Taicús Bisbicus, queremos informar a la...

Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

El Comité de Integración del Macizo Colombiano – CIMA, denuncia ante la opinión pública la crítica situación de derechos humanos que enfrentan comunidades, organizaciones, líderes y lideresas y hoy tiene atemorizada la región del Macizo Colombiano y coloca en máxima alerta al movimiento...

“La tierra no créese pero las familias si”

“La tierra no créese pero las familias si”

Un joven que anteriormente participó  en  Movimiento juvenil, cuanta que  la liberación de la Madre Tierra es muy importante hacerle seguimiento, porque estas tierras pertenecieron a nuestros ancestros. "Hoy nosotros  que somos la futura generación queremos bajar a la...

  • "En plenos acuerdos firmados del proceso de paz continua el exterminio del pueblo Awa en Nariño"

    Lunes, 29 Agosto 2016 13:51
  • Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

    Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

    Martes, 30 Agosto 2016 09:23
  • “La tierra no créese pero las familias si”

    “La tierra no créese pero las familias si”

    Miércoles, 31 Agosto 2016 11:24

Nuestra Palabra

En esta minga de resistencia también hablamos de liberar la Madre Tierra, pero no negociamos con quienes nos asesinan.

Como pueblo Nasa rechazamos rotundamente la brutal arremetida de la fuerza publica y el vil asesinato de nuestros tres  compañeros  GERSAIN CERON del Resguardo ancestral de las Mercedes del pueblo Nasa; MARCOS AURELIO DIAZ del Resguardo la Aguada territorio de Sath Tama Kiwe de Caldono del pueblo Nasa; WELLINGTON QUIBARECAMA NEQUIRUCAMA del pueblo Embera, los mas 142 heridos y dos judicializados hasta la fecha en el marco de minga de resistencia por la vida, el territorio, la dignidad, la paz y cumplimiento de acuerdos que inicio  el 30 de mayo del 2016 en diferentes puntos del Departamento del Cauca y del país.

“No es lo mismo sentarse a dialogar que a negociar” palabras de los liberadores y liberadoras de la Madre Tierra en el norte del Cauca. Y no es lo mismo cuando nos masacran y corre nuestra sangre, como la de nuestro compañero GUILLERMO PAVÍ  que retorno al seno de la Madre Tierra mientras la liberaba en el 2015.

 

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Segundo dia Saakhelu Tacueyo

Nuestra Palabra Kueta Susuza

Contexto Colombiano

Vivencias Globales

  • Diversas organizaciones defienden propuesta legal para impedir la criminalización de las Radios Comunitarias

    La iniciativa legal fue presentada por el Senador Alejandro Navarro en diciembre del 2015 y busca eliminar las penas privativas de libertad para la radiodifusión sin licencia, modificando el artículo 36 B a) de la Ley General de Telecomunicaciones en donde las radios comunitarias han sido las principales afectadas. De aprobarse el proyecto, se eliminaría una importante barrera para el ejercicio pleno de la libertad de expresión y del derecho a la comunicación en Chile.

     
  • El planeta pierde 33 mil hectáreas de tierra fértil por día

    IPS, 19 de agosto, 2016.- El mundo pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año, lo que equivale a 33.000 hectáreas diarias, de 30 a 35 veces más que la proporción histórica.

     
  • Nicaragua: tierras para los rusos y despojo para los indígenas

    La demanda de demarcación de las tierras indígenas fue presentada desde hace diez años por el Gobierno Comunal Creole de Bluefields. LA PRENSA/LISSA VILLAGRA

    El Gobierno de Nicaragua ofreció cuatro millones de hectáreas disponibles del territorio nacional durante la Ronda de Negocios y Foro Mediático Rusia-América Latina, que se desarrolló el 30 de marzo en Uruguay.

    El ofrecimiento fue calificado como una “contradicción obscena”, por el abogado constitucionalista Gabriel Álvarez, teniendo en cuenta que el 30 de marzo la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti) reconoció solo el siete por ciento de las tierras que el Gobierno Comunal Creole de Bluefields (GCCB) reclamaba desde hace diez años.

     

Comunicados

Jambalo: Comunicado a la Opinión Pública

Reciban un Amable y Fraternal saludo de Armonía, Hermandad, Paz y de Resistencia por parte de los NEJWE’SX – AUTORIDADES TRADICIONALES.

El Cabildo Indígena del Resguardo de Jambaló Cauca, entidad pública de carácter especial, sin ánimo de lucro, cuya creación fue determinada por la Ley 89 de 1890 de la extinguida República de Colombia, y cuya personería jurídica y fundamentos jurídicos se derivan de la Ley 153 de 1887, y regido por la Ley 21 de 1991 que ratifica el Convenio 169 de la OIT, La Constitución Política de Colombia de 1991 y demás disposiciones aplicables de acuerdo a su régimen especial.

 

(302)
Las autoridades tradicionales no han ofrecido la guardia indígena, para Salvaguardar zonas de ubicación de las FARC

Comunicado a la Opinión Pública Nacional e Internacional
 Ante el artículo aparecido el día 25 de febrero del presente año en el periódico el
Espectador titulado “Guardia indígena se ofrece para salvaguardar zonas de ubicación de las FARC”, la Consejería mayor del CRIC se permite aclarar lo siguiente: 

(2708)

Documentos

Ratificamos Nuestro Compromiso con la Paz de Colombia, Valorando Positivamente el Fin Del Conflicto Armado Y Posicionándonos Decididamente con el SI en el Plebiscito.

 La consejería del CRIC, tomando como base el punto 6 de la junta directiva celebrada los días 26 y 27 de julio del presente año, ratifica su decisión de apoyar y participar activamente en la campaña por el SI al plebiscito, realizar pedagogía por la paz desde nuestra dinámica organizativa e insistir en una sesión con delegados de la mesa de la Habana en la María, Piendamó, territorio de convivencia, diálogo y negociación de la sociedad civil.  

(202)
¡LA PAZ SÍ ES CON NOSOTROS (AS)!

Históricamente los pueblos indígenas  hemos venido reclamando la Paz en Colombia. Desde la llegada de los españoles a nuestros territorios: la violencia, el saqueo y el despojo, se convirtieron en una constante para quienes hemos resistido a la guerra, por esto apoyamos este importante paso para que luego de 52 años de confrontación armada, se cierre un ciclo doloroso y trágico para Colombia: el conflicto armado. 

(224)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

El no rotundo de los nasas a la minería

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alt

No la quieren en sus tierras. Ni a grande, ni a pequeña, ni a mediana escala; ni mucho menos a cielo abierto. Ni la legal ni la ilegal. Ni siquiera la ejercida por ellos mismos. Eso contaba Andrés Almendra antes de que comenzara el ‘Primer encuentro intercultural en defensa de la Madre Tierra’
 
Los indígenas nasas libraron la primera gran batalla contra la minería en el río Mondomo (norte del Cauca). La consigna era: si nos toca dar la vida, la damos, pero nuestro territorio lo respetan, cuenta Andrés Almendra, comunero. Tres retroexcavadoras, siete dragas y ocho motobombas habían sido instaladas en las riberas. La guardia indígena de los resguardos Las Mercedes y la Laguna Siberia enfrentó a los invasores. Aparecieron con sus bastones de chonta y sus banderas rojas y verdes. No sabían si los obreros que estaban extrayendo oro tenían licencia para estar allí. No importaba. No queremos ningún tipo de minería en nuestro territorio, repite Almendra.
 
Hicieron un primer llamado: tienen 20 días para desalojar. No cumplieron. Vino una segunda alerta: no estamos jugando, salgan de nuestras tierras. No cumplieron. En la tercera visita no hubo necesidad de palabras: le prendieron fuego a la maquinaria y se lanzaron a la batalla. Los mineros, que al parecer venían de Antioquia por su acento parsimonioso y arrastrado, respondieron con disparos que milagrosamente no hirieron a nadie. Eran por lo menos 150 indígenas bravos, indignados, dispuestos a pelear hasta la muerte. Los intrusos huyeron y no volvieron. Un año después, no han vuelto.
Los nasas tienen una posición clara, radical, frente a la minería. No la quieren en sus tierras. Ni a grande, ni a pequeña, ni a mediana escala; ni mucho menos a cielo abierto. Ni la legal ni la ilegal. Ni siquiera la ejercida por ellos mismos. Eso contaba Andrés Almendra antes de que comenzara el ‘Primer encuentro intercultural en defensa de la Madre Tierra’, que se celebraba en el resguardo de la Laguna, en Caldono, Cauca. Citaron a indígenas y campesinos para contarles, en las voces de académicos que viajaron desde Bogotá, por qué la extracción minera en su territorio no es conveniente.
 
Almendra vestía una camiseta verde y un jean, y llevaba una mochila de hilo terciada. Con su hablado rápido, fuerte y fluido repetía que la minería sólo trae descomposición social. Pobreza. Decía: “Para la muestra un botón: los españoles entraron por Nariño, y desde 1525 explotan oro en Barbacoas, que es una población negra. ¿Y ellos tienen plata hoy? Viven aún más pobres que nosotros. En más miseria. Me da pena hablar de ellos, pero es así”.
 
El cálculo que hace este hombre de 47 años, de mamá guambiana y papá nasa, bajito, sonriente, es que en Caldono hay 24 puntos que las multinacionales mineras han solicitado para exploración y explotación. Y uno más que ya fue entregado. Al parecer, a una empresa paisa (ver mapa).
Dice “estamos rodeados de solicitudes: hay 60 mil hectáreas comprometidas”. Dice “venga se las enumero: el río Salado, que tiene por lo menos 22 kilómetros, está pedido todo. Está pedido el cerro Cresta de Gallo, que es sagrado para el pueblo nasa de Caldono. También la quebrada Piedra Pintada, que está en el límite con Santander de Quilichao y más abajito, la quebrada Las Mercedes. Está pedida la desembocadura del río Mondomo con el río Ovejas, y la del río Ovejas con el río Pescador. Y ahí subimos a la quebrada Salinas. Por el otro lado está pedido el río Mermejal en tres puntos y subimos hasta la parte alta del río Pescador...”. Y la lista sigue y Almendra repite estamos rodeados.
 
Todo eso lo dijo Andrés Almendra desde un salón vacío, contiguo al sitio del encuentro. Afuera, resguardados en una carpa gigante, con un calor de 23 grados, los adultos escuchaban a los expositores, concentrados, asintiendo con la cabeza; y los niños corrían y se reían y se encaramaban en las columnas que sostenían el plástico. En la parte de atrás, en pailas y ollas gigantezcas, las mujeres, guiadas por Teresa Chepe — la capitana, la máxima autoridad del cabildo— cocinaban sopas y arroz y carne para los cientos que harían fila más tarde.
 
Andrés Almendra dice que tiene cara de guambiano —como la de la mamá que lo regaló—, pero se siente nasa —como el papá que murió de pena moral cuando en la guerra bipartidista lo persiguieron y despojaron de todo. Todo—. Al que realmente llamó papá fue a Julio Conda, un señor que lo crió como su cuarto hijo. Era además un dirigente poderoso del norte del Cauca. “Todo lo que tengo en mi cabeza es de él. Fui aprendiendo de esa identidad política”.
 
Bien podría describirse a Almendra con las mismas palabras que él habla de su padre. Un líder poderoso. Incansable. Su primera pelea la dio por la recuperación de tierras. Las otras tantas las ha dado como concejal de Caldono, como gobernador del cabildo y hoy, como comunero —que es lo mismo que decir líder, aunque ellos no están de acuerdo con esta expresión—. Siendo concejal le dispararon seis veces y le incrustaron dos balas y no murió “porque no era el día”.
 
Siendo concejal vivió la batalla del agua, que ganó el pueblo nasa en Caldono. Decidieron no apoyar el llamado Plan Departamental de Aguas que pretendía —pretendía, porque ya el mismo Gobierno aceptó que había fracasado— reorganizar la administración de este servicio en el país. Dijeron que no se iban a adherir porque eso significaba privatizar y mercantilizar el servicio. Que no lo harían porque los acueductos comunitarios, que es como ellos han venido manejado el agua, les han funcionado. Nadie pudo convencerlos. Ganaron.
 
Y ni hablar de las batallas que han tenido que librar para estar aislados del conflicto. De las balas cruzadas. De las venganzas entre grupos armados ilegales y legales. El último episodio de esa guerra le costó la vida al nasa Fabián Guetió, de 21 años. Fue un error militar, dijo el Ejército, y la comunidad se enfureció y exigió que ningún uniformado volviera a patrullar en las veredas.
A los terratenientes. A los errores militares. A las hostilidades de unos y otros, se sumó la minería. Y ellos, a seguir resistiendo.
 
En algún momento, de alguna comunidad indígena, nació esta idea: crear unos territorios mineros indígenas, que en otras palabras significaba quitarles el negocio a las multinacionales mineras para dejárselo a ellos. Si esas compañías van a explotar nuestros recursos, entonces hagámoslo nosotros, parecía ser la consigna. Los nasas dieron un no definitivo desde un principio. Y se mantuvieron en esa posición, con la misma fuerza que han resistido históricamente. Con la misma fuerza de la que se han valido para que otros pueblos se sumen a su causa.
 
Andrés Almendra hace los siguientes cálculos: cuando comenzó su lucha sustancial contra la minería, ni siquiera los seis resguardos nasas que habitan en el Cauca estaban de acuerdo. Hoy todos los nasas son uno solo en esta batalla. Y hay otros 36 resguardos (de 117 que existen en el Cauca) que también se han declarado en contra de toda clase de minería. Esto lo contaba Idelber Aranda León, gobernador del resguardo indígena de la Laguna Siberia, mientras las presentaciones de los académicos seguían afuera, en la carpa, y el sol se hacía más bochornoso.
 
Aranda camina siempre con su bastón. Siempre, también, lleva ropas formales. Para este encuentro vestía camisa azul, pantalón café y zapatos negros. Cuando se le pide que resuma en un argumento, en un solo argumento, la esencia de su causa, dice: “La minería no es una cosmovisión de los indígenas. ¿El oro de quién ha sido? ¿Quiénes han sido los mineros? Las negritudes. Nosotros lo que hemos hecho es trabajar la agricultura. Nosotros decimos que la tierra es nuestra madre y que el oro es la sangre de ella, ¿cómo la vamos a desangrar? Estaríamos matándola. Entonces, ¿es nuestra madre o no lo es?”.
 
Carolina Gutiérrez Torres
Enviada Especial. El Espectador. Caldono, Cauca
Octubre 14 de 2012
 

Add comment

Visitas

13814326
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
1317
9534
10851
13739934
244580
335035
13814326

Tu IP: 54.91.18.51
Server Time: 2016-09-26 03:45:21

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones