Inicio
Repudiamos el asesinato y la violencia sexual contra las mujeres

Repudiamos el asesinato y la violencia sexual contra las mujeres

  En medio de un contexto de agresión integral que viven las comunidades del norte del Cauca, nuevamente lamentamos informar a la comunidad nacional e internacional que nuestros comuneros y comuneras siguen siendo víctimas de la violencia que no da tregua a los pobladores de la...

Desalojo violento en La Emperatriz del Resguardo de Huellas - Caloto

Desalojo violento en La Emperatriz del Resguardo de Huellas - Caloto

  La comunidad de Huellas, Toez y López Adentro de Caloto, llevan más de tres meses en la Hacienda La Emperatriz, liberándola de la contaminación de los monocultivos de la caña. La comunidad ha manifestado varios gestos de respeto, de actuar sin violencia  frente a las...

Continúa la agresión a nuestros comuneros y comuneras indígenas en el norte del Cauca

Continúa la agresión a nuestros comuneros y comuneras indígenas en el norte del Cauca

  La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN, integrada por 20 autoridades tradicionales, damos a conocer hechos que desequilibran y desarmonizan nuestro territorio al igual que manifestamos nuestra voz de rechazo e indignación contra todos los hechos de...

  • Repudiamos el asesinato y la violencia sexual contra las mujeres

    Repudiamos el asesinato y la violencia sexual contra las mujeres

    Martes, 26 Mayo 2015 20:52
  • Desalojo violento en La Emperatriz del Resguardo de Huellas - Caloto

    Desalojo violento en La Emperatriz del Resguardo de Huellas - Caloto

    Jueves, 28 Mayo 2015 11:10
  • Continúa la agresión a nuestros comuneros y comuneras indígenas en el norte del Cauca

    Continúa la agresión a nuestros comuneros y comuneras indígenas en el norte del Cauca

    Jueves, 28 Mayo 2015 16:33

Nuestra Palabra

El "presidente de la paz” hunde a Colombia en el abismo de la guerra


El Presidente de Colombia ha respondido al cese al fuego unilateral e indefinido de las FARC, decretado en una fase avanzada del proceso de negociación de La Habana, con acciones de guerra  total.

Menú Multimedia

  • Video inicio

    LA CAÑA DE AZÚCAR PRIMA EN LA AGRICULTURA

Nuestra Palabra Kueta Susuza

  • ¡Lo que cuesta la libertad de la Madre Tierra!

     
    Comunicado a la opinión pública. Después de noventa (90) días de calma, de trabajo mancomunado de hombres, mujeres, niños y ancianos, convencidos laboraron en mingas comunitarias, para plantar en el maíz en las 500 H. Alimento para las familias que serán compartidas entre todos como bien mandata los principios de la comunidad Nasa.
     
  • Comunidad Nasa de Huellas Caloto rechaza las agresiones del ESMAD contra su pueblo y la población liberadora de la Madre tierra en Corinto Cauca

    El derecho a la tierra y el territorio es la esencia del pueblo indígena para poder hablar de paz

    Las comunidades indígenas del  resguardo de Huellas Caloto, rechazan y ven con mucha preocupación la violencia que utiliza la fuerza pública para desalojar a las comunidades que se encuentran haciendo el legítimo ejercicio de liberación de la Madre Tierra.

     
  • La comunidad de Corinto retoma la fuerza y vuelve a las fincas tras la arremetida del ESMAD

    DE MANERA VIOLENTA F...
    Tras la brutal arremetida de la fuerza pública contra la comunidad de Corinto, sucedida desde horas de la mañana del día de ayer, 22 de mayo de 2015, la comunidad volvió a los sitios de concentración donde fueron atacados (las fincas de Miraflores, García Arriba y García Abajo). Hoy, tras encontrar cenizas en donde se construyeron los cambuches, las cocinas y las tulpas y al ver aplastadas las matas de maíz, plátano y yuca que se sembraron en minga, la comunidad volvió a las concentraciones, haciendo esfuerzos para recobrar la calma y la fuerza. A pesar de la rabia y el dolor volvieron y sigue llegando más gente dispuesta a ayudar a reconstruir lo perdido y a respaldar la decisión de mantenerse allí, a pesar de haber perdido sus cultivos. La gente ha dicho que volverán a sembrar.

Contexto Colombiano

  • Desplazados tras bombardeo en Guapi ascienden a 394

    dlr-desplazados-guapi
    Más de 300 personas se han desplazado hacia la cabecera municipal por temor de enfrentamientos entre las Farc y la Fuerza Pública. Foto: Defensoría del Pueblo.
     
    Continúa en aumento la cifra de personas que han abandonado sus viviendas en los alrededores del sitio donde ocurrió el operativo en el que la Fuerza Pública mató a 26 guerrilleros de las Farc. Los desplazados se están concentrando en el casco urbano por temor a nuevos enfrentamientos y por falta de alimentos. Se teme que la situación se agrave.
     
  • Colombia: Restitución de tierras o la legitimación del despojo

    El fracaso de la política de restitución de tierras no solo enterraría este derecho de las víctimas sino que legitimaría las prácticas de despojo por parte de grandes actores económicos.
     
  • Canoas: Minga de Control Territorial para limpiar el territorio de los cultivos de uso ilícito

    Canoas: Minga de Con...

     
    El día 21 de mayo del presente año el Cabildo del Canoas realizó actividades de control territorial bajo la resolución del 14 de noviembre del 2014, emanado en el resguardo de Munchique los Tigres, la resolución dice lo siguiente.
     

Vivencias Globales

Comunicados

Cauca: Una vez más seguimos siendo Victimas del atropello por parte de la fuerza pública
Comunicado a la opinión pública: Una vez más seguimos siendo Victimas del atropello por parte de la fuerza pública dentro de nuestro derecho legítimo de liberación de la madre tierra.  La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN, en cumplimiento de los principios culturales y territoriales como pueblos indígenas del territorio, con el propósito de restablecer la Armonía y el Equilibrio de la Madre Tierra, en el ejercicio de la Autonomía indígena ha mandato la liberación de nuestra madre tierra por las diferentes comunidades que integran la Cxhab Wala Kiwe –ACIN articulado al movimiento indígena regional y nacional.
(201)
De manera violenta fuerza pública intenta desajolar a comunidades indígenas que liberan la Madre Tierra en Corinto Cauca
A ciencia cierta no sabemos hasta dónde puede llegar la inhumanidad de las personas, lo único cierto es que cuando alguien actúa adoctrinado obedeciendo órdenes superiores aunque representen al Estado son capaces de arremeter hasta a su propio pueblo. Es el caso que las comunidades indígenas vivieron hoy 22 de mayo en las tierras de nuestros ancestros que desde el pasado mes de diciembre ocupamos en el municipio de Corinto Cauca debido al constante incumplimiento por parte del gobierno nacional.
(847)

Documentos

Semana internacional de la desaparición forzada
COMUNICADO PUBLICO: JORNADA CONTRA LA IMPUNIDAD POR LA MEMORIA DE LAS VICTIMAS DE DESAPARICION FORZADA 
En Colombia las entidades oficiales dan cuenta de más de 45.000 personas Desparecidas Forzadamente, Las Desapariciones Forzadas tienen un profundo impacto psicosocial tanto en las victimas más directas como en sus familiares, quienes se enfrentan a la incertidumbre sobre el paradero y la situación de sus seres queridos. La prioridad de las familias es encontrar rápidamente sus seres queridos para prevenir su muerte y otros delitos relacionados como la tortura y la violencia sexual.
(16)
Recordando con el corazón: Elsa Alvarado y Mario Calderon
Recordando a ELSA ALVARADO Y MARIO CALDERON. MARIO había sido sacerdote jesuita y había trabajado en Tierralta (Córdoba) de donde salió cuando fue asesinado uno de sus compañeros y él mismo se sintió en alto riesgo. Trabajaba como investigador social del Centro de Investigación y Educación Popular -Cinep-; era miembro del grupo de Asesores Culturales Locales del Instituto Distrital de Cultura y Turismo; fue docente en centros universitarios; trabajó en diversas instituciones de promoción de la Ecología y con un grupo de amigos había conformado la Asociación Reserva Natural Sumapaz.
(38)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

La mentira y la difamación como políticas de Estado

Ratio:  / 0
MaloBueno 
alt
Estado de algunas viviendas en la vereda La Esperanza, durante el comienzo del retorno en 2006. Foto: Jorge Mata, Surimages.
 
En ya numerosas ocasiones nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó le ha solicitado al Presidente de la República, jefe constitucional de la fuerza pública, que ponga remedio a la mentira sistemática, a los montajes, a las campañas de difamación y deshonra que la Brigada XVII del Ejército, la Policía de Urabá, otros organismos de seguridad e inteligencia, a la par con el poder judicial y otros órganos del Estado, han mantenido durante 15 años contra nuestra Comunidad, pero con su silencio, indolencia e inacción la Presidencia se ha vuelto más que cómplice de estos crímenes, todos ellos íntimamente ligados a las masacres, las desapariciones, asesinatos, torturas, desplazamientos, violaciones, saqueos, asaltos, amenazas, anuncios de exterminio, montajes judiciales y otros numerosos crímenes que se ven preparados, seguidos y acompañados por la calumnia y la mentira como estrategia de justificación.
 
En 2009 denunciamos repetidas veces la ilegalidad de mantener en las instalaciones de la Brigada XVII al desmovilizado de las FARC alias “Samir”, en violación de todas las normas emitidas por el mismo gobierno para la desmovilización de los alzados en armas. Siempre las instancias del Estado nos respondieron que el hecho era “legal” en contradicción con todos los textos legales que nosotros citamos, sin explicar por qué se admitían dichas contradicciones. Muy pronto se descubrió que la Brigada quería utilizar a “Samir” como falso testigo contra nuestra Comunidad y ello se evidenció en la entrevista que el ex ministro Fernando Londoño Hoyos le hizo el 28 de mayo de 2009 por “Radio Super”, donde el afán de mentir del primero y la presión por hacer mentir del segundo confluyeron en una impresionante colección de calumnias que evidenciaban la carencia absoluta de principios éticos y morales de ambos y la vileza, suciedad, abyección y perversidad de sus procederes. Pero era evidente que detrás de dichas calumnias estaba la Brigada XVII, como podía comprobarse en la convergencia de esas calumnias con otras muchas antes denunciadas. Nuestra Comunidad, en un documento público, respondió a ese libelo demostrando la falsedad de cada una de sus afirmaciones.
 
Una víctima central de ese tejido de calumnias fue el acompañante de nuestra Comunidad EDUAR LANCHERO, quien generosamente nos había acompañado en todas nuestra amarguras y tragedias desde que iniciamos nuestro camino como Comunidad de Paz, pues Eduar, desde que había optado por servir a las víctimas, había acariciado el sueño de poder “convertir el dolor en esperanza”, que fue el camino que nos enseñó y que compartimos con él durante 15 años, hasta que murió de un cáncer el pasado 27 de junio. Conocedores de la fuerza moral que significaba su   presencia entre  nosotros, militares y paramilitares se propusieron eliminarlo y al menos en 25 ocasiones que fueron denunciadas públicamente, intentaron asesinarlo o estigmatizarlo gravemente para destruir su honra y sus derechos. El gobierno jamás quiso protegerlo, ni siquiera en respuesta a las exigencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de otros organismos internacionales; siempre toleró y patrocinó todas las vilezas que contra él se perpetraron desde la Brigada XVII y desde otros organismos del Estado en la región.
 
El jueves 4 de octubre de 2012, hacia las 19:00 horas, alias “Samir”, desde su domicilio en la Brigada XVII donde se han confeccionado todas  sus mentiras, calumnias y suciedades, pronunciándose a través de emisoras locales como “Antena Estéreo” y la emisora del Ejército en la Brigada XVII, manifestó su alegría por la muerte de Eduar, a quien nuevamente calumnió calificándolo como “ideólogo de las FARC”, acusando nuevamente a nuestra Comunidad de trabajar en coordinación con las FARC, hasta llegar a decir que nuestros comunicados públicos son “orientados por las FARC”.  Allí mismo afirmó que él mantiene informantes en la zona, que lo ponen al tanto de todo lo que ocurre, y le hizo un llamado a la Comunidad para que corrija su camino, ya que Eduar no está presente. Es cosa sabida y probada hasta la saciedad, que cualquier denuncia por calumnia, injuria o falsedad contra alias “Samir”, es tiempo perdido, pues la protección del Estado a este criminal ha sido manifiesta, explícita, tozuda y contumaz. No importa que el gobierno sea acusado de emitir mentiras altamente dañinas para la honra de las personas y radicalmente violatorias de los derechos  humanos por emisoras que pertenecen a instituciones del Estado. Lo sabemos de sobra: la justicia no hará absolutamente nada para investigar ni sancionar a los responsables ni a sus cadenas de mando.
 
En nuestra constancia anterior (Octubre 5/12) habíamos denunciado el tiroteo que se presentó en el caserío de San José el jueves 4 de octubre de 2012 hacia las 19:50 horas por espacio de 50 minutos, tiroteo en el cual resultó herido en su propia casa el civil ALBERTO ARIZA, de 32 años y padre de dos niños. El viernes 5 de octubre de 2012, durante todo el día, los medios locales estuvieron dando la noticia de un supuesto combate entre el ejército y la guerrilla, señalando al civil herido como “guerrillero”. Luego de investigar el hecho analizando las trayectorias de los proyectiles y de interrogar a muchos pobladores del caserío, no nos queda duda alguna de que los proyectiles venían de la base militar y estaban dirigidos contra las viviendas de los pobladores. Todos los testigos afirman que los militares disparaban desaforadamente en todas direcciones y que, como era de noche, las balas se veían avanzar, luminosas e incandescentes, en clara proveniencia de la base militar. Además nadie pudo ver a ningún guerrillero disparando y por ello se pone en duda la versión de un supuesto ataque de la guerrilla a la base militar. Se desmintió como dato absolutamente falso el que desde alguna vivienda hubieran salido disparos y como algo mucho más falso aún, el que la víctima fuera un guerrillero o tuviera armas, como de manera infame lo dio a entender el comandante del puesto militar, cuando ingresó a su casa y le pidió a la familia de Alberto que “le entregara el uniforme de guerrillero que él usaba”. Él es a todas luces un civil, padre de familia, integrante de una congregación cristiana del lugar y trabajador en la obra que actualmente se adelanta en la carretera, cuyos compañeros y directivos realizaron un cese de trabajo al día siguiente en protesta por el vil atentado del ejército contra él. Con toda evidencia, el proyectil que hirió a Alberto provenía de la base militar, pues impactó la pared de la vivienda desde esa dirección y en la misma dirección atravesó una escoba que estaba junto a la puerta y por último el cuerpo de Alberto, quien se disponía a abrir la puerta luego de escuchar el llanto de unos niños en medio de la balacera.
 
Este mismo día, un delegado de la Defensoría del Pueblo se trasladó al caserío de San José y se reunió con un grupo de pobladores ante quienes hizo una defensa del ejército, exonerándolo de toda responsabilidad en el crimen, sin haber estado presente y desatendiendo todos los testimonios presenciales. Dicho “defensor” visitó la vivienda de la víctima donde hizo interpretaciones completamente ilógicas sobre la trayectoria de los proyectiles. Los pobladores se burlaron de su falta de cordura y le preguntaron si era defensor del pueblo o defensor de los militares.
 
El sábado 6 de octubre, varios habitantes del casco urbano de San José se acercaron a miembros de nuestra Comunidad de Paz para comentarles que otras casas del caserío habían sido impactadas por los disparos de los militares y policías desde sus respectivas bases. Esta información se comprobó y se encontró que había cinco viviendas averiadas, además de la escuela de San José, la cual tiene varios impactos. Este mismo día, el equipo de comunicación de nuestra Comunidad se acercó a fotografiar las casas averiadas por los disparos, pero los uniformados que allí se encontraban se opusieron a que los miembros de nuestra Comunidad registraran fotográficamente los daños, aduciendo que ellos no poseían carnés de periodistas, por lo que les prohibieron rotundamente fotografiar el lugar, amenazándolos de detención y de decomiso de sus cámaras. Así el crimen quedaba completado con el encubrimiento, la obstrucción de la verdad y el ocultamiento de pruebas, lo que confirma la conciencia de culpa. Todo esto alcanzó niveles extraordinarios de descaro, cuando los mismos militares intimidaron a los pobladores prohibiéndoles que afirmaran que las heridas de Alberto habían sido causadas por el ejército y presionándolos a que afirmaran en cambio que ellas habían sido causadas por la guerrilla, mientras nadie había visto a ningún guerrillero esa noche. Sobra todo comentario.
 
Nuevamente nuestra Comunidad le insiste al gobierno que acate la sentencia T-1206 de 2001, la cual prohíbe ubicar puestos de policía y bases militares en medio de la población civil, aportando criterios y doctrina constitucional de gran nitidez sobre la carencia de toda legitimidad y legalidad para imponer a las poblaciones civiles riesgos de violencia sobreviniente que los pobladores no tienen por qué soportar. Los ya numerosísimos hechos de violencia vividos por los pobladores de San José, causados por la presencia de la fuerza pública en sus espacios de vida y trabajo, que siempre buscan utilizar a la población civil como escudo, demuestran la sabiduría de la Corte Constitucional en dicha jurisprudencia y la tozudez de un gobierno que busca siempre victimizar a la población civil que no es de su incondicional adhesión.
 
Invocamos otra vez la solidaridad de quienes nos conocen y que desde muchos rincones de Colombia y de otros países del mundo lloran con nosotros a nuestras víctimas y nos dan aliento moral en medio de la barbarie. Estamos seguros que muchos de ellos, quienes conocieron la extraordinaria altura moral y la generosidad a toda prueba de Eduar, manifestarán su indignación ante las nuevas vilezas del gobierno, que quizás frustrado por no haberlo podido asesinar en tantos intentos, ahora quiere manchar su memoria con la más repugnante suciedad.
 
alt
Después de la masacre de febrero de 2005, las fuerzas de seguridad se instalaron perrmanentemente en el casco urbano de San José de Apartadó,
provocando el desplazamiento de la Comunidad de Paz a la finca La Holandita, lugar ahora conocido como San Josesito. Foto: Jorge Mata, Surimages.
 
Comunidad de Paz de San José de Apartadó
Octubre 9 de 2012
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Add comment

Visitas

7742533
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
11255
12765
59904
7608427
357930
319626
7742533

Tu IP: 54.167.174.11
Server Time: 2015-05-28 21:17:46

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones