Inicio
Canoas: Minga de Control Territorial para limpiar el territorio de los cultivos de uso ilícito

Canoas: Minga de Control Territorial para limpiar el territorio de los cultivos de uso ilícito

  El día 21 de mayo del presente año el Cabildo del Canoas realizó actividades de control territorial bajo la resolución del 14 de noviembre del 2014, emanado en el resguardo de Munchique los Tigres, la resolución dice lo siguiente.

La comunidad de Corinto retoma la fuerza y vuelve a las fincas tras la arremetida del ESMAD

La comunidad de Corinto retoma la fuerza y vuelve a las fincas tras la arremetida del ESMAD

  Tras la brutal arremetida de la fuerza pública contra la comunidad de Corinto, sucedida desde horas de la mañana del día de ayer, 22 de mayo de 2015, la comunidad volvió a los sitios de concentración donde fueron atacados (las fincas de Miraflores, García Arriba y García...

De manera violenta fuerza pública intenta desajolar a comunidades indígenas que liberan la Madre Tierra en Corinto Cauca

De manera violenta fuerza pública intenta desajolar a comunidades indígenas que liberan la Madre Tierra en Corinto Cauca

  A ciencia cierta no sabemos hasta dónde puede llegar la inhumanidad de las personas, lo único cierto es que cuando alguien actúa adoctrinado obedeciendo órdenes superiores aunque representen al Estado son capaces de arremeter hasta a su propio pueblo. Es el caso que las...

  • Canoas: Minga de Control Territorial para limpiar el territorio de los cultivos de uso ilícito

    Canoas: Minga de Control Territorial para limpiar el territorio de los cultivos de uso ilícito

    Viernes, 22 Mayo 2015 13:13
  • La comunidad de Corinto retoma la fuerza y vuelve a las fincas tras la arremetida del ESMAD

    La comunidad de Corinto retoma la fuerza y vuelve a las fincas tras la arremetida del ESMAD

    Sábado, 23 Mayo 2015 12:47
  • De manera violenta fuerza pública intenta desajolar a comunidades indígenas que liberan la Madre Tierra en Corinto Cauca

    De manera violenta fuerza pública intenta desajolar a comunidades indígenas que liberan la Madre Tierra en Corinto Cauca

    Sábado, 23 Mayo 2015 13:12

Nuestra Palabra

Corinto: Con hambre no hay paz, por eso seguiremos liberando la Madre Tierra

Corinto: Con hambre ...
Ante la negativa del gobierno nacional frente a las exigencias de las comunidades que continúan en las acciones de liberación de la Madre Tierra en el norte del Cauca, éstas decidieron permanecer concentrados en las haciendas realizando trabajo comunitario para mejorar los sitios de albergue y mingas de siembra de productos de pan coger como maíz, yuca, frijol y plátano. Este trabajo fue realizado entre las comunidades de base y las autoridades de los cabildos.

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Consulta Autónoma Pueblorrico Antioquia

Nuestra Palabra Kueta Susuza

Contexto Colombiano

  • Colombia: Restitución de tierras o la legitimación del despojo

    El fracaso de la política de restitución de tierras no solo enterraría este derecho de las víctimas sino que legitimaría las prácticas de despojo por parte de grandes actores económicos.
     
  • La comunidad de Huellas sigue en alerta tras el violento desalojo del ESMAD en Corinto

    Luego de tres meses de haber iniciado las acciones de liberación de la Madre Tierra, la comunidad del resguardo de Huellas ha realizado mingas para la limpieza del terreno y el cultivo de alimentos como plátano, yuca, maíz, frijol y han tumbado la caña. 

     
  • Árbol que nace torcido…

    1. El pasado 15 de mayo se cumplieron tres años de la aprobación del TLC con Estados Unidos. Los resultados de su implementación en este periodo no podían ser diferentes, porque el árbol se sembró mal desde el principio. El acuerdo no es para que Estados Unidos compre más a Colombia, sino para que ese país pueda deshacerse de sus excedentes de mercancías. Por eso no sorprenden los resultados, aunque sí obligan a realizar un llamado de alerta a los colombianos por sus consecuencias.
       

Vivencias Globales

Comunicados

Comunicado de apoyo al paro de FECODE. En defensa del derecho a la educación pública
Colombia si requiere un cambio en el sistema educativo Nacional, un  cambio estructural de fondo, no un cambio simplemente para cumplir los estándares internacionales y competir con “calidad”. No  podemos continuar con un sistema educativo que ha convertido la educación en un negocio,  “un servicio”, que está lejos de garantizarlo  como un  derecho fundamental como lo plantea la constitución nacional  y  las normas internacionales.
(672)
Propuestas al movimiento popular y por derechos humanos en la Audiencia Pública

 

Esta Audiencia tiene el propósito de compartir un análisis sobre las razones que llevan al Estado a una respuesta militar a nuestras acciones. ¿Qué se esconde en esa agresiva política? ¿Por qué tan desmedidos en sus acciones? ¿Se trata solamente de la mala intención de algunos uniformados? ¿Hay detrás una estrategia, unas razones? Permítannos compartir nuestras reflexiones y proponer algunas alternativas a modo de preguntas.
(773)

Documentos

Posible desplazamiento masivo del Consejo Comunitario Alto Guapi, por bombardeo del ejército a las Farc en Guapi (Costa Pacifica de Cauca)

Las comunidad de San Agustín, Rosario y Naranjo del Consejo comunitario del Alto Guapi – municipio de Guapi en la costa pacífica de Cauca, están en máximo riesgo de desplazamiento masivo como consecuencia de los bombardeos presentados al terminar la tarde del 21 de mayo de 2015 al parecer de la Infantería de marina No 42 con sede en Guapi contra una columna del frente 29 de las FARC.
(433)
Comunicado Público: Salud Hernandez señala a campesinos del Catatumbo
Las Organizaciones sociales, populares, organizaciones defensoras de derechos humanos y la comunidad del departamento de Norte de Santander de la República de Colombia, rechazamos contundentemente los señalamientos temerarios y ofensivos hechos por la periodista, Salud Hernández Mora a través de su columna de opinión del domingo 10 de Mayo en el periódico el Tiempo, titulada “¿Ratas Humanas?”.
(40)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

El Ámbito de los Diálogos en Colombia: Respeto a la libertad de luchar por la Libertad

Ratio:  / 0
MaloBueno 
alt
El agobio de análisis y posiciones frente al proceso de paz es de esperar. Saldrán más. Igual que con muchos otros eventos y hechos, es un hecho que la capacidad estratégica del régimen (del que hace parte el Estado Colombiano) para manejar estas reacciones y predecirlas. Un componente demostrado a partir del golpe de Honduras es que incitan estas abundantes reacciones. 
 
Excitan para que sean abundantes y agobiantes hasta cansar lectores y sujetos interesados para marginar a quienes escriben, proponen, denuncian, a hablar entre ellas y ellos. Entre nosotrxs. Conseguido esto, pueden seguir adelante a puerta cerrada con su agenda. Creo que esto "va bien" para el régimen en el tema de Negociaciones de Paz Gobierno-Insurgencia. Por ahora esta dinámica, que parece inevitable y juega a su favor, pone en evidencia de nuevo, la incapacidad estratégica de los procesos institucionales, organizativos y colectivos. Si existiera esa capacidad, se priorizaría con sabiduría para discernir y convertir en práctica lo que se quiere, lo que se puede y lo que se debe hacer. Cuentan con esta incapacidad para servirse de reacciones para auto-agobiarnos y marginarnos.
 
Paradójicamente escribo, con lo cual contribuyo al agobio para aportar a superarlo poniendo en evidencia esta dificultad. Dicho esto planteo, de nuevo estratégicamente y sembrando al viento lo siguiente:
 
Ámbito y Alcance de los Diálogos
 
Habría que hacer lo posible para que esta negociación entre insurgencia y Gobierno Colombiano prospere de manera rápida y eficaz dentro de la agenda propuesta para que los armados firmen su paz. Eso, por duro que suene, es lo prioritario. Que han matado y muerto a nombre de nuestra lucha y de la de ellas y ellos es un hecho. Que abierta y directamente el régimen usa la guerra para beneficio de la acumulación y que transformó la guerra, venga de donde venga para beneficio de proyectos de ocupación extractivista, es evidente. Que además esa guerra terminó siendo un obstáculo abierto para la movilización popular de resistencia y transformación es discutido, pero es realmente indiscutible. Es decir, que esa guerra que ahora es entre ellos pero contra los pueblos tiene que acabarse y de la única forma posible: que acuerden su paz. Eso no debería ser interferido, ni manipulado, ni obstaculizado por nada ni nadie. 
 
Estorbos Externos y Posibilidades de la Agenda Acordada
 
El mayor obstáculo externo para ese fin de la guerra, es precisamente ese: la presión externa!!!. Viene, claro, desde el régimen que ES externo y transnacional e imperial. Pero en la práctica ese actor es indiscernible del Gobierno y de sus voceros y agentes. El gobierno es el imperio transnacional y sus intereses, no es el pueblo. La insurgencia en la mesa, es un actor armado, que representa en lo esencial sus intereses y lo que le queda de legitimidad en defensa de intereses colectivos (evidentemente muy reducida si es que queda algo). La agenda acordada refleja esta realidad. Negocian ante todo el fin de los combates!!! Eso es de lo que se trata. A cambio de resolver jurídicamente, socialmente, políticamente y económicamente la situación y el futuro de las tropas de la insurgencia. 
 
Allí entra el tema tierras, el tema participación política etc. Inevitablemente, esta agenda desborda y tiene que desbordar lo particular del fin de la guerra entre armados. Participación política y tierras son para eso. Pero en una lógica clara y en un ámbito preciso: no es para hacer una reforma agraria integral, ni es para transformar las estructuras político electorales. No hay condiciones para esto, pero sí para aprovechar la negociación y abrir unos espacios. 
 
Hacer algunos cambios que abran espacios absolutamente cerrados y en proceso de asfixiar al campo y a la oposición político-electoral. Con la negociación se podría proteger (como máximo) la posibilidad concreta de no entregar el campo totalmente a proyectos extractivistas y de no eliminar en el unanimismo, los espacios de oposición político-electoral partidistas democráticos. Para esto no es la negociación ni de una transformación estructural depende la firma de acuerdos. Pero el mínimo que se logre en lo concreto debe pelearse adentro y servirá sin duda para que afuera y abajo, las luchas encuentren espacio más allá de las negociaciones y muy por encima y por fuera y claramente a pesar de quienes negocian, para actuar con libertad en su propio nombre sin quedar restringidos por las decisiones de negociadores ni bajo el control de lo acordado. No se negocia la autonomía popular. De las negociaciones y acuerdos no sale, no debe salir, no puede definirse ni orientarse la lucha popular por la dignidad y contra el imperio. No tienen ese mandato quienes negocian su paz. Nadie se los dio, no debe dárseles y por esa razón, la presión sobre la mesa de negociación es para que lleguen a acuerdos en estos aspectos concretos de lo político-electoral y tierras:
 
1. Que entre ellos logren un mínimo de garantías que hoy no existen y que se vienen eliminando, para que estos ámbitos permanezcan abiertos. 
2. Que acuerden de manera explícita o por lo menos evidente, que ninguno de los firmantes y participantes en la mesa puede arrogarse más la representación del pueblo y del país. Esas no son mesas de negociación del pueblo Colombiano. Son las mesas de negociación del régimen y de la insurgencia y de esa guerra que termina siendo su guerra por la dinámica histórica que la ha conducido en esa dirección. Que deben acordar y firmar el respeto a la voluntad y a la lucha popular que los supera. Ese sí sería el fin de la guerra. El reconocimiento definitivo de que esos en guerra no son Colombia ni su pueblo. El respeto, finalmente, a que llegará el día en que el pueblo se represente a sí mismo y Colombia no cabe en quienes participan en esas mesas. 
3. Dado lo anterior, que pretende ser ético y estratégico sobre la base de que nadie debe (aunque hasta ahora hayan podido a sangre y fuego) usurpar la vocación, capacidad y procesos de los pueblos que hacen a un país (empezando por hacer una agenda política desde abajo); lo coherente es que esas mesas sean observadas por el país todo, pero que el ámbito y alcance de lo que se negocie se limite a un mínimo práctico que cabe en la agenda y abra con respeto la libertad que nos han negado, o, como mínimo, la libertad para luchar por esa libertad que hasta ahora nos han negado. Por eso digo con firmeza a compañeras y compañeros de organizaciones, partidos, grupos: dejen de tratar de meterse a la mesa y de meternos allí. Lo que tenemos es que exigir que nos dejen por fuera de su tarea puntual que vigilamos, que sientan que son ellos los que están dentro de nosotros (y nosotros no cabemos dentro de sus agendas e intereses, nunca cupimos) en un espacio reducido y limitado y que en esos acuerdos y en el proceso aparezca lo negado, que somos mucho y muchxs más que lo que se aborda entre quienes negocian CARAJO!!
 
Las Víctimas, los recursos públicos y los Bienes Comunes
 
Finalmente, que en la mesa se negocia un botín enorme. Por lo menos y como mínimo, el enorme presupuesto de guerra del estado y los territorios vedados por la guerra. Ese botín no es de ellos ni pueden definir su destino entre ellos. Es público, colectivo y debe ser DEVUELTO a sus legítimos dueños: La Nación Colombiana y los pueblos. Ese botín debe ser identificado, mínimamente cuantificado y definido para que una porción precisa y reducida sirva como garantía de los acuerdos de paz y del desarme y el resto sea entregado al pueblo colombiano. La transformación del Botín secuestrado hasta ahora en recurso público y bienes comunes debe ser un resultado parcial de las negociaciones y el sentido de la lucha popular desde ahora.
 
Dado que ese recurso existe y que la guerra es, ha sido y será por otras vías para despojar a los pueblos y al país de esos recursos, los primeros depositarios de esos recursos y bienes, en justicia, son las víctimas del conflicto. A mi juicio, el único participante con voz y voto, con capacidad y derecho legítimo de participación en condiciones de igualdad, deben ser las víctimas. Si el MOVICE en su propuesta presentada recientemente, recoge esta vocería, el MOVICE en nombre y en interlocución con las víctimas del conflicto, debe estar allí con pleno poder negociador. Nada más práctico, justo ni estratégico que esto. Que no se repartan el botín entre ellos sino que lo devuelvan, o que sienten bases reales para que sea devuelto, a las víctimas directas y a toda Colombia, transformada en víctima de quienes ahora se sientan a negociar con esa tendencia arrogante que los ha llevado a asumir que son nosotras y nosotros, que son todos y todas y no lo son. La Colombia víctima de esa arrogancia debe estar representada allí para que la transición de víctimas a sujetos empiece allí, para ser devuelta a nuestro proyecto colectivo de construir país en Minga.
 
Futuro: Los que negocian en el lugar que les corresponde 
 
Si esto se logra, la lucha contra el modelo, que rebasa a las víctimas, pero del que somos víctimas, habrá llegado en la proporción que es viable, a las negociaciones. Sin estorbar, se abre el camino posterior para consolidar la capacidad colectiva de construir paso a paso e inventando el camino sin recetas de jefes o líderes, un país de los pueblos sin dueños por fuera de las mesas de negociación e incluyendo a las facciones entre los pueblos pero NUNCA MÁS a los pueblos dentro de facciones. 
 
Prepararnos para luchar con todas nuestras capacidades particulares y colectivas contra el modelo de despojo y por la reapropiación colectiva de bienes colectivos, nacionales, comunes, igual que libertades, derechos fundamentales y la posibilidad de superar el modelo de despojo y reemplazarlo por procesos autónomos y planes de vida, requiere que en estas negociaciones entre el gobierno a nombre del régimen y la insurgencia a nombre de una guerra que ya no es popular, en presencia de la Víctimas, se generen condiciones concretas para el fin de los combates con los recursos requeridos y posibles y que las víctimas estén allí a nombre de todo el pueblo para garantizar algo de justicia y que la rapiña por el botín que hoy distorsiona toda esta negociación desde dentro y fuera se convierta en la base de la devolución del país a sus pueblos. Pero esa reapropiación colectiva de Colombia, esa Minga, no cabe en la mesa y ya viene caminando por fuera. 
 
Lo peor que podría acontecer es que por el afán de caber en la mesa y conseguir una porción de lo negociado, no sólo no se acaben los combates sino que en la repartición egoísta y vanidosa, nos quedemos de nuevo, sin pueblos, sin dignidad y sin libertad. 
 
Manuel Rozental   
Pueblos en Camino
Tejiendo Resistencias y Autonomías
Entre Pueblos y Procesos.

Add comment

Visitas

009209
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
9209
11403
9209
7608427
307235
319626
9209

Tu IP: 50.16.41.165
Server Time: 2015-05-24 20:24:41

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones