Inicio

"En plenos acuerdos firmados del proceso de paz continua el exterminio del pueblo Awa en Nariño"

Frente al exterminio sistemático que nos han sometido, resistimos Después de hacer un análisis entre autoridades, consejeros y lideres de nuestra organización Unidad Indigena del pueblo Awá UNIPA frente al homicidio del hermano Camilo Roberto Taicús Bisbicus, queremos informar a la...

Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

El Comité de Integración del Macizo Colombiano – CIMA, denuncia ante la opinión pública la crítica situación de derechos humanos que enfrentan comunidades, organizaciones, líderes y lideresas y hoy tiene atemorizada la región del Macizo Colombiano y coloca en máxima alerta al movimiento...

“La tierra no créese pero las familias si”

“La tierra no créese pero las familias si”

Un joven que anteriormente participó  en  Movimiento juvenil, cuanta que  la liberación de la Madre Tierra es muy importante hacerle seguimiento, porque estas tierras pertenecieron a nuestros ancestros. "Hoy nosotros  que somos la futura generación queremos bajar a la...

  • "En plenos acuerdos firmados del proceso de paz continua el exterminio del pueblo Awa en Nariño"

    Lunes, 29 Agosto 2016 13:51
  • Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

    Graves Violaciones Generan Alerta en el Macizo Colombiano

    Martes, 30 Agosto 2016 09:23
  • “La tierra no créese pero las familias si”

    “La tierra no créese pero las familias si”

    Miércoles, 31 Agosto 2016 11:24

Nuestra Palabra

En esta minga de resistencia también hablamos de liberar la Madre Tierra, pero no negociamos con quienes nos asesinan.

Como pueblo Nasa rechazamos rotundamente la brutal arremetida de la fuerza publica y el vil asesinato de nuestros tres  compañeros  GERSAIN CERON del Resguardo ancestral de las Mercedes del pueblo Nasa; MARCOS AURELIO DIAZ del Resguardo la Aguada territorio de Sath Tama Kiwe de Caldono del pueblo Nasa; WELLINGTON QUIBARECAMA NEQUIRUCAMA del pueblo Embera, los mas 142 heridos y dos judicializados hasta la fecha en el marco de minga de resistencia por la vida, el territorio, la dignidad, la paz y cumplimiento de acuerdos que inicio  el 30 de mayo del 2016 en diferentes puntos del Departamento del Cauca y del país.

“No es lo mismo sentarse a dialogar que a negociar” palabras de los liberadores y liberadoras de la Madre Tierra en el norte del Cauca. Y no es lo mismo cuando nos masacran y corre nuestra sangre, como la de nuestro compañero GUILLERMO PAVÍ  que retorno al seno de la Madre Tierra mientras la liberaba en el 2015.

 

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Segundo dia Saakhelu Tacueyo

Nuestra Palabra Kueta Susuza

Contexto Colombiano

Vivencias Globales

  • Diversas organizaciones defienden propuesta legal para impedir la criminalización de las Radios Comunitarias

    La iniciativa legal fue presentada por el Senador Alejandro Navarro en diciembre del 2015 y busca eliminar las penas privativas de libertad para la radiodifusión sin licencia, modificando el artículo 36 B a) de la Ley General de Telecomunicaciones en donde las radios comunitarias han sido las principales afectadas. De aprobarse el proyecto, se eliminaría una importante barrera para el ejercicio pleno de la libertad de expresión y del derecho a la comunicación en Chile.

     
  • El planeta pierde 33 mil hectáreas de tierra fértil por día

    IPS, 19 de agosto, 2016.- El mundo pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año, lo que equivale a 33.000 hectáreas diarias, de 30 a 35 veces más que la proporción histórica.

     
  • Nicaragua: tierras para los rusos y despojo para los indígenas

    La demanda de demarcación de las tierras indígenas fue presentada desde hace diez años por el Gobierno Comunal Creole de Bluefields. LA PRENSA/LISSA VILLAGRA

    El Gobierno de Nicaragua ofreció cuatro millones de hectáreas disponibles del territorio nacional durante la Ronda de Negocios y Foro Mediático Rusia-América Latina, que se desarrolló el 30 de marzo en Uruguay.

    El ofrecimiento fue calificado como una “contradicción obscena”, por el abogado constitucionalista Gabriel Álvarez, teniendo en cuenta que el 30 de marzo la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti) reconoció solo el siete por ciento de las tierras que el Gobierno Comunal Creole de Bluefields (GCCB) reclamaba desde hace diez años.

     

Comunicados

Jambalo: Comunicado a la Opinión Pública

Reciban un Amable y Fraternal saludo de Armonía, Hermandad, Paz y de Resistencia por parte de los NEJWE’SX – AUTORIDADES TRADICIONALES.

El Cabildo Indígena del Resguardo de Jambaló Cauca, entidad pública de carácter especial, sin ánimo de lucro, cuya creación fue determinada por la Ley 89 de 1890 de la extinguida República de Colombia, y cuya personería jurídica y fundamentos jurídicos se derivan de la Ley 153 de 1887, y regido por la Ley 21 de 1991 que ratifica el Convenio 169 de la OIT, La Constitución Política de Colombia de 1991 y demás disposiciones aplicables de acuerdo a su régimen especial.

 

(301)
Las autoridades tradicionales no han ofrecido la guardia indígena, para Salvaguardar zonas de ubicación de las FARC

Comunicado a la Opinión Pública Nacional e Internacional
 Ante el artículo aparecido el día 25 de febrero del presente año en el periódico el
Espectador titulado “Guardia indígena se ofrece para salvaguardar zonas de ubicación de las FARC”, la Consejería mayor del CRIC se permite aclarar lo siguiente: 

(2708)

Documentos

Ratificamos Nuestro Compromiso con la Paz de Colombia, Valorando Positivamente el Fin Del Conflicto Armado Y Posicionándonos Decididamente con el SI en el Plebiscito.

 La consejería del CRIC, tomando como base el punto 6 de la junta directiva celebrada los días 26 y 27 de julio del presente año, ratifica su decisión de apoyar y participar activamente en la campaña por el SI al plebiscito, realizar pedagogía por la paz desde nuestra dinámica organizativa e insistir en una sesión con delegados de la mesa de la Habana en la María, Piendamó, territorio de convivencia, diálogo y negociación de la sociedad civil.  

(201)
¡LA PAZ SÍ ES CON NOSOTROS (AS)!

Históricamente los pueblos indígenas  hemos venido reclamando la Paz en Colombia. Desde la llegada de los españoles a nuestros territorios: la violencia, el saqueo y el despojo, se convirtieron en una constante para quienes hemos resistido a la guerra, por esto apoyamos este importante paso para que luego de 52 años de confrontación armada, se cierre un ciclo doloroso y trágico para Colombia: el conflicto armado. 

(224)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

El Ámbito de los Diálogos en Colombia: Respeto a la libertad de luchar por la Libertad

Ratio:  / 0
MaloBueno 
alt
El agobio de análisis y posiciones frente al proceso de paz es de esperar. Saldrán más. Igual que con muchos otros eventos y hechos, es un hecho que la capacidad estratégica del régimen (del que hace parte el Estado Colombiano) para manejar estas reacciones y predecirlas. Un componente demostrado a partir del golpe de Honduras es que incitan estas abundantes reacciones. 
 
Excitan para que sean abundantes y agobiantes hasta cansar lectores y sujetos interesados para marginar a quienes escriben, proponen, denuncian, a hablar entre ellas y ellos. Entre nosotrxs. Conseguido esto, pueden seguir adelante a puerta cerrada con su agenda. Creo que esto "va bien" para el régimen en el tema de Negociaciones de Paz Gobierno-Insurgencia. Por ahora esta dinámica, que parece inevitable y juega a su favor, pone en evidencia de nuevo, la incapacidad estratégica de los procesos institucionales, organizativos y colectivos. Si existiera esa capacidad, se priorizaría con sabiduría para discernir y convertir en práctica lo que se quiere, lo que se puede y lo que se debe hacer. Cuentan con esta incapacidad para servirse de reacciones para auto-agobiarnos y marginarnos.
 
Paradójicamente escribo, con lo cual contribuyo al agobio para aportar a superarlo poniendo en evidencia esta dificultad. Dicho esto planteo, de nuevo estratégicamente y sembrando al viento lo siguiente:
 
Ámbito y Alcance de los Diálogos
 
Habría que hacer lo posible para que esta negociación entre insurgencia y Gobierno Colombiano prospere de manera rápida y eficaz dentro de la agenda propuesta para que los armados firmen su paz. Eso, por duro que suene, es lo prioritario. Que han matado y muerto a nombre de nuestra lucha y de la de ellas y ellos es un hecho. Que abierta y directamente el régimen usa la guerra para beneficio de la acumulación y que transformó la guerra, venga de donde venga para beneficio de proyectos de ocupación extractivista, es evidente. Que además esa guerra terminó siendo un obstáculo abierto para la movilización popular de resistencia y transformación es discutido, pero es realmente indiscutible. Es decir, que esa guerra que ahora es entre ellos pero contra los pueblos tiene que acabarse y de la única forma posible: que acuerden su paz. Eso no debería ser interferido, ni manipulado, ni obstaculizado por nada ni nadie. 
 
Estorbos Externos y Posibilidades de la Agenda Acordada
 
El mayor obstáculo externo para ese fin de la guerra, es precisamente ese: la presión externa!!!. Viene, claro, desde el régimen que ES externo y transnacional e imperial. Pero en la práctica ese actor es indiscernible del Gobierno y de sus voceros y agentes. El gobierno es el imperio transnacional y sus intereses, no es el pueblo. La insurgencia en la mesa, es un actor armado, que representa en lo esencial sus intereses y lo que le queda de legitimidad en defensa de intereses colectivos (evidentemente muy reducida si es que queda algo). La agenda acordada refleja esta realidad. Negocian ante todo el fin de los combates!!! Eso es de lo que se trata. A cambio de resolver jurídicamente, socialmente, políticamente y económicamente la situación y el futuro de las tropas de la insurgencia. 
 
Allí entra el tema tierras, el tema participación política etc. Inevitablemente, esta agenda desborda y tiene que desbordar lo particular del fin de la guerra entre armados. Participación política y tierras son para eso. Pero en una lógica clara y en un ámbito preciso: no es para hacer una reforma agraria integral, ni es para transformar las estructuras político electorales. No hay condiciones para esto, pero sí para aprovechar la negociación y abrir unos espacios. 
 
Hacer algunos cambios que abran espacios absolutamente cerrados y en proceso de asfixiar al campo y a la oposición político-electoral. Con la negociación se podría proteger (como máximo) la posibilidad concreta de no entregar el campo totalmente a proyectos extractivistas y de no eliminar en el unanimismo, los espacios de oposición político-electoral partidistas democráticos. Para esto no es la negociación ni de una transformación estructural depende la firma de acuerdos. Pero el mínimo que se logre en lo concreto debe pelearse adentro y servirá sin duda para que afuera y abajo, las luchas encuentren espacio más allá de las negociaciones y muy por encima y por fuera y claramente a pesar de quienes negocian, para actuar con libertad en su propio nombre sin quedar restringidos por las decisiones de negociadores ni bajo el control de lo acordado. No se negocia la autonomía popular. De las negociaciones y acuerdos no sale, no debe salir, no puede definirse ni orientarse la lucha popular por la dignidad y contra el imperio. No tienen ese mandato quienes negocian su paz. Nadie se los dio, no debe dárseles y por esa razón, la presión sobre la mesa de negociación es para que lleguen a acuerdos en estos aspectos concretos de lo político-electoral y tierras:
 
1. Que entre ellos logren un mínimo de garantías que hoy no existen y que se vienen eliminando, para que estos ámbitos permanezcan abiertos. 
2. Que acuerden de manera explícita o por lo menos evidente, que ninguno de los firmantes y participantes en la mesa puede arrogarse más la representación del pueblo y del país. Esas no son mesas de negociación del pueblo Colombiano. Son las mesas de negociación del régimen y de la insurgencia y de esa guerra que termina siendo su guerra por la dinámica histórica que la ha conducido en esa dirección. Que deben acordar y firmar el respeto a la voluntad y a la lucha popular que los supera. Ese sí sería el fin de la guerra. El reconocimiento definitivo de que esos en guerra no son Colombia ni su pueblo. El respeto, finalmente, a que llegará el día en que el pueblo se represente a sí mismo y Colombia no cabe en quienes participan en esas mesas. 
3. Dado lo anterior, que pretende ser ético y estratégico sobre la base de que nadie debe (aunque hasta ahora hayan podido a sangre y fuego) usurpar la vocación, capacidad y procesos de los pueblos que hacen a un país (empezando por hacer una agenda política desde abajo); lo coherente es que esas mesas sean observadas por el país todo, pero que el ámbito y alcance de lo que se negocie se limite a un mínimo práctico que cabe en la agenda y abra con respeto la libertad que nos han negado, o, como mínimo, la libertad para luchar por esa libertad que hasta ahora nos han negado. Por eso digo con firmeza a compañeras y compañeros de organizaciones, partidos, grupos: dejen de tratar de meterse a la mesa y de meternos allí. Lo que tenemos es que exigir que nos dejen por fuera de su tarea puntual que vigilamos, que sientan que son ellos los que están dentro de nosotros (y nosotros no cabemos dentro de sus agendas e intereses, nunca cupimos) en un espacio reducido y limitado y que en esos acuerdos y en el proceso aparezca lo negado, que somos mucho y muchxs más que lo que se aborda entre quienes negocian CARAJO!!
 
Las Víctimas, los recursos públicos y los Bienes Comunes
 
Finalmente, que en la mesa se negocia un botín enorme. Por lo menos y como mínimo, el enorme presupuesto de guerra del estado y los territorios vedados por la guerra. Ese botín no es de ellos ni pueden definir su destino entre ellos. Es público, colectivo y debe ser DEVUELTO a sus legítimos dueños: La Nación Colombiana y los pueblos. Ese botín debe ser identificado, mínimamente cuantificado y definido para que una porción precisa y reducida sirva como garantía de los acuerdos de paz y del desarme y el resto sea entregado al pueblo colombiano. La transformación del Botín secuestrado hasta ahora en recurso público y bienes comunes debe ser un resultado parcial de las negociaciones y el sentido de la lucha popular desde ahora.
 
Dado que ese recurso existe y que la guerra es, ha sido y será por otras vías para despojar a los pueblos y al país de esos recursos, los primeros depositarios de esos recursos y bienes, en justicia, son las víctimas del conflicto. A mi juicio, el único participante con voz y voto, con capacidad y derecho legítimo de participación en condiciones de igualdad, deben ser las víctimas. Si el MOVICE en su propuesta presentada recientemente, recoge esta vocería, el MOVICE en nombre y en interlocución con las víctimas del conflicto, debe estar allí con pleno poder negociador. Nada más práctico, justo ni estratégico que esto. Que no se repartan el botín entre ellos sino que lo devuelvan, o que sienten bases reales para que sea devuelto, a las víctimas directas y a toda Colombia, transformada en víctima de quienes ahora se sientan a negociar con esa tendencia arrogante que los ha llevado a asumir que son nosotras y nosotros, que son todos y todas y no lo son. La Colombia víctima de esa arrogancia debe estar representada allí para que la transición de víctimas a sujetos empiece allí, para ser devuelta a nuestro proyecto colectivo de construir país en Minga.
 
Futuro: Los que negocian en el lugar que les corresponde 
 
Si esto se logra, la lucha contra el modelo, que rebasa a las víctimas, pero del que somos víctimas, habrá llegado en la proporción que es viable, a las negociaciones. Sin estorbar, se abre el camino posterior para consolidar la capacidad colectiva de construir paso a paso e inventando el camino sin recetas de jefes o líderes, un país de los pueblos sin dueños por fuera de las mesas de negociación e incluyendo a las facciones entre los pueblos pero NUNCA MÁS a los pueblos dentro de facciones. 
 
Prepararnos para luchar con todas nuestras capacidades particulares y colectivas contra el modelo de despojo y por la reapropiación colectiva de bienes colectivos, nacionales, comunes, igual que libertades, derechos fundamentales y la posibilidad de superar el modelo de despojo y reemplazarlo por procesos autónomos y planes de vida, requiere que en estas negociaciones entre el gobierno a nombre del régimen y la insurgencia a nombre de una guerra que ya no es popular, en presencia de la Víctimas, se generen condiciones concretas para el fin de los combates con los recursos requeridos y posibles y que las víctimas estén allí a nombre de todo el pueblo para garantizar algo de justicia y que la rapiña por el botín que hoy distorsiona toda esta negociación desde dentro y fuera se convierta en la base de la devolución del país a sus pueblos. Pero esa reapropiación colectiva de Colombia, esa Minga, no cabe en la mesa y ya viene caminando por fuera. 
 
Lo peor que podría acontecer es que por el afán de caber en la mesa y conseguir una porción de lo negociado, no sólo no se acaben los combates sino que en la repartición egoísta y vanidosa, nos quedemos de nuevo, sin pueblos, sin dignidad y sin libertad. 
 
Manuel Rozental   
Pueblos en Camino
Tejiendo Resistencias y Autonomías
Entre Pueblos y Procesos.

Add comment

Visitas

13812519
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
9044
9296
9044
13739934
242773
335035
13812519

Tu IP: 54.147.158.215
Server Time: 2016-09-25 22:41:20

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones