Inicio
Otra vez los indígenas a la calle

Otra vez los indígenas a la calle

En 1993 los indígenas Wayúu del municipio de Hato Nuevo, colindantes con la mina a cielo abierto más grande del mundo, se “pararon”,  se decidieron y se fueron, acompañados por la valiente Chayo Epiayú, a la capital de La Guajira en donde se tomaron la plaza Almirante Padilla de...

Minería ilegal de oro sigue tiñendo de tragedia a Los Farallones de Cali

Minería ilegal de oro sigue tiñendo de tragedia a Los Farallones de Cali

La fiebre del oro contagia a 500 mineros ilegales en la reserva natural. La tragedia social y ambiental afecta a las comunidades vecinas.

El Retorno: 10 años bien cumplidos

El Retorno: 10 años bien cumplidos

De procesos, reflexiones y veredas: un diálogo con Gustavo Hincapié. Ha cumplido 10 años el colectivo audiovisual El Retorno, uno de los proyectos más coherentes, perseverantes y pertinentes de nuestro audiovisual y nuestra cultura regional. Basta ver imágenes de sus trabajos para...

  • Otra vez los indígenas a la calle

    Otra vez los indígenas a la calle

    Sábado, 27 Septiembre 2014 12:29
  • Minería ilegal de oro sigue tiñendo de tragedia a Los Farallones de Cali

    Minería ilegal de oro sigue tiñendo de tragedia a Los Farallones de Cali

    Lunes, 29 Septiembre 2014 14:00
  • El Retorno: 10 años bien cumplidos

    El Retorno: 10 años bien cumplidos

    Lunes, 29 Septiembre 2014 16:49

Nuestra Palabra

De cómo nos están mapeando y despojando para "La paz"...

Las Expediciones Bowman coordinan al Pentágono, las universidades y organizaciones y líderes de procesos indígenas y populares. Donde quiera que se implementan hay guerra para la paz del modelo, sea México, Centro América o Colombia urbana y rural. Pasan mayormente desapercibidas. Sus ideólogos no son suficientemente estudiados ni controvertidos. Sus contrapartes gozan de recursos y prestigio. Los efectos en despojo y sometimiento son, ni más ni menos, la conquista hoy, en su modelo post-neoliberal, extractivista legitimado. Hay que hacerle Minga a esta amenaza real para conocerla y detenerla. Así No!!

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Despojo de Tierras en Cajamarca caso familia Chaupe

Nuestra Palabra Kueta Susuza

  • Cauca: Alimentos orgánicos de la mano de los propios productores en Mingalerías

    User
    Los días viernes, como cada 15 días desde hace 3 años, el parque del barrio el Rosario de Santander de Quilichao abre su espacio a los agricultores que vienen a ofrecer sus productos. Gracias a la iniciativa del Tejido Económico Ambiental de la ACIN, los indígenas y campesinos agricultores tienen la oportunidad de ofrecer directamente sus productos sin tener que depender de intermediarios y comerciantes que, en su mayoría, devalúan sus productos y se quedan con las ganancias. Además la población del área urbana tiene la oportunidad de acceder a alimentos sanos, cultivados orgánicamente con la confianza de que vienen de la mano de los mismos productores.
     
  • Cauca: Recorridos territoriales en el resguardo de Huellas - Caloto

     
    Con el objetivo de continuar visibilizando las diferentes problemáticas y fortalezas del movimiento indígena, el Tejido de Comunicación y Relaciones Externas para La Verdad y la Vida del Cxhab Wala Kiwe, realizó recorridos territoriales en algunas veredas de Huellas - Caloto, durante la última semana del mes de Septiembre de 2014.
     
  • Cauca: Expulsión de retroexcavadoras y recuperación del Río Oveja

    COMUNICADO DE EXPULSIÓN DE RETROEXCAVADORAS Y RECUPERACIÓN DEL RÍO OVEJA TERRITORIO DE YOLOMBO 
     
    La comunidad de la vereda Yolombo, una de las 5 que integran el Consejo Comunitario de La Toma, municipio de Suarez en el norte del Cauca adelantaaron el día 24 de septiembre una acción para sacar las retroexcavadoras que continúan destruyendo el territorio y la cuenca del río Ovejas afectando los derechos de las comunidades y poniendo en riesgo la vida de los líderes ante el incumplimiento por parte de todas las autoridades de sus obligaciones.

Contexto Colombiano

  • Tribunal expulsa empresas mineras de territorio indígena

    Un tribunal ordenó al Gobierno expulsar a 11 empresas mineras que realizan explotación de oro en una zona selvática de Colombia y restituir ese territorio a un grupo de indígenas que fueron obligados a abandonarlo por esas actividades y por la intensidad del conflicto armado.

     
  • “La ’pacificación’ en Colombia no se detiene ni para tomar aliento”

    ENTREVISTA AL ESCRITOR HERNANDO CALVO OSPINA
     
    Hernando Calvo Ospina es autor de una docena de libros, entre los que se encuentra “Colombia, laboratorio de embrujos. Democracia y terrorismo de Estado”, que es la historia del sistema represivo en ese país. Aquí nos cuenta algunas etapas de la “tradición” violenta de un Estado que mantiene la imagen de democrático.
     
  • San José de Apartado: No cesan ni hostigamientos ni montajes

    “… Tantos intentos de exterminarnos con los métodos más infames y sucios, encontrarán siempre una Comunidad decidida a resistir desde la impotencia y una gran franja de seres humanos dispersos por el mundo que aún conservan principios éticos y que condenarán tanta barbarie de frente a la historia…”
     

Vivencias Globales

  • Libertad tiene nombre de Mujer cuenta las luchas de mujeres indígenas y garífunas

    Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y desde esta premisa se ha desarrollado una nueva tendencia de la comunicación: el documental social. Libertad tiene nombre de mujer es un documental producido por las Hermanas de la Misericordia en su programa Tejedoras de Sueños que trabaja con procesos organizativos en zonas vulneradas y con mujeres que defienden sus territorios y la vida misma.

     
  • Guatemala - Muerte en Los Pajoques: Crónica desolada de la barbarie en la que vivimos

    Pajoques
    ¿Cuántas muertes más aguantará esta sociedad? ¿Cuántos presos inocentes y cuantas impunidades evidentes aguantan nuestras conciencias? ¿Cuántos cadáveres más aceptarán las comunidades como repuesta a sus demandas?
     
  • Fracking no es el futuro

    Imagen 1 Alberto Serdán
    El fracking es una técnica en la se inyectan de 9 a 29 millones de litros agua dulce por pozo mezclada con arena y 750 químicos de los cuales 26% son cancerígenos, para fracturar rocas en el subsuelo y extraer gas y petróleo de su interior.
     

Comunicados

La guerra continúa afectando nuestra vida y nuestra Mama Kiwe - Madre Tierra
Las Autoridades Indígenas del Norte del Cauca que integramos la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca-ACIN, nuevamente expresamos nuestro rechazo y alertamos a la comunidad nacional e internacional acerca de la agudización del conflicto armado en nuestros territorios, en lo que ha corrido de este año han sido asesinados tres maestros comunitarios.
 
(220)
Caloto – Cauca: Acciones de control territorial en los Cabildos Indígenas de Huellas, Toez y López Adentro
Los tres cabildos de Caloto convocan a Armonizar el territorio mediante el desalojo de maquinaria para la extracción minera que afecta el territorio y la comunidad. Responsabilizar a los mineros de la cuenca del río Palo, actores armados, socios y compañías de propietarios de fincas privadas aledañas por cualquier tipo de retaliación física psicológica a comuneros, guardias indígenas, cabildantes y comunidad en general de los cabildos ejecutantes de la resolución número 001-02-2014. El encuentro será a partir del 3 de abril del 2014.
(2298)

Documentos

Continúa nuestra minga humanitaria con la ausencia de todas las instituciones citadas en el día 29 de septiembre.

El dia29 de septiembre de 2014 y según acuerdos pactados el pasado jueves 18 del presente mes, entre delegados del Ministerio del Interior y las Autoridades asociadas a la UNIPA, se estableció continuar concertando en el marco de la movilización y Minga Humanitaria Awá – UNIPA. Las instituciones del Gobierno Nacional vuelven a incumplirle a nuestro pueblo indígena, ninguna de las entidades de orden nacional y municipal citadas para el desarrollo de esta jornada hizo presencia en el territorio, demostrando una vez más la falta de seriedad y compromiso que tienen con nosotros.

(10)
Carta del senador Robledo a presidente Santos y vicepresidente Vargas Lleras sobre inconveniencia de licencias ambientales exprés

El proyecto de decreto que modifica el 2820, y que crea las licencias ambientales ‘exprés’, es irresponsable y dañino.

(70)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

Los indígenas del Norte del Cauca son tratados como extraños en su propia tierra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alt

La grave situación que se presenta en el Norte del Cauca no es nueva, lleva tantos años, como años lleva la guerra en esta “Otra Colombia”. La Colombia indígena, negra y campesina, aquella que la Constitución de 1991 reconoció y llenó de derechos, pero los gobiernos y buena parte de la sociedad insisten en negárselos, ya que, por ignorancia o racismo soterrado, no aceptan a estas comunidades como sus semejantes, no les respetan su diversidad étnica y cultural, e incluso, muchos de ellos, en privado, comparten el deseo porque desaparezcan.

 
Pueblos que son considerados un obstáculo para el “desarrollo”, o como una mancha para su imaginario de una Colombia hispánica, católica y castiza; o en el mejor de los casos como una cultura inferior que debe integrarse a la “cultura mayoritaria” en Colombia. Con esta forma de actuar y de pensar, convertimos, especialmente a los indígenas, que llevan miles de años sobre el territorio que hoy llamamos Colombia, extraños en su propia tierra.
 
Gran parte del conflicto del Norte del Cauca no es más que eso, la ignorancia de la realidad de los pueblos indígenas y de sus derechos constitucionales que se suma a la falaz imagen que “la mayoría” del pueblo colombiano tiene de sí, imagen construida por unos medios que nos venden a diario una Colombia mestiza (con presentadoras de ojos verdes y cabello castaño), emprendedora y democrática. Pero, repito, esa mayoría mestiza no existe, somos tan sólo una mueca de lo que pretendemos ser por imitación y eso es lo que nos impide vernos tal y como somos; por esa vía, nos impide también ver, entender y reconocer a los indígenas y a los negros como colombianos y como ciudadanos.
 
Parte del éxito mediático del dramático llanto del sargento García, que hirió profundamente el ego nacional, fue que, el sujeto era un militar rubio y de ojos verdes que estaba siendo humillado por una “horda de indios salvajes”. Lo demás, corrió por cuenta de la desinformación de los medios de comunicación, los comentarios malintencionados y toda la parafernalia para explotar en la opinión pública las imágenes de los indígenas del Cauca cargando al militar para desalojarlo. Paradójicamente, los colombianos nos identificamos más con un fenotipo ario que con las facciones indígenas, negras, e incluso, españolas, de las cuales realmente descendemos. Y la imagen duele porque toca, no al pueblo colombiano, sino a lo qué cree ser y jamás será el pueblo colombiano, un pueblo que se cree rubio, no indio; que toma Coca-Cola, y no Chicha, que come hamburguesas, y no mazamorra de maíz y que ve desde la comodidad de sus casas la guerra por televisión; se preocupa más por ver ¿qué pasa en protagonistas de Nuestra Tele? que por la muerte, el desplazamiento y las violaciones a los Derechos Humanos de millones de personas de esa otra Colombia.
 
Al día siguiente al desalojo, murió asesinado por el Ejército un comunero indígena, Fabián Güetio y la Fuerza Pública hirió a más de veinte nativos, entre ellos, dos miembros de la Guardia Indígena. Ante esto, la mayoría del pueblo colombiano no se indignó, los medios no publicaron imágenes del llanto de la madre de Fabián Güetio y todo porque el muerto y los heridos, eran otra estadística de las decenas de líderes indígenas asesinados en el Cauca. Que muera un indígena no es a la larga tan grave como que un soldado mono llore por culpa de unos indios.
 
Cumplimos 21 años desde que la Constitución reconoció en igualdad de derechos a los pueblos indígenas y a su cultura; aún no hemos podido vencer la tara xenofóbica, excluyente y radical del anterior régimen. Desde instituciones que deberían promover y exigir el respeto a la plurietnia y a la multiculturalidad, como la Procuraduría General de la Nación, lo que vemos son cavernas retardatarias que lanzan a diario inquisidores mensajes para perseguir a las minorías étnicas, sexuales o religiosas.
 
Nos negamos a ver que la exigencia de desalojo de los actores armados emprendida valientemente por la guardia indígena, tienen el sustento constitucional en la autonomía jurídica y política reconocida en los artículos 246 y 330 de la CN que establece la jurisdicción especial indígena bajo la cual sus autoridades tradicionales, en este caso la Guardia Indígena, puede ejercer función jurisdiccional dentro de su ámbito territorial, de conformidad a sus usos y costumbres.
 
El Fiscal General de la Nación se enreda en sí mismo, buscando primero como judicializar a los indígenas, y luego, como “generosamente” extenderles el principio de oportunidad. A pesar que, como excelente constitucionalista que es, sabe muy bien que lo que hay hoy en los territorios indígenas del Norte del Cauca es un verdadero choque de poderes. Choque donde, por un lado están las pretensiones de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y el Presidente de la República como Ejecutivo y por el otro el poder judicial, representado en los territorios indígenas por sus autoridades tradicionales, en este caso: la Guardia Indígena.
 
Con la decisión de exigir la desmilitarización de su territorio la Guardia Indígena en ningún caso está violando la Constitución, o la ley, por el contrario, está ejerciendo los derechos otorgados por la Carta del 91, especialmente los derivados del bloque de constitucionalidad en materia de Derechos humanos y Derecho Internacional Humanitario, como el Protocolo II, adicional a los Convenios de Ginebra de 1949, que fue adoptado a la legislación interna por la ley 171 del 16 de diciembre de 1994, el Convenio 107 de la OIT que estipula los derechos de las comunidades tribales en su territorio, el Convenio 169 de la OIT, que exige la realización de la consulta previa sobre proyectos o acciones que afecten el territorio de los pueblos tribales, el artículo 22 de la CN que dice que: "La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento", la Convención Americana de Derechos Humanos que en su artículo 21 estipula: "La estrecha relación que los indígenas mantienen con la tierra debe ser reconocida y comprendida como la base fundamental de sus culturas, su vida espiritual, su integridad y su supervivencia económica y sobretodo la realización efectiva a los dos principios fundantes de la Constitución Nacional: la soberanía Popular y la diversidad étnica y cultural de la nación.
 
La insistencia por parte del Gobierno Nacional en la militarización de los territorios indígenas no sólo viola las normas básicas del Derecho Internacional Humanitario sino que genera un flagrante desacato al auto 04 de 2009, de seguimiento a la sentencia T-025 de 2004, que evidenció la inminente aniquilación física y cultural de 32 pueblos indígenas por el conflicto armado entre ellos los Nasa, los Guambianos, los Kokonucos, Totoroes y los Yanaconas y ordenó al Gobierno Nacional realizar, bajo el modelo de consulta previa, el marco de protección de estos pueblos, modelos de seguridad que denominó la Corte como planes de salvaguarda que hoy no se han llevado a cabo y, por el contrario, se ha impuesto una vía militar inconsulta, violando normas internacionales y órdenes de la Corte Constitucional que protegen directamente a los pueblos indígenas del Norte del Cauca y a sus territorios.
 

Add comment

Visitas

5213530
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
3830
0
44838
0
3830
307843
5213530

Tu IP: 54.198.66.250
Server Time: 2014-10-02 08:00:39

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones