Inicio
Dignidad Cafetera hace un llamado para revisar el programa de Protección de Ingreso Cafetero (PIC)

Dignidad Cafetera hace un llamado para revisar el programa de Protección de Ingreso Cafetero (PIC)

Durante el pasado fin de semana, en pueblos y corregimientos de las zonas cafeteras del país, los productores vendieron su producto, a $63 mil pesos la arroba, tipo federación y, de ahí hacia abajo -hasta $54 mil- cuando lo entregaron verde. Estos precios de venta no alcanzan a recoger, en...

Comunidad de Pueblo Nuevo Ceral Cauca atropellado por el ejército de la brigada 17 de del batallón Pichincha

Comunidad de Pueblo Nuevo Ceral Cauca atropellado por el ejército de la brigada 17 de del batallón Pichincha

La Autoridad  Tradicional del Cabildo Indígena de Pueblo Nuevo Ceral y demás  comunidad en  general  del Municipio de Buenos Aires  cauca;  conforme  al  uso de las  facultades legítimas que le confiere la ley de origen, el derecho propio, los usos...

El  pueblo  Awa  se moviliza  en  minga  de  resistencia contra la minería ilegal en el     resguardo Hojal la Turbia.

El pueblo Awa se moviliza en minga de resistencia contra la minería ilegal en el resguardo Hojal la Turbia.

Comunicado  a la opinión pública nacional  e internacional.   En el mes de julio del año 2012, el Cabildo Indígena del Resguardo Awá de Hojal la Turbia desalojo a mineros ilegales que durante 3 años habían desangrado nuestra madre tierra. La presencia de una...

  • Dignidad Cafetera hace un llamado para revisar el programa de Protección de Ingreso Cafetero (PIC)

    Dignidad Cafetera hace un llamado para revisar el programa de Protección de Ingreso Cafetero (PIC)

    Martes, 28 Julio 2015 13:32
  • Comunidad de Pueblo Nuevo Ceral Cauca atropellado por el ejército de la brigada 17 de del batallón Pichincha

    Comunidad de Pueblo Nuevo Ceral Cauca atropellado por el ejército de la brigada 17 de del batallón Pichincha

    Viernes, 31 Julio 2015 15:49
  • El  pueblo  Awa  se moviliza  en  minga  de  resistencia contra la minería ilegal en el     resguardo Hojal la Turbia.

    El pueblo Awa se moviliza en minga de resistencia contra la minería ilegal en el resguardo Hojal la Turbia.

    Viernes, 31 Julio 2015 17:00

Nuestra Palabra

Madres de Soacha: Tejiendo la dignidad desde su Dignidad

Apenas empieza este tejido. El 2 de Julio de 2015 se realizó este Encuentro vía Skype de la iniciativa Pueblos en Camino. El primero de una serie que le da la palabra a Madres y Familiares de víctimas de terror sistemático en diversos lugares. Este primer encuentro se enfoca en torno de los “Falsos Positivos” y las Madres de Soacha. Según lo señala recientemente el Director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, “Los falsos positivos fueron procedimientos atroces y generalizados”.

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Documental Mushaisha, una pesadilla wayúu

Nuestra Palabra Kueta Susuza

  • Pueblo Nasa erradicó 200 mil matas de coca como ejercicio de autonomía y control territorial

    La comunidad del Pueblo Nasa del municipio de Jambaló, Cauca, decidió erradicar 120 hectáreas de coca sin daño alguno a la Madre Tierra.


    Un niño con bastón de mando, de actitud sencilla, líder estudiantil de la Institución Educativa Chimicueto (Inech), tomó la palabra e informó a sus compañeros del grado primero a undécimo, que tenían que asistir a la asamblea convocada por los mayores. En fila y de forma ordenada llegaron al sitio de la reunión, integrándose entre los padres de familia y docentes.

     
  • Cauca: Cortar la caña destinada a la producción de combustible

    Cauca: Cortar la cañ...Minga en la Emperatriz, resguardo de Huellas - Caloto. El pasado lunes 13 de julio cerca de doscientos cincuenta comuneros tuvieron cita en la finca “La Emperatriz” para seguir fortaleciendo el proceso de liberación de la madre tierra en el resguardo de Huellas.  
     
  • Señalamientos y amenazas a las comunidades que adelantan la Liberación de la Madre Tierra en Huellas - Caloto

    Desalojo en la Emper...
    CADA VEZ MÁS LA COMUNIDAD INDÍGENA DE HUELLAS CALOTO COMPRUEBA QUE LA PRESENCIA DEL ESTADO SE HACE EVIDENTE A TRAVÉS DE LAS ARMAS Y LA BARBARIE
     
    El día 7 de julio de 2015, como todos los días desde el pasado 5 de marzo de 2015, la comunidad hizo presencia  en la finca la Emperatriz con el fin de liberarla de las manos de quienes la maltratan, la contaminan y la sobre explotan. 

Contexto Colombiano

  • ¿Hasta cuándo, hasta cuándo?

    De nuevo, nuestra Comunidad de Paz, eleva un clamor ante el país y el mundo, colocando en constancia una ves mas los hechos de horror que evidencian una continua búsqueda de aniquilamiento contra nuestro proyecto de vida de Comunidad de Paz, los hechos son;

     
  • “A nosotros nos desplazó el Gobierno Colombiano" (Las Juntas, radiografía del despojo)

    José Ángel Ávila Ramos ()Fotografía: Juan Guillermo Osorio)

    Siento que el corazón se me va a salir del pecho, son las palabras que pronuncia José Ángel Ávila Ramos, una llamada palidece su rostro después de seis años de resistencia el momento que tanto había temido estaba ocurriendo y él no se encuentra allí para impedirlo.

     
  • Presentación del informe 2014 Red Italiana de Solidaridad, Colombia Vive! Frete de violaciones de los derechos humanos

    La Red Italiana de Solidaridad, Colombia Vive! presenta el informe del registro de violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario denunciadas por las comunidades que acompaña en el 2014. Dicho informe se basa en las denuncias recibidas directamente por la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, de la Comisión Intereclesial Justicia y Paz y por la ACIN. En cuanto a las denuncias registradas provenientes de Jusiticia y Paz  es importante resaltar que hemos registrado las correspondientes a los casos de Jiguamiandó, Curvaradó, Cacarica en lo que se refiere a comunidades e, igualmente, hemos registrado agresiones y violaciones a los mismos acompañantes y defensores de derechos humanos de dicha organización.

     

Vivencias Globales

  • La guerra interminable: 15 años de lucha por el agua en Bolivia

    Derramaron sangre para no quedarse sin agua. Era el año 2000 y los ciudadanos de Cochabamba se pusieron en pie de guerra contra la privatización de sus escasos recursos hídricos. Hoy, 15 años después, la lucha diaria por el acceso al agua continúa en la cuarta ciudad más grande de Bolivia.

     
  • Ecuador: Acciones de protesta contra la minería en Quito

    Acciones de protesta...
    Encadenamiento en la embajada China en Quito. 14 de julio de 2015
     
    Dos importantes acciones de protesta contra la minería se realizaron en Quito el martes 14 de julio. Una delegación del Frente de Mujeres Defensoras de las Pachamama y de las Guardianas de la Amazonía participaron junto con otras organizaciones agrupadas en el Bloque Proletario.
     
  • La carta de un preso político: Rigoberto Juárez

    Abajo se se presenta la carta de un preso político en Guatemala. Su caso es uno de varios, en donde líderes comunitarios y vecinales que al defender sus derechos frente a grandes empresas y el gobierno, han sido apresados. En el caso de Rigoberto Juárez, fue llevado a prisión el 24 de marzo de este año, luego de plantearse la necesidad de competir electoralmente para disputar el gobierno local a los alcaldes que favorecen a las multinacionales. Pero sobre todo, fue llevado a prisión por su trayectoria política defendiendo su territorio y los bienes naturales contra el proyecto Hidro San Luis (de los Leal del Ingenio Magdalena, en Santa Eulalia, y los proyectos hidroeléctricos Pojom I y II (de una serie de empresas en donde se repite el hermano del difunto Rodrigo Rosenberg Marzano, Carlos Rodas Marzano). Todos en el departamento de Huehuetenango.

     

Comunicados

Cauca: Matan las semillas que alimentan la vida del pueblo y defienden los monocultivos de caña para darles de comer a las máquinas

LIBERACIÓN DE LA MADRE TIERRA, EN EL TERRITORIO INDÍGENA ANCESTRAL DE CORINTO 

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA. Contexto de la liberación de la madre tierra
Después del despojo por de sus tierras planas en la conquista y la colonia, quienes permanecieron por más de un siglo usufructuando en la llanura del río Cauca, los indígenas en las faldas de las montañas de la cordillera central, poniendo en riesgo la fragilidad ambiental; 
(1079)
Comunicado a la opinión pública nacional e internacional : Rechazo por el feminicidio, tortura y violación de Noemí
Las mujeres de la Çxhab Wala Kiwe “Territorio del Gran Pueblo” ACIN, en solidaridad con la familia, amigos y allegados de nuestra hermana indígena Ana Nohemí Corpus Mestizo expresamos nuestra voz de tristeza y rechazo por el feminicidio, tortura y violación de Noemí como también las violencias que padecen nuestras mujeres indígenas, pues día a día somos víctimas de sistemáticas discriminaciones y violencias que evidencian la grave situación que enfrentamos como mujeres al ser víctimas tanto de la violencia social como política al interior de nuestros territorios.
(685)

Documentos

Los convites rechazan la fumigación aérea contra el Consejo Comunitario de Manuncia - López de Micay (Costa Pacífica de Cauca)
El 23 de julio de 2015 avionetas escoltadas por helicópteros militares, soltaron una cantidad sorprendente de veneno en zonas cultivables del Consejo Comunitario de Mamuncia en el municipio de López de Micay – costa pacífica de Cauca.
(41)
Asesinado joven como falso positivo en Iscuande (Nariño), un feminicidio, y 2 muertes en Guapi (Cauca)- Costa Pacífica del Sur de Colombia
1). LA FUERZA PÚBLICA ASESINA A JOVEN EN ISCUANDÉ - NARIÑO
 
El 18 de julio de 2015 en el municipio de Iscuandé (costa pacífica de Nariño), fue asesinado al parecer por la fuerza pública DANILO OBANDO, joven de 24 años de este municipio, padre de un niño de 4 años y con un bebe en el vientre de su esposa.
(145)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

Los indígenas del Norte del Cauca son tratados como extraños en su propia tierra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alt

La grave situación que se presenta en el Norte del Cauca no es nueva, lleva tantos años, como años lleva la guerra en esta “Otra Colombia”. La Colombia indígena, negra y campesina, aquella que la Constitución de 1991 reconoció y llenó de derechos, pero los gobiernos y buena parte de la sociedad insisten en negárselos, ya que, por ignorancia o racismo soterrado, no aceptan a estas comunidades como sus semejantes, no les respetan su diversidad étnica y cultural, e incluso, muchos de ellos, en privado, comparten el deseo porque desaparezcan.

 
Pueblos que son considerados un obstáculo para el “desarrollo”, o como una mancha para su imaginario de una Colombia hispánica, católica y castiza; o en el mejor de los casos como una cultura inferior que debe integrarse a la “cultura mayoritaria” en Colombia. Con esta forma de actuar y de pensar, convertimos, especialmente a los indígenas, que llevan miles de años sobre el territorio que hoy llamamos Colombia, extraños en su propia tierra.
 
Gran parte del conflicto del Norte del Cauca no es más que eso, la ignorancia de la realidad de los pueblos indígenas y de sus derechos constitucionales que se suma a la falaz imagen que “la mayoría” del pueblo colombiano tiene de sí, imagen construida por unos medios que nos venden a diario una Colombia mestiza (con presentadoras de ojos verdes y cabello castaño), emprendedora y democrática. Pero, repito, esa mayoría mestiza no existe, somos tan sólo una mueca de lo que pretendemos ser por imitación y eso es lo que nos impide vernos tal y como somos; por esa vía, nos impide también ver, entender y reconocer a los indígenas y a los negros como colombianos y como ciudadanos.
 
Parte del éxito mediático del dramático llanto del sargento García, que hirió profundamente el ego nacional, fue que, el sujeto era un militar rubio y de ojos verdes que estaba siendo humillado por una “horda de indios salvajes”. Lo demás, corrió por cuenta de la desinformación de los medios de comunicación, los comentarios malintencionados y toda la parafernalia para explotar en la opinión pública las imágenes de los indígenas del Cauca cargando al militar para desalojarlo. Paradójicamente, los colombianos nos identificamos más con un fenotipo ario que con las facciones indígenas, negras, e incluso, españolas, de las cuales realmente descendemos. Y la imagen duele porque toca, no al pueblo colombiano, sino a lo qué cree ser y jamás será el pueblo colombiano, un pueblo que se cree rubio, no indio; que toma Coca-Cola, y no Chicha, que come hamburguesas, y no mazamorra de maíz y que ve desde la comodidad de sus casas la guerra por televisión; se preocupa más por ver ¿qué pasa en protagonistas de Nuestra Tele? que por la muerte, el desplazamiento y las violaciones a los Derechos Humanos de millones de personas de esa otra Colombia.
 
Al día siguiente al desalojo, murió asesinado por el Ejército un comunero indígena, Fabián Güetio y la Fuerza Pública hirió a más de veinte nativos, entre ellos, dos miembros de la Guardia Indígena. Ante esto, la mayoría del pueblo colombiano no se indignó, los medios no publicaron imágenes del llanto de la madre de Fabián Güetio y todo porque el muerto y los heridos, eran otra estadística de las decenas de líderes indígenas asesinados en el Cauca. Que muera un indígena no es a la larga tan grave como que un soldado mono llore por culpa de unos indios.
 
Cumplimos 21 años desde que la Constitución reconoció en igualdad de derechos a los pueblos indígenas y a su cultura; aún no hemos podido vencer la tara xenofóbica, excluyente y radical del anterior régimen. Desde instituciones que deberían promover y exigir el respeto a la plurietnia y a la multiculturalidad, como la Procuraduría General de la Nación, lo que vemos son cavernas retardatarias que lanzan a diario inquisidores mensajes para perseguir a las minorías étnicas, sexuales o religiosas.
 
Nos negamos a ver que la exigencia de desalojo de los actores armados emprendida valientemente por la guardia indígena, tienen el sustento constitucional en la autonomía jurídica y política reconocida en los artículos 246 y 330 de la CN que establece la jurisdicción especial indígena bajo la cual sus autoridades tradicionales, en este caso la Guardia Indígena, puede ejercer función jurisdiccional dentro de su ámbito territorial, de conformidad a sus usos y costumbres.
 
El Fiscal General de la Nación se enreda en sí mismo, buscando primero como judicializar a los indígenas, y luego, como “generosamente” extenderles el principio de oportunidad. A pesar que, como excelente constitucionalista que es, sabe muy bien que lo que hay hoy en los territorios indígenas del Norte del Cauca es un verdadero choque de poderes. Choque donde, por un lado están las pretensiones de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y el Presidente de la República como Ejecutivo y por el otro el poder judicial, representado en los territorios indígenas por sus autoridades tradicionales, en este caso: la Guardia Indígena.
 
Con la decisión de exigir la desmilitarización de su territorio la Guardia Indígena en ningún caso está violando la Constitución, o la ley, por el contrario, está ejerciendo los derechos otorgados por la Carta del 91, especialmente los derivados del bloque de constitucionalidad en materia de Derechos humanos y Derecho Internacional Humanitario, como el Protocolo II, adicional a los Convenios de Ginebra de 1949, que fue adoptado a la legislación interna por la ley 171 del 16 de diciembre de 1994, el Convenio 107 de la OIT que estipula los derechos de las comunidades tribales en su territorio, el Convenio 169 de la OIT, que exige la realización de la consulta previa sobre proyectos o acciones que afecten el territorio de los pueblos tribales, el artículo 22 de la CN que dice que: "La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento", la Convención Americana de Derechos Humanos que en su artículo 21 estipula: "La estrecha relación que los indígenas mantienen con la tierra debe ser reconocida y comprendida como la base fundamental de sus culturas, su vida espiritual, su integridad y su supervivencia económica y sobretodo la realización efectiva a los dos principios fundantes de la Constitución Nacional: la soberanía Popular y la diversidad étnica y cultural de la nación.
 
La insistencia por parte del Gobierno Nacional en la militarización de los territorios indígenas no sólo viola las normas básicas del Derecho Internacional Humanitario sino que genera un flagrante desacato al auto 04 de 2009, de seguimiento a la sentencia T-025 de 2004, que evidenció la inminente aniquilación física y cultural de 32 pueblos indígenas por el conflicto armado entre ellos los Nasa, los Guambianos, los Kokonucos, Totoroes y los Yanaconas y ordenó al Gobierno Nacional realizar, bajo el modelo de consulta previa, el marco de protección de estos pueblos, modelos de seguridad que denominó la Corte como planes de salvaguarda que hoy no se han llevado a cabo y, por el contrario, se ha impuesto una vía militar inconsulta, violando normas internacionales y órdenes de la Corte Constitucional que protegen directamente a los pueblos indígenas del Norte del Cauca y a sus territorios.
 

Add comment

Visitas

8618231
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
9312
13565
100231
8378462
466968
372265
8618231

Tu IP: 107.20.18.131
Server Time: 2015-07-31 22:29:49

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones