Inicio
Así Avanza La Segunda Asamblea Nacional De Autoridades Indígenas Del Pueblo Nasa En El Resguardo Indígena De Lopez Adentro, Municipio De Caloto Cauca.

Así Avanza La Segunda Asamblea Nacional De Autoridades Indígenas Del Pueblo Nasa En El Resguardo Indígena De Lopez Adentro, Municipio De Caloto Cauca.

  Nos reunimos en el resguardo de López Adentro, territorio de recuperación y resistencia indígena para trabajar sobre el plan de salvaguarda del pueblo Nasa.  

LA ACIN GRADÚA UN CENTENAR DE GUARDIAS INDÍGENAS PARA LA PAZ Y LA PROTECCIÓN COMUNITARIA.

LA ACIN GRADÚA UN CENTENAR DE GUARDIAS INDÍGENAS PARA LA PAZ Y LA PROTECCIÓN COMUNITARIA.

  En un acto celebre y corto frente a 1100 guardias indígenas, autoridades tradicionales y comuneros delegados de los 20 cabildos indígenas del norte del Cauca, se llevó a cabo el día 18 de noviembre la graduación de 100 comuneros Kiwe Thegnas guardias indígenas, hombres, mujeres...

Acompañados De Los Espíritus De La Madre Tierra Que Con Su Frescura Nos Recibieron En Cali, Nos Movilizamos Por La Paz.

Acompañados De Los Espíritus De La Madre Tierra Que Con Su Frescura Nos Recibieron En Cali, Nos Movilizamos Por La Paz.

Una vez más solemos hacerlo, el día de hoy nos movilizamos en exigencia de nuestro derecho a la paz. Saliendo desde Santander de Quilichao en el Norte de Cauca y con destino la ciudad de Cali, la Chxab Wala Kiwe – ACIN, acompaño la marcha que arribó a la gobernación del Valle del Cauca.

  • Así Avanza La Segunda Asamblea Nacional De Autoridades Indígenas Del Pueblo Nasa En El Resguardo Indígena De Lopez Adentro, Municipio De Caloto Cauca.

    Así Avanza La Segunda Asamblea Nacional De Autoridades Indígenas Del Pueblo Nasa En El Resguardo Indígena De Lopez Adentro, Municipio De Caloto Cauca.

    Martes, 22 Noviembre 2016 16:27
  • LA ACIN GRADÚA UN CENTENAR DE GUARDIAS INDÍGENAS PARA LA PAZ Y LA PROTECCIÓN COMUNITARIA.

    LA ACIN GRADÚA UN CENTENAR DE GUARDIAS INDÍGENAS PARA LA PAZ Y LA PROTECCIÓN COMUNITARIA.

    Miércoles, 23 Noviembre 2016 15:00
  • Acompañados De Los Espíritus De La Madre Tierra Que Con Su Frescura Nos Recibieron En Cali, Nos Movilizamos Por La Paz.

    Acompañados De Los Espíritus De La Madre Tierra Que Con Su Frescura Nos Recibieron En Cali, Nos Movilizamos Por La Paz.

    Viernes, 25 Noviembre 2016 22:17

Comunicados

Nuevos Hechos Protagonizados Por Organizaciones Paramilitares En La Zona.
 

Comunicamos a la opinión pública, organizaciones defensoras de derechos

humanos y al ministerio público que:

(223)
En medio de la Asamblea de Autoridades del Pueblo Nasa y la protocolización del Plan de Salvaguarda (auto 004 de 2009) se presentan actos de agresión y violación al territorio indígena por parte de la Policía Nacional.

 


­­COMUNICADO DERECHOS HUMANOS DE ACIN.

Noviembre 23 de 2016.

 

En medio de la Asamblea de Autoridades del Pueblo Nasa  y la protocolización del Plan de Salvaguarda (auto 004 de 2009) se presentan actos de agresión y violación al territorio indígena por parte de la Policía Nacional.

(207)

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Segundo dia Saakhelu Tacueyo

Nuestra Palabra Kueta Susuza

  • ¡hablando y haciendo paz desde la memoria de los territorios!


    Dentro del escenario de formación y la apuesta político-organizativa de nuestro movimiento, hemos venido consolidando distintos proyectos con el objetivo de  potenciar, difundir y desarrollar ejercicios de memoria que se han venido construyendo  desde años atrás, como parte, de nuestros  derechos a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

     
  • “La tierra no créese pero las familias si”

    Un joven que anteriormente participó  en  Movimiento juvenil, cuanta que  la liberación de la Madre Tierra es muy importante hacerle seguimiento, porque estas tierras pertenecieron a nuestros ancestros. "Hoy nosotros  que somos la futura generación queremos bajar a la parte  plana donde nos sacaron anterior mente".

     
  • La liberación de la Madre Tierra sigue siendo arremetida por las fuerzas privadas del estado.

    En  horas de la mañana  del día de hoy lunes, cuando la comunidad se disponía a realizar la minga de  liberación de la Madre Tierra que consistía en  tumbar la Caña, hombres de la fuerza pública habían arremetido contra la comunidad con disparo de armas de fuego mientras la  población civil  iniciaba su labor de liberación.

Contexto Colombiano

Vivencias Globales

  • Diversas organizaciones defienden propuesta legal para impedir la criminalización de las Radios Comunitarias

    La iniciativa legal fue presentada por el Senador Alejandro Navarro en diciembre del 2015 y busca eliminar las penas privativas de libertad para la radiodifusión sin licencia, modificando el artículo 36 B a) de la Ley General de Telecomunicaciones en donde las radios comunitarias han sido las principales afectadas. De aprobarse el proyecto, se eliminaría una importante barrera para el ejercicio pleno de la libertad de expresión y del derecho a la comunicación en Chile.

     
  • El planeta pierde 33 mil hectáreas de tierra fértil por día

    IPS, 19 de agosto, 2016.- El mundo pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año, lo que equivale a 33.000 hectáreas diarias, de 30 a 35 veces más que la proporción histórica.

     
  • Nicaragua: tierras para los rusos y despojo para los indígenas

    La demanda de demarcación de las tierras indígenas fue presentada desde hace diez años por el Gobierno Comunal Creole de Bluefields. LA PRENSA/LISSA VILLAGRA

    El Gobierno de Nicaragua ofreció cuatro millones de hectáreas disponibles del territorio nacional durante la Ronda de Negocios y Foro Mediático Rusia-América Latina, que se desarrolló el 30 de marzo en Uruguay.

    El ofrecimiento fue calificado como una “contradicción obscena”, por el abogado constitucionalista Gabriel Álvarez, teniendo en cuenta que el 30 de marzo la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti) reconoció solo el siete por ciento de las tierras que el Gobierno Comunal Creole de Bluefields (GCCB) reclamaba desde hace diez años.

     

Nuestra Palabra

¡LA PAZ es el camino!



 
Históricamente los pueblos indígenas del país, hemos venido reclamando y
exigiendo el fin del conflicto armado y la guerra en Colombia. Desde la llegada de
los españoles: la violencia, el saqueo, la invasión y el despojo, se convirtieron en
la forma cómo se fueron apropiando de los territorios de los pueblos excluidos de
la nación colombiana. Luego de 52 años de confrontación armada entre la guerrilla
de las FARC y el gobierno colombiano, y de varios intentos por lograr una solución
política al conflicto armado en Colombia, reconocemos de manera positiva el
acuerdo firmado el día 12 de noviembre de 2016 entre las partes de la Mesa de La
Habana (Cuba). 

Documentos

Ratificamos Nuestro Compromiso con la Paz de Colombia, Valorando Positivamente el Fin Del Conflicto Armado Y Posicionándonos Decididamente con el SI en el Plebiscito.

 La consejería del CRIC, tomando como base el punto 6 de la junta directiva celebrada los días 26 y 27 de julio del presente año, ratifica su decisión de apoyar y participar activamente en la campaña por el SI al plebiscito, realizar pedagogía por la paz desde nuestra dinámica organizativa e insistir en una sesión con delegados de la mesa de la Habana en la María, Piendamó, territorio de convivencia, diálogo y negociación de la sociedad civil.  

(589)
¡LA PAZ SÍ ES CON NOSOTROS (AS)!

Históricamente los pueblos indígenas  hemos venido reclamando la Paz en Colombia. Desde la llegada de los españoles a nuestros territorios: la violencia, el saqueo y el despojo, se convirtieron en una constante para quienes hemos resistido a la guerra, por esto apoyamos este importante paso para que luego de 52 años de confrontación armada, se cierre un ciclo doloroso y trágico para Colombia: el conflicto armado. 

(649)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

Los indígenas del Norte del Cauca son tratados como extraños en su propia tierra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alt

La grave situación que se presenta en el Norte del Cauca no es nueva, lleva tantos años, como años lleva la guerra en esta “Otra Colombia”. La Colombia indígena, negra y campesina, aquella que la Constitución de 1991 reconoció y llenó de derechos, pero los gobiernos y buena parte de la sociedad insisten en negárselos, ya que, por ignorancia o racismo soterrado, no aceptan a estas comunidades como sus semejantes, no les respetan su diversidad étnica y cultural, e incluso, muchos de ellos, en privado, comparten el deseo porque desaparezcan.

 
Pueblos que son considerados un obstáculo para el “desarrollo”, o como una mancha para su imaginario de una Colombia hispánica, católica y castiza; o en el mejor de los casos como una cultura inferior que debe integrarse a la “cultura mayoritaria” en Colombia. Con esta forma de actuar y de pensar, convertimos, especialmente a los indígenas, que llevan miles de años sobre el territorio que hoy llamamos Colombia, extraños en su propia tierra.
 
Gran parte del conflicto del Norte del Cauca no es más que eso, la ignorancia de la realidad de los pueblos indígenas y de sus derechos constitucionales que se suma a la falaz imagen que “la mayoría” del pueblo colombiano tiene de sí, imagen construida por unos medios que nos venden a diario una Colombia mestiza (con presentadoras de ojos verdes y cabello castaño), emprendedora y democrática. Pero, repito, esa mayoría mestiza no existe, somos tan sólo una mueca de lo que pretendemos ser por imitación y eso es lo que nos impide vernos tal y como somos; por esa vía, nos impide también ver, entender y reconocer a los indígenas y a los negros como colombianos y como ciudadanos.
 
Parte del éxito mediático del dramático llanto del sargento García, que hirió profundamente el ego nacional, fue que, el sujeto era un militar rubio y de ojos verdes que estaba siendo humillado por una “horda de indios salvajes”. Lo demás, corrió por cuenta de la desinformación de los medios de comunicación, los comentarios malintencionados y toda la parafernalia para explotar en la opinión pública las imágenes de los indígenas del Cauca cargando al militar para desalojarlo. Paradójicamente, los colombianos nos identificamos más con un fenotipo ario que con las facciones indígenas, negras, e incluso, españolas, de las cuales realmente descendemos. Y la imagen duele porque toca, no al pueblo colombiano, sino a lo qué cree ser y jamás será el pueblo colombiano, un pueblo que se cree rubio, no indio; que toma Coca-Cola, y no Chicha, que come hamburguesas, y no mazamorra de maíz y que ve desde la comodidad de sus casas la guerra por televisión; se preocupa más por ver ¿qué pasa en protagonistas de Nuestra Tele? que por la muerte, el desplazamiento y las violaciones a los Derechos Humanos de millones de personas de esa otra Colombia.
 
Al día siguiente al desalojo, murió asesinado por el Ejército un comunero indígena, Fabián Güetio y la Fuerza Pública hirió a más de veinte nativos, entre ellos, dos miembros de la Guardia Indígena. Ante esto, la mayoría del pueblo colombiano no se indignó, los medios no publicaron imágenes del llanto de la madre de Fabián Güetio y todo porque el muerto y los heridos, eran otra estadística de las decenas de líderes indígenas asesinados en el Cauca. Que muera un indígena no es a la larga tan grave como que un soldado mono llore por culpa de unos indios.
 
Cumplimos 21 años desde que la Constitución reconoció en igualdad de derechos a los pueblos indígenas y a su cultura; aún no hemos podido vencer la tara xenofóbica, excluyente y radical del anterior régimen. Desde instituciones que deberían promover y exigir el respeto a la plurietnia y a la multiculturalidad, como la Procuraduría General de la Nación, lo que vemos son cavernas retardatarias que lanzan a diario inquisidores mensajes para perseguir a las minorías étnicas, sexuales o religiosas.
 
Nos negamos a ver que la exigencia de desalojo de los actores armados emprendida valientemente por la guardia indígena, tienen el sustento constitucional en la autonomía jurídica y política reconocida en los artículos 246 y 330 de la CN que establece la jurisdicción especial indígena bajo la cual sus autoridades tradicionales, en este caso la Guardia Indígena, puede ejercer función jurisdiccional dentro de su ámbito territorial, de conformidad a sus usos y costumbres.
 
El Fiscal General de la Nación se enreda en sí mismo, buscando primero como judicializar a los indígenas, y luego, como “generosamente” extenderles el principio de oportunidad. A pesar que, como excelente constitucionalista que es, sabe muy bien que lo que hay hoy en los territorios indígenas del Norte del Cauca es un verdadero choque de poderes. Choque donde, por un lado están las pretensiones de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y el Presidente de la República como Ejecutivo y por el otro el poder judicial, representado en los territorios indígenas por sus autoridades tradicionales, en este caso: la Guardia Indígena.
 
Con la decisión de exigir la desmilitarización de su territorio la Guardia Indígena en ningún caso está violando la Constitución, o la ley, por el contrario, está ejerciendo los derechos otorgados por la Carta del 91, especialmente los derivados del bloque de constitucionalidad en materia de Derechos humanos y Derecho Internacional Humanitario, como el Protocolo II, adicional a los Convenios de Ginebra de 1949, que fue adoptado a la legislación interna por la ley 171 del 16 de diciembre de 1994, el Convenio 107 de la OIT que estipula los derechos de las comunidades tribales en su territorio, el Convenio 169 de la OIT, que exige la realización de la consulta previa sobre proyectos o acciones que afecten el territorio de los pueblos tribales, el artículo 22 de la CN que dice que: "La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento", la Convención Americana de Derechos Humanos que en su artículo 21 estipula: "La estrecha relación que los indígenas mantienen con la tierra debe ser reconocida y comprendida como la base fundamental de sus culturas, su vida espiritual, su integridad y su supervivencia económica y sobretodo la realización efectiva a los dos principios fundantes de la Constitución Nacional: la soberanía Popular y la diversidad étnica y cultural de la nación.
 
La insistencia por parte del Gobierno Nacional en la militarización de los territorios indígenas no sólo viola las normas básicas del Derecho Internacional Humanitario sino que genera un flagrante desacato al auto 04 de 2009, de seguimiento a la sentencia T-025 de 2004, que evidenció la inminente aniquilación física y cultural de 32 pueblos indígenas por el conflicto armado entre ellos los Nasa, los Guambianos, los Kokonucos, Totoroes y los Yanaconas y ordenó al Gobierno Nacional realizar, bajo el modelo de consulta previa, el marco de protección de estos pueblos, modelos de seguridad que denominó la Corte como planes de salvaguarda que hoy no se han llevado a cabo y, por el contrario, se ha impuesto una vía militar inconsulta, violando normas internacionales y órdenes de la Corte Constitucional que protegen directamente a los pueblos indígenas del Norte del Cauca y a sus territorios.
 

Add comment

Visitas

14700377
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
6354
16299
95110
14542112
121750
332116
14700377

Tu IP: 54.204.198.71
Server Time: 2016-12-11 06:49:28

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones