Inicio
Se muere la cuenca del Caura del Orinoco

Se muere la cuenca del Caura del Orinoco

Pillaje, corrupción e impunidad son los tres principales males del sistema de minería ilegal en la cuenca del Caura del Orinoco, donde la pérdida de biodiversidad acusa un llamado de alerta.  De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura(...

La Madre Tierra, cuida y vela por el bienestar de sus hijos

La Madre Tierra, cuida y vela por el bienestar de sus hijos

  Las políticas neoliberales, capitalista y mercantilista han expropiado de manera ilegal a través de la patentación de nuestras semillas y plantas naturales de los pueblos indígenas, campesinos y afros del territorio colombiano. No contentos con la destrucción de la vida, las...

 Corinto: Palabrandando para continuar la Liberación de la Madre Tierra

Corinto: Palabrandando para continuar la Liberación de la Madre Tierra

El días lunes 6 se de abril se visitó a la comunidad de Corinto que se encuentra sembrando en medio de los cañaduzales hasta el momento. Para hacer esta siembra se hace minga, donde participan los resguardos de Jambaló, San Francisco, Tacueyó, Toribio y Miranda. Al finalizar la jornada de...

  • Se muere la cuenca del Caura del Orinoco

    Se muere la cuenca del Caura del Orinoco

    Viernes, 24 Abril 2015 10:40
  • La Madre Tierra, cuida y vela por el bienestar de sus hijos

    La Madre Tierra, cuida y vela por el bienestar de sus hijos

    Sábado, 25 Abril 2015 16:01
  •  Corinto: Palabrandando para continuar la Liberación de la Madre Tierra

    Corinto: Palabrandando para continuar la Liberación de la Madre Tierra

    Sábado, 25 Abril 2015 17:35

Nuestra Palabra

Ante la carta de las Farc a Santos: Una condición impostergable desde los pueblos

Fotografía de Jesús Abad Colorado
 
En este contexto, las FARC reiteran su decisión de mantener una tregua unilateral y ahora, en la carta anexa dirigida a Juan Manuel Santos, insisten en que se den a conocer verdades que han surgido gracias a las negociaciones de La Habana. Algunas de estas exigencias que expresan las FARC han sido planteadas desde comunidades, procesos e individuos de manera reiterada: De una parte, que asuma por fin su compromiso real con la historia y con el fin de la guerra y se defina. 

Menú Multimedia

  • Video inicio

    Victimarios en la escena del crimen

Nuestra Palabra Kueta Susuza

  • Propuestas al movimiento popular y por derechos humanos en la Audiencia Pública

    Propuestas al movimi...
    Esta Audiencia tiene el propósito de compartir un análisis sobre las razones que llevan al Estado a una respuesta militar a nuestras acciones. ¿Qué se esconde en esa agresiva política? ¿Por qué tan desmedidos en sus acciones? ¿Se trata solamente de la mala intención de algunos uniformados? ¿Hay detrás una estrategia, unas razones? Permítannos compartir nuestras reflexiones y proponer algunas alternativas a modo de preguntas.
     
  • Continúa la problemática por el relleno sanitario en la vereda Quita Pereza

    El día 1 de abril se realizó una reunión en finca Gualanday del resguardo de Muchique los Tigres, en la cual se hicieron presentes el gobernador del Cauca Temístocles Ortega, el alcalde de Santander de Quilichao Eduardo Grijalva y delegados de la CRC. Igualmente acudieron el programa económico Ambiental del CRIC, la comunidad de Quita Pereza y delegaciones de tres resguardos indígenas Munchique Los Tigres, Canoas y Nasa Kiwe Tek Cxaw.

     
  • Cauca: “Sabemos que nuevamente tienen en la mira a El Naya para despojarlo”

    La comunidad del Naya convoca la solidaridad para prevenir nueva incursión militar a su territorio
     
    Dos delegados de la comunidad del Alto Naya estuvieron visitando la ACIN y también el Tejido de Comunicación. Esta visita tiene el objetivo de socializar la compleja situación que vive esta comunidad por el riesgo que significa la entrada de militares a su territorio el pasado mes de marzo. Además del incumplimiento del gobierno con la promesa de reparación tras la masacre del Naya en el año 2001. Aseguran también que el anuncio del gobierno de reanudar los bombardeos contra la guerrilla, es un hecho que agudiza el riesgo ya que estos operativos afectan también a la población civil inocente, sobre todo en esta zona donde existe presencia de todos los grupos armados legales e ilegales.

Contexto Colombiano

  • Comunicado a la Opinión Pública Frente al Rechazo de Consulta Popular por la Vida, el Agua y el Territorio en Pueblorrico

    Tribunal Administrativo de Antioquia Rechaza Consulta Popular por la Vida, el Agua y el Territorio en Pueblorrico
     
    Los grupos organizados del municipio de Pueblorrico, que recogemos el espíritu de las luchas sociales, campesinas e indígenas de nuestra región, en la búsqueda de conquistar la autodeterminación territorial para decidir nuestro presente y futuro, emite el siguiente comunicado a la opinión pública frente al rechazo que el Tribunal Administrativo de Antioquia ha dado a nuestra propuesta de defender la Vida, el Agua y el Territorio como Derechos Sagrados:
     
  • COLOMBIA-EXTERMINIO: Privatizan un río y matan de hambre a 14 mil indígenas.

    En La Guajira colombiana, una región situada al norte del país y hogar de  uno de los mayores pueblos indígenas de Colombia, los wayúu, se está produciendo un exterminio silencioso, del que muy pocos medios informan. Los wayúu están muriendo de sed y hambre porque una empresa minera y grandes propietarios agrícolas han privatizado el principal río de la región, el Ranchería, y los han dejado sin agua. Denuncian que ya han muerto de inanición y sed 14.000 (14 mil) indígenas, especialmente niños y personas mayores. Incluimos al final de la nota, parte del documental “El río que nos robaron” del periodista colombiano Gonzalo Guillén. El documental será utilizado como prueba documental ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. MM

     
  • Situación que carcome mis entrañas. A Propósito de la orden de bombardear el Cauca

    Compartimos la palabra frente a la guerra y la paz que desde el dolor expresa la  lideresa afrocolombiana, Francia Márquez, no sólo porque nos identificamos con estas situaciones históricas y actuales que carcomen nuestras entrañas también como indígenas y campesinas hijas del Cauca, sino también porque sus reflexiones reiteran todo lo que hemos venido sintiendo y denunciando desde varios años atrás, particularmente en relación a la Paz de Mama Kiwe en Libertad, de la mujer sin amarras ni silencios, pero también en nuestro análisis sobre la Paz de los pueblos sin Dueños.
     

Vivencias Globales

Comunicados

La guerra, la muerte, la violencia y el terror regresa a las comunidades y territorios del norte del Cauca

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA: LA ASOCIACIÓN DE CABILDOS INDÍGENAS DEL NORTE DEL CAUCA -ACIN- CXHAB WALA KIWE, ante los hechos de violencia que vienen ocurriendo en los últimos días, se permite informar y denunciar la situación que se viene presentando en la zona del departamento del Norte del Cauca.

(454)
Restituir las tierras a las comunidades indígenas
COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL Definitivamente, la sangre del indio, es apetecida por los hombres del ejército nacional, la policía y los agentes del ESMAD, como requisito previo para el ascenso militar. Así como la sangre del indio, alimentó la riqueza de unos criollos españoles en Colombia.
(309)

Documentos

Violencia se ensaña contra mujeres en Chocó
Las Mujeres de la Ruta Pacífica rechazamos el asesinato de Diana Marcela Moya. El pasado viernes 24 de abril en horas de la mañana en Quibdó-Chocó miembros de las autoridades locales hallaron el cuerpo sin vida de Diana Marcela Moya, quien fue violada y abandonada semidesnuda en una zanja del aeroparque; hasta el momento la policía no ha dado con el paradero del agresor o agresores.
(8)
Un llamado que no es nuevo
Hace ya varios meses, líderes y pobladores de Llano Verde, en el suroriente de la ciudad, vienen convocando a hacer de su barrio un territorio de paz, donde se pueda convivir sin violencia y con oportunidades sociales. En esa búsqueda, es necesario reconocer que algunos funcionarios y dependencias municipales hacen su labor, con tareas quizás muy aisladas en el acompañamiento a la comunidad; sin embargo, las condiciones materiales concretas, la integralidad de los proyectos, programas y planes no han logrado consolidar una política de convivencia social, ni para ese barrio, ni para ninguno de los sectores más vulnerados por el fenómeno de la violencia en Santiago de Cali.
(11)

ACIN - Çxhab Wala Kiwe

Los indígenas del Cauca dan una lección al mundo

Ratio:  / 0
MaloBueno 
altLa gente del Cauca está enseñando. Quien tenga oídos para oír, que oiga…En estos últimos días apareció en los diarios brasileños la noticia de que un grupo de indios colombianos había ocupado una base militar en la ciudad de Toribio, región del Cauca, expulsando de allí al ejército. 
La noticia señalaba que los indígenas estarían cansados de vivir bajo el fuego cruzado de las fuerzas estatales y la guerrilla comandada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas, las FARC. Pero la sola noticia no da cuenta del largo proceso de lucha y de resistencia de las comunidades indígenas en esa estratégica región. Como de costumbre le ha faltado a la prensa brasileña la contextualización de los hechos.
 
La zona del Cauca se considera un importante y estratégico corredor que vincula la región amazónica al océano Pacífico y permite igualmente el paso al Ecuador, razón que ha alimentado la disputa entre el Estado y las FARC. Hay que añadir asimismo que la situación de guerra civil que vive Colombia tampoco es de ahora. Comenzó en el año 1948 cuando fue asesinado Jorge Gaitán, un político progresista liberal, en vísperas de ganar la elección presidencial, lo que desató una explosiva revuelta popular violentamente reprimida por las fuerzas reaccionarias, que ordenaron el crimen. Desde ese momento la población se vio obligada a armarse para enfrentarse a las fuerzas del ejército como también a numerosos grupos de bandoleros que aprovechaban del caos para robar y saquear.
 
Esta situación de inseguridad y de profunda violencia generó también –en la década de los 60– las fuerzas revolucionarias que bajo la inspiración marxista trataron de organizar al pueblo para alcanzar una ordenada toma del poder. Pero América Latina vivía la sorprendente revolución cubana y la reacción de los EE.UU. fue inmediata. No iban a permitir que surgiera otro foco socialista en su patio trasero. No fue por nada que desde los años 60 las dictaduras proliferaron en el continente.
 
A lo largo de los años y con la ayuda militar de los EE.UU. las fuerzas conservadoras siguieron dominando en Colombia, enfrentando persistentemente la reacción revolucionaria. Ese proceso que aún hoy continua ha causado profundas heridas en el tejido social. Los conflictos y combates que han segado la vida de mucha gente ya duran más de sesenta años. Y como si no fuera bastante persisten en el país los llamados paramilitares, grupos de combate contra la guerrilla formados por militares y mercenarios que imponen el terror. A estos se suman los narcotraficantes financiados por el sistema internacional que también invierten en milicias armadas. En el medio se encuentra el pueblo, la gente que quiere vivir en paz.
 
La región del Cauca es una de las más asoladas por los grupos armados debido a su estratégica localización. Allí viven comunidades indígenas que en todos estos años han venido entregando a sus hijos ya sea al ejército o a la guerrilla y que cotidianamente sufren los ataques de esas fuerzas armadas. Se trata de por lo menos unas 570.000 hectáreas de tierras comunales, en las que esas comunidades plantan y crían sus animales tradicionalmente.
 
La guerra civil que explotó en 1948, poco a poco fue perdiéndose en la memoria de la gente. Generación tras generación se vio enredada en conflictos y en la diaria lucha por la supervivencia. Muchos de los que vivieron los primeros años del conflicto fueron muriendo en el camino y se volvieron cada vez más oscuros los motivos de la revuelta. Hace ya mucho tiempo que Colombia busca el camino de la paz pero no logra pavimentar ese derrotero. En primer término porque el poder económico asociado a los EE.UU. no tiene la menor intención de que sus aliados dejen el poder. Por otra parte la guerrilla no avanza y se mantiene en perpetua resistencia. Y en medio de ese fuego cruzado está la gente común.
 
Los indígenas colombianos tienen una larga historia de luchas y resistencias. Primero contra el agresor colonial y ahora contra el Estado terrorista. La región del Cauca es especialmente muy aguerrida. A partir de 1971 la población indígena organizó el Consejo Regional Indígena del Cauca o CRIC, organización que ha sido protagonista de muchas luchas hasta llegar a organizar un grupo armado de autodefensa que terminó deponiendo las armas mediante un acuerdo de paz en 1991. Como todos los demás colombianos necesitaban defender sus vidas. A partir de la organización del CRIC los indígenas comenzaron a reivindicar sus derechos absolutamente perdidos en lo referente a la tierra, la educación, la salud, la protección de la naturaleza destruida por las empresas mineras.
 
La expulsión del ejército de sus tierras así como la de cualquier otro grupo armado –del tipo de las FARC, los paramilitares o los narcotraficantes– se halla amparada por la decisión comunitaria de poner fin a la sistemática desaparición de personas. “Queremos sembrar en nuestro territorio la paz telúrica e incorporarla a nuestra vida comunitaria”, dicen. Pero esa paz de la que hablan no es la de los vencedores de turno lo que significaría la muerte o el sometimiento de las comunidades ya sea al ejército o a la guerrilla. A ellos no les interesa dominar el territorio sino conservarlo para las futuras generaciones.
 
Una vez más los indígenas están tomando la palabra, siempre ignorada durante más de 500 años.
 
La forma de organizar la vida planteada por las comunidades indígenas no se parangona con el capitalismo imperial, como quiere el gobierno, ni con la forma socialista de matriz europea, como quiere la guerrilla. Los indígenas quieren vivir su vida sobre la base lógica de sus ancestros, con autonomía y autogobierno. Ellos quieren tener derecho a su forma de impartir justicia comunitaria, de escoger su economía, su educación y su salud. Quieren tener derecho a conservar, proteger y administrar los recursos naturales de su territorio. Por eso derribaron los portones del ejército y las carpas de los guerrilleros. “Tanto unos como otros nos expropian, nos quitan la vida y nos niegan el derecho a vivir según nuestra autónoma voluntad. Unos nos importan la guerra y los otros quieren enseñarnos a resistir. Ambos nos ignoran como pueblo” dicen.
 
De modo que las comunidades vinculadas al CRIC siguen una simple pauta de cuatro puntos:
 
1.- Que salgan todos los grupos armados de su territorio
 
2.- Que respeten la forma de organizar su vida
 
3.- Que dejen a su cuidado los recursos naturales
 
4.- Que no se sigan aprovechando de sus sufrimientos y que tampoco hablen de su resistencia.
 
Los indígenas del Cauca quieren que los reconozcan como comunidades autónomas y capaces. Basta ya de la vieja cantinela de que los pueblos autóctonos necesitan tutela y protección. Mantener esa visión es estancarse en el peor momento del mundo medieval. Es preciso que la izquierda y los intelectuales comprendan de una vez por todas que para entender al mundo indígena deben despojarse del paradigma occidental-eurocentrista y mirar al mundo con una óptica diferente, una visión autóctona. Ese ejercicio de humildad y respeto es hoy una obligación en América Latina. Las gentes del Cauca lo están mostrando. Quién tenga oídos que oiga.
 
 
Elaine Tavares
Brasildefato.com
 
Traducido para Rebelión por Susana Merino

 

Comments   

 
#1 Eric van den HOVE 2012-07-23 07:17
Lo unico que me permito ofrecer para este texto tan claro, es intentar ayudar a divulgar su mensaje.
Personalmente mi creencia es que el problema esta no en los grupos, sino en las armas de fuego. Mi propuesta es que la asociacion indigena (cualquiera que sea) promulga un tratado que mencione que: Cualquier persona (legal o ilegal) que utilice, posea, comercialice o produzca armas de uso privativo de las fuerzas armadas es declardo PERSONA NO GRATA en su territorio.
Para que los cabildos uno por uno segun la decision de sus mayores, se suscriba al tratado y lo haga cumplir.
Luego mi sugerencia es que el tribunal indigena, realice un juicio a las empresas que producen armas y que permite por su negligencia que terminen causando daño en personas inocentes.
Pensando Bonito - Diciendo Bonito - Haciendo Bonito.
 

Add comment

Visitas

7338928
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
Todos los días
4915
16758
30258
7243068
273951
310398
7338928

Tu IP: 23.22.46.195
Server Time: 2015-04-28 06:53:30

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones