Consulta Popular No al TLC

Consulta Popular en el Cauca frente al TLC

PROCLAMA PÚBLICA DEL CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR:

CONVOCATORIA A LA CONSULTA CIUDADANA Y POPULAR FRENTE AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO

El Estado que debe protegernos nos persigue, busca desmantelar los derechos conquistados a través de siglos de resistencia, niega nuestros derechos fundamentales, actúa en contra de la soberanía del país y del bienestar de sus ciudadanos y a favor de intereses privados y externos, mientras reprime, criminaliza, difama y persigue a nuestras organizaciones, líderes y comuneros.

SÍ a la VIDA, por eso NO al TLC:

Las lenguas ancestrales nos llevan a tener conciencia de donde pertenecemos; la historia quedó incrustada en el paladar.

Abadio Green.

Hay una causa profunda que motiva nuestras acciones y palabras frente a esta coyuntura particular. Empezamos por regresar hasta las raíces y remontarnos al origen verdadero de nuestros pueblos. Invocamos nuestros ancestros colectivos y nuestras memorias diversas aunque no queden expresados suficientemente en estas palabras.

Tenemos la vida para ser en ella, en sus múltiples y diversas formas y manifestaciones. Es lo único que tenemos y es también todo lo que somos y podemos ser. Tener la vida es para ser en ella. Todas las formas de vida deben ser, porque tienen la vida. Somos parientes de todo lo que vive y nuestro deber es convivir. Es el único deber y el que reclama la mayor sabiduría, la memoria, la experiencia y el trabajo. Porque TENEMOS PARA SER, aceptamos el pluralismo y la diversidad y buscamos el equilibrio y la armonía. Como comunidades y pueblos, asumimos nuestra responsabilidad en la historia como el deber de convivir, defender y promover la vida en toda su diversidad. La historia es un recorrido difícil y doloroso de experiencias y relaciones desde donde promovemos y buscamos la convivencia en la diversidad. Ese es nuestro proyecto: TENEMOS PARA SER.

Las lenguas son espejos donde queda recogida la historia de los pueblos en los territorios entre los seres de la vida. Las lenguas recogen y cuentan sobre especies, costumbres, alimentos y relaciones. Allí quedan grabadas las identidades y las culturas entre los seres vivos en la tierra. Cada lengua es una autonomía, el recuento de una experiencia de vida y de un proyecto particular. El conjunto de la vida, del SER, de los territorios, de las relaciones, de las autonomías, va quedando recogido en la diversidad de las lenguas como proyecto, memoria y sabiduría. La convivencia entre los pueblos es el encuentro de significados y sabidurías de las experiencias diversas, de vidas y relaciones múltiples contenidos en los relatos y posibilidades de las lenguas.

Para la cultura que se impone desde la conquista de este continente, la vida es un hecho dado con el que se cuenta. Para los que conquistan, SER vivos y humanos no es un fin, ni la convivencia una meta. SER es únicamente el medio para TENER. Hay palabras duras con las que los reconocemos y recordamos porque resuenan y mantienen viva la memoria del dolor que trajeron y que siguen imponiendo: FRONTERA, DESCUBRIMIENTO, CONQUISTA, EXPLOTACIÓN Y CRECIMIENTO. Por sus palabras conocemos sus intenciones. Son para tener, cada vez más y con mayor poder. Es la razón instrumental y utilitaria. En un territorio descubren lo que quieren explotar para conquistarlo, extraerlo, transformarlo en mercancía, venderlo y acumular poder y riqueza. Lo que no tiene utilidad inmediata es destruido. Al servicio de estos consorcios han estado las tecnologías que han utilizado como armas de expansión y acumulación en el tiempo. Las industrias, las ciudades que crecen ocupando espacio y devorando vidas y el poder corporativo supranacional. Alrededor de las ciudades globales corporativas, crecen por la vía de la guerra, de la confusión, de la propaganda y del negocio las metrópolis del tercer mundo y el paisaje global se convierte en basurero, contaminación, villas-miseria, en monocultivos, en cuevas, orificios de donde sacan los minerales, los gases, el petróleo y todo lo que pueden transformar en mercancía y ganancia. Convierten a los pueblos en mano de obra. A su paso dejan desiertos, pobreza y destrucción, enmascarados y encubiertos por la felicidad y el disfrute que deja la ilusión engañosa del derecho al consumo convertida en tentador privilegio de unos pocos.

Con cada lengua que enmudece quedan sepultadas sin memoria especies, experiencias, costumbres y relaciones. Hay algo peor que la muerte y es el fin del nacimiento. Con las palabras y las frases que no volverán a vivir se perdieron autonomías, territorios y formas de vida. Proponemos y nombramos la vida. Por eso, nos han obligado a resistir. Somos todos los que defendemos la pluralidad, la diversidad, la convivencia, el TENER VIDA para SER VIVOS y convivir. Nos hemos defendido desde nuestras autonomías y proponemos tejerlas en solidaridad recíproca. Somos pragmáticos. No solamente porque hemos sido capaces de sobrevivir, ni porque hemos inventado maneras de convivir con dignidad en la exclusión y la opresión, sino porque defendemos la vida. Defendemos vivir con la tierra con sus criaturas. En nuestras historias también resuenan palabras plenas de sentido de lucha, de recuerdos y de compromiso. Las nombramos RESISTENCIA, RECUPERACIÓN Y AUTONOMÍA. Pero llega la hora de unirnos desde la diversidad por la vida para crear en el tejido de pueblos y procesos diversos, un nuevo mundo posible y necesario. Por eso ahora proclamamos la ALTERNATIVA como la hora del otro nacimiento. Las Alternativas reivindican el valor de las palabras para el renacer de las lenguas vinculadas a la diversidad de las acciones coherentes. Por eso rescatamos el pensamiento Nasa:

Las palabras sin acción son vacías.

La acción sin palabras es ciega.

Las palabras y la acción,

Por fuera del espíritu de la comunidad

Son la Muerte.

 

Con la Globalización neoliberal, los que son para tener avanzan sobre la última frontera. Ahora vienen desde el inmenso poder multinacional. En su ambiciosa ceguera quieren descubrir y conquistar hasta las semillas de la vida y explotar, por ejemplo, los genes que conservan la diversidad y convertirlos en monocultivos y mercancías para que crezcan su poder y sus ganancias. Pretenden llegar hasta el último rincón del planeta y de la vida, patentarlo todo, explotarlo y someterlo a las leyes del mercado. Con sus tecnologías de engaño y propaganda están arando en el terreno de la imaginación de los pueblos para que todos pensemos igual y para que nadie piense que se puede y es necesario ser de otro modo, de muchos territorios, órganos de una sola madre tierra viva. El TLC y el ALCA promovidos por los Estados Unidos y por los Gobiernos y agentes de su proyecto son estrategias de esta última conquista. Nos imponen el suicidio que a nombre del progreso y a través de los ecocidios, los etnocidios y los genocidios amenazan con destruir la vida. Ellos, los conquistadores neoliberales multinacionales, son los que están contra la vida. Ellos son los que no tienen propuestas. Por eso, porque proponemos la vida desde nuestras experiencias, autonomías y organizaciones diversas, decimos NO AL TLC Y SÍ A LA VIDA y enfrentamos el desafío de construir la alternativa.

El CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR y la decisión de la Consulta

El origen de esta convocatoria se encuentra en el MANDATO INDÍGENA Y POPULAR emanado el 21 de Septiembre de 2004, del PRIMER CONGRESO ITINERANTE y de la MINGA POR LA VIDA, LA JUSTICIA, LA LIBERTAD, LA ALEGRÍA Y LA AUTONOMÍA. En el Mandato se recuerda una larga historia de resistencia a diversas épocas de agresión y se reconoce el desafío que impone esta nueva época, resultado de la imposición de políticas neoliberales que hacen parte del proyecto de Globalización. En este sentido, dice el preámbulo del Mandato:

“El desafío que impone esta nueva época es grande. Talvez el mayor que hayamos tenido que enfrentar en nuestra historia. Nos agrede y sufrimos un orden que está mal, que hace daño y que no sirve, eso lo sabemos y lo decimos con fuerza. No solamente están a riesgo nuestras culturas, nuestras comunidades, nuestros pueblos y familias. Es peor, la vida misma corre el riesgo de ser destruida por la ceguera de quienes se han equivocado y utilizan el mayor poder de la historia para convertir en mercancía todo lo que existe a través de su Proyecto de Muerte.”

Además dice:

“El Proyecto que amenaza la vida no respeta fronteras, por eso lo llaman Globalización. Llega hasta nuestras comunidades y hasta nuestros hogares en todas partes de Colombia y del mundo. Trae la guerra, las mentiras de la propaganda con que engaña con habilidad y todo el poder de las leyes y del dinero. Viene por la riqueza de la naturaleza y por el trabajo de la gente para explotarlos y venderlos como mercancía. Los que lo controlan y toman decisiones para servir sus intereses están lejos. Están en las directivas de grandes Corporaciones Multinacionales y en los centros financieros del mundo que se van quedando con todo. No los conocemos, no los vemos, no responden por sus actos y tienen como agentes a los Gobiernos, a los ejércitos, a las empresas e instituciones que actúan a su nombre para servirles. Nos convencen de que todo esto es inevitable.”

En consecuencia, al definir la AGENDA DE TRABAJO Y POSICIÓN DEL PRIMER CONGRESO ITINERANTE se reconoce que el AREA DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMÉRICAS (ALCA) y los TRATADOS DE LIBRE COMERCIO (TLC) que negocian los Gobiernos de las Américas con el Gobierno de los Estados Unidos, son dos entre múltiples políticas y estrategias que viene imponiendo el capital multinacional para controlar territorios, pueblos y mercados y establecer monopolios para la explotación de la riqueza y su creciente concentración. La crisis que vive el país es explicada en consecuencia:

“La situación de emergencia se debe a un problema de fondo relacionado con la estrategia neoliberal y la globalización y por eso la acción inicial es parte de una lucha a mediano y largo plazo. Los resultados que persiguen el ALCA y el TLC representan las formas de agresión más peligrosas y destructivas para las que se realizan las reformas constitucionales y a las que en última instancia sirven la guerra y el terror.”

Sobre la base de este análisis de la realidad, el MANDATO del PRIMER CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR definió entre los cuatro temas para el análisis y la acción los siguientes:

• El TRATADO DE LIBRE COMERCIO (TLC) y el AREA DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMERICAS (ALCA)

• Los MECANISMOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE RESISTENCIA Y SOBERANIA POPULAR.

Frente al análisis de estos temas, el CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR DECIDE:

“Convocar a las organizaciones y al Pueblo de Colombia a desarrollar las acciones necesarias y pertinentes para detener las negociaciones de estos acuerdos y promover la realización de un REFERENDO POPULAR contra el TLC y el ALCA.”

La Marcha Indígena y Popular que dio origen al Mandato y al CONGRESO ITINERANTE, además de constituirse en el hecho político de oposición popular democrática más importante hasta ese momento desde la instalación del Gobierno del Presidente Uribe, al convocar la atención y el interés nacional e internacional, ha iniciado un proceso cuyos impactos empiezan a sentirse. A pesar de que el proceso se encuentra en sus fases iniciales de seguimiento, el contenido y decisiones expuestas en el Mandato empiezan a movilizar acciones coordinadas y a tejer solidaridad entre iniciativas diversas. La convocatoria de Consulta Popular frente al TLC se inscribe dentro de este proceso de seguimiento y articulación de resistencia y soberanía popular con carácter pacífico y democrático.

La Consulta:

Si el TLC es tan bueno, porqué desinforman a los pueblos y porqué le tienen miedo a una decisión popular democrática y consciente?

El derecho de los pueblos a ser consultados y a decidir de manera democrática, conciente e informada frente a las negociaciones del ALCA y TLC viene siendo reclamado a lo largo de América Latina y del mundo. Sin embargo, las negociaciones y firmas de estos acuerdos, excluyen la consulta y la transparencia. La negociación del primer TLC entre los Estados Unidos, México y Canadá se caracterizó por la desinformación, la falta de transparencia, la propaganda oficial distorsionada, y el rechazo sistemático a protestas y movilizaciones recurrentes. Esta imposición inconsulta provocó a las comunidades indígenas de Chiapas al alzamiento Zapatista por la democracia y contra el neoliberalismo. Las diversas formas de resistencia a este tipo de negociaciones ocultas e impositivas crecen y se fortalecen al punto de generar una conciencia popular global en resistencia que ha logrado, por ejemplo, hacer fracasar las rondas de negociación de la OMC en Seattle y Cancún y detener el avance del ALCA. Cuando los pueblos logran superar el engaño y hermetismo de estos acuerdos firmados para beneficio de unos pocos, o cuando descubren o experimentan el impacto real y destructivo de los mismos, se movilizan en resistencia y exigen ser consultados y que su derecho a rechazar políticas que van en su contra, sea respetado.

En este contexto, lo expresado en el MANDATO es compartido con iniciativas populares nacionales e internacionales que hacen frente a la globalización neoliberal motivadas por la convicción que lleva a los pueblos en resistencia a saber que “otro mundo es posible” y necesario. Además de los Zapatistas, muchos otros pueblos se han comprometido con la exigencia de la realización de consultas populares. En el Brasil, por ejemplo, más de 10 millones de personas votaron contra el ALCA. Otro tanto sucedió en México. En el Ecuador y bajo el liderazgo de la CONAIE y de la Campaña Nacional contra el TLC, se ha iniciado una Minga de recolección de firmas que lleven a la realización de un Referendo Nacional. Las organizaciones Indígenas y Populares del Perú lanzaron una convocatoria de consulta contra el TLC en el último trimestre del 2004. Mientras tanto y frente a una opinión pública manipulada o en contra de la voluntad popular, se vienen suscribiendo acuerdos con diversos países.

En Colombia, individuos, instituciones, organizaciones y diversas coaliciones como RECALCA, Salvación Agropecuaria y la Gran Coalición Democrática, vienen liderando esfuerzos por investigar, analizar e informar a la población sobre los riesgos del ALCA-TLC y sobre los contenidos de las negociaciones, convocando acciones de resistencia solidaria e informada ante esta amenaza. El 12 de Octubre, a escasas tres semanas del CONGRESO ITINERANTE DE LOS PUEBLOS que aprobara el MANDATO INDÍGENA Y POPULAR, se dieron movilizaciones masivas en todo el país, como parte de un Paro Nacional en contra de las políticas neoliberales y del TLC. En Bogotá, un millón y medio de personas marcharon en lo que fue descrito como un referendo popular contra el TLC.

En la medida en que el TLC es una de las estrategias que utilizan los Estados Unidos en su intención de promover los intereses corporativos multinacionales en la perspectiva de consolidar el proyecto neoliberal de anexión y control de recursos, poblaciones y territorios, la realización de una consulta popular constituye un desafío no solamente al proceso de negociación y firma del TLC en curso, sino también a los intereses y políticas que esta estrategia representa. Al realizar la consulta de manera pacífica, se proclama y se ejerce el derecho a la información, a la decisión conciente, a la participación democrática y a la defensa de la vida, la identidad, las culturas, los territorios, la soberanía y la riqueza. No realizar la consulta implicaría ceder estos derechos y someterse sin resistencia a una imposición que amenaza con subordinar y destruir pueblos y territorios.

En el contexto actual del país, ante la imposición del modelo neoliberal a través de estrategias de guerra, propaganda, e intolerancia a partir de políticas de Gobierno que difícilmente respetan el disenso, la oposición democrática y las propuestas de alternativas y derechos populares frente al modelo neoliberal, promover la Consulta Popular frente al TLC impone amenazas y riesgos para las personas, organizaciones y procesos involucrados en la misma y requiere de convocar la unidad y el respaldo solidarios y decididos en los ámbitos regionales, nacional e internacional, como estrategia fundamental de protección.

La Experiencia Grita y Reclama

La Apertura Económica impuesta desde el Gobierno del Presidente Gaviria, la experiencia de los países que han sido sometidos a las políticas neoliberales y a los TLC, el proceso de negociación entre Colombia, Ecuador, Perú y EEUU, ponen en evidencia que el derecho a la consulta democrática y popular y a la resistencia se justifican. Basta citar algunos ejemplos:

• Los Gobiernos, los grandes medios de comunicación a su servicio y quienes representan a los intereses corporativos, se empeñan en una campaña de venta de bondades y beneficios que excluye el debate abierto, responsable y serio.

• A quienes tienen cuestionamientos se les encierra en un “cuarto de al lado” negándoseles el derecho a la información, al debate y a la decisión.

• La decisión de firmar el tratado en el primer trimestre de 2005 no fue hecha por el Gobierno de Colombia sino anunciada por el negociador Robert Zoellik del Gobierno de los EEUU durante una visita del Presidente Uribe.

• El TLC con Colombia es uno más entre muchos acuerdos similares que negocia e impone los EEUU por todo el mundo. Colombia es un territorio más en un proceso de anexión global.

• Colombia no tiene propuesta propia, por eso únicamente se negocia la propuesta de EEUU, sobre la base de otras que ya ha negociado y firmado. Colombia solamente negocia algunos ajustes mínimos.

• La negociación es desigual y condicionada por el poder económico, político y militar de los EEUU.

• A ambos lados de la mesa se encuentran personas que representan y comparten las mismas ideologías e intereses. En la práctica es un acuerdo entre los mismos en representación de países diferentes y de intereses corporativos comunes.

• Si algún negociador intenta representar los intereses de la ciudadanía es expulsado de la mesa como sucedió con el asesor en temas de salud.

• Los negociadores de Colombia carecen de legitimidad en la medida en que no consultaron ni representan los intereses de la ciudadanía.

• Los monopolios económicos corporativos, reconocidos legalmente como “Personas Jurídicas” imponen el contenido y el propósito de la negociación al suplantar como sujetos de derecho a los pueblos, comunidades y ciudadanos. El TLC da derecho a las corporaciones sobre los pueblos.

• Se negocia mucho más que un Tratado Comercial. Se negocia un reordenamiento territorial, institucional, jurídico, político, económico y cultural que le permita a las corporaciones apropiarse y explotar la riqueza de los países convertidos en territorios.

• El TLC no pretende abrir los mercados de los EEUU a Colombia sino extender la frontera del poder económico corporativo sobre los recursos y los pueblos contra quienes negocia.

• Los acuerdos, tratados y convenios internacionales quedan sometidos al TLC y por ello dejan de tener validez.

• Bajo el TLC, la naturaleza y la vida toda puede patentarse para beneficio de la explotación comercial de multinacionales.

• El TLC promueve la destrucción del pluralismo, de las identidades y de la diversidad cultural.

• A través del TLC el poder corporativo avanza en la transformación de pueblos diversos en mano de obra excedente o barata.

• El TLC impone una nueva Constitución Trans-Nacional neoliberal.

• La negociación requiere de mecanismos para ocultar, engañar y movilizar apoyos entre los que se incluye poner énfasis en la discusión de beneficios sectoriales o grupales particulares, de manera que el análisis no se haga como nación y sociedad, sino como grupo de interés particular. Se promueven y anuncian beneficiarios específicos.

• La Apertura Económica y la relación con el capital Trans-nacional dejan lecciones:

o Pérdida de soberanía alimentaria, de capacidad productiva, concentración de tierras e importación de alimentos.

o Incremento descontrolado de la deuda y exportación activa del ahorro de la población por la vía del pago del servicio de la misma.

o Privatización de servicios públicos esenciales con la consecuente exclusión a los más necesitados por la vía de suplantar el derecho por el ánimo de lucro.

o Transformación del trabajo flexibilizándolo para reducir salarios y beneficios y desmontar derechos adquiridos promoviendo la competencia entre excluidos para hacer más por menos.

o Desmantelamiento de la industria y el comercio nacional a favor de la participación en componentes productivos de grandes consorcios y monopolios Trans-nacionales.

o Transferencia simultánea de valor (productos de marca terminados con alto margen de ganancia) hacia arriba –monopolios- a través de la devaluación del trabajo productivo – hacia abajo-.

 

Son indispensables y no existen los mecanismos de información y consulta democrática con carácter decisorio que permitan a la ciudadanía expresarse y decidir frente a un tema con tan grandes y graves implicaciones e impactos.

Convocatoria:

En consecuencia con lo ordenado por el MANDATO INDÍGENA Y POPULAR y por lo expresado en la PROPUESTA POLÍTICA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS y ante el avance de la negociación del TLC y su firma inminente, decidimos:

1. Convocar a una consulta Nacional, popular amplia, democrática y transparente en la que la ciudadanía pueda expresar libremente su posición frente a la negociación y firma del TLC.

2. Declarar que la Consulta Popular frente al TLC no es un rechazo al Libre Comercio sino a la forma y contenido de este proceso y al tratado propuesto por su carácter impositivo, su falta de transparencia y su intención de anexión, despojo y empobrecimiento de la población de Colombia, Ecuador y Perú. La Consulta Popular plantea que un Libre Comercio Popular y Democrático, definido y planteado desde la defensa de la vida y la diversidad, para la autonomía y soberanía de los pueblos y para su beneficio, es posible y necesario.

3. Iniciar el proceso de consulta desde el Departamento del Cauca en territorios indígenas, campesinos y populares de la zona oriente, correspondientes a los territorios de los municipios de Toribío, Jambaló, Caldono, Silvia e Inzá.

4. Solicitar a los Alcaldes populares de estos municipios, facilitar en la medida de sus posibilidades y capacidades, los recursos y apoyos necesarios para realizar esta consulta, a la vez que interceder según se requiera con las autoridades competentes del orden Departamental y Nacional para que reconozcan, respeten y faciliten este proceso democrático.

5. Establecer comisiones encargadas de orientar y conducir la Consulta conformadas por representantes de organizaciones indígenas, populares y campesinas de los territorios de los 5 municipios.

6. Movilizar respaldo solidario nacional e internacional

7. Establecer equipos de comunicación, sensibilización y logística con la responsabilidad de sacar delante de manera coordinada este proceso.

Objetivos

De manera global, esta consulta busca realizar un acto simbólico a través del ejercicio de la democracia directa, creando un mecanismo para la expresión de la voluntad y la soberanía popular. Este acto simbólico llevado a la práctica a través de la consulta, debe constituirse en un ejemplo que contagie y convoque la extensión y perfeccionamiento de este mecanismo y la convocatoria de otros que se requieran. Para lograrlo es indispensable movilizar respaldos concretos en todos los ámbitos, tanto para promover, extender y profundizar la consulta, como para proteger a las personas y organizaciones involucradas en este proceso. La consulta debe ser un ejercicio consciente del derecho democrático a participar y decidir. Por ello requiere de diseñar e implementar estrategias pedagógicas que pongan al alcance de la población consultada la información necesaria de manera oportuna y apropiada. La consulta reconoce, recoge y se nutre de la solidaridad con otras personas y procesos a través de mecanismos prácticos de intercambio y coordinación. Este proceso, además de promover la Consulta frente al TLC, busca promover y establecer desde la experiencia práctica un Mecanismo Popular de Soberanía y Resistencia en la perspectiva de ampliar espacios de participación y decisión diseñados e implementados desde y por los pueblos en consecuencia con el Mandato del Congreso Indígena y Popular.

En consecuencia los objetivos son:

1. Políticos

a. Crear un Mecanismo Popular de Información, Solidaridad y Soberanía para el ejercicio democrático del derecho a la decisión ciudadana popular frente al TLC.

b. Generar un hecho político pacífico, democrático y práctico desde el Cauca que sirva como ejemplo e inspiración para otros procesos y regiones del país, a la vez que movilice solidaridad recíproca.

c. Prevenir la ratificación del TLC por parte del Congreso de la República o de la Corte Constitucional, sobre la base de la decisión popular expresada en la consulta.

d. Convocar y tejer solidaridad recíproca con organizaciones y procesos del ámbito internacional, con énfasis particular en el Ecuador y Perú, países involucrados en la negociación y firma del TLC en curso.

e. Lograr la participación consciente, transparente y comprometida de la población en el proceso de consulta en el Cauca.

2. Pedagógicos

a. Informar y sensibilizar a la población de los municipios en donde se realice la consulta sobre el TLC y sobre la importancia de su opinión y movilización consciente.

b. Desarrollar mecanismos y materiales para la diseminación, debate e intercambio de información y de saberes sobre la Consulta, el Mandato, el TLC y sobre temas relacionados.

Carácter y Mecanismo de la Consulta

Ante la decisión de convocar la Consulta, las autoridades y representantes de procesos y organizaciones indígenas, campesinas y populares establecen:

1. Aunque la convocatoria a la Consulta tiene un carácter nacional, la Coordinación asume responsabilidad por su desarrollo inicial en 5 municipios.

2. La Consulta frente al TLC tiene un carácter ciudadano y popular. En consecuencia, podrá participar en la misma además de la ciudadanía de los 5 municipios participantes según el Censo Electoral, las personas mayores de 14 años.

3. Las mesas de votación serán instaladas en los sitios habituales para la participación ciudadana en procesos electorales.

4. En los sitios de votación se ubicarán mesas y urnas separadas así:

a. Mesas para ciudadanos mayores de 18 años y registrados en el censo electoral.

b. Mesas para personas entre los 14 y los 18 años de edad.

5. El recuento de las urnas se hará por separado de manera que el reporte de los resultados permita discriminarlos.

6. La consulta ciudadana y popular se fundamenta y encuentra respaldo legal en los artículos 8, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56 y 57 de la Ley 134 de 1994, sobre mecanismos de participación ciudadana.

7. La población consultada responderá una sola pregunta expresando su acuerdo o desacuerdo con el TLC.

8. Cada municipio será autónomo en el desarrollo de los mecanismos para realizar la consulta teniendo en cuenta sus posibilidades, dinámica y particularidades, siguiendo los lineamientos generales acordados para este proceso por la Coordinación y contenidos en esta Proclama.

9. La Coordinación asume responsabilidad por el desarrollo de La Consulta en los 5 municipios mencionados, a la vez que hace un llamado a otros municipios, procesos, organizaciones y regiones a realizarla.

10. La Consulta tendrá lugar el día Domingo 6 de Marzo de 2005.

11. El Lanzamiento Público de la Consulta será el viernes 11 de Febrero, en el Municipio de Caldono, vereda El Pescador.

Organización de la Consulta

1. Comisión de Coordinación:

a. Composición:

i. Líderes y representantes de organizaciones indígenas, campesinas y populares de los municipios participantes en la consulta.

ii. Alcaldes de los Municipios y-o sus representantes.

iii. Comisión Operativa

iv. Responsables del desarrollo de la Consulta en el ámbito municipal.

v. Representantes de organizaciones y procesos del nivel Regional y Nacional. Bajo criterios de participación previamente acordados tales como:

1. Conocimiento, Respeto y Compromiso con el Mandato.

2. Posición informada y clara frente al TLC y ALCA.

3. Ser personas e instituciones conocidas por la Coordinación.

b. Tareas:

i. Orientación política y logística de la consulta.

ii. Asumir responsabilidad decisoria sobre el proceso.

iii. Acordar la vocería y representación de la consulta.

iv. Movilizar recursos políticos, técnicos, económicos y humanos de apoyo a la consulta.

v. Interlocución con la Registraduría y con otras instancias del Gobierno Nacional.

vi. Convocar equipos y apoyo a nivel Nacional e Internacional.

2. Comisión Operativa

a. Composición. Representantes de los equipos de:

i. Comunicación y Propaganda

ii. Educación y Sensibilización

iii. Logística

b. Tareas

i. Operativizar las orientaciones y decisiones de la Comisión de Coordinación.

ii. Diseñar, ejecutar y dar seguimiento a un Plan de Acción para la Consulta en articulación con la Coordinación.

iii. Organizar un barrido territorial.

iv. Coordinar y armonizar el trabajo de los tres equipos.

v. Evaluar el desarrollo del proceso y la coyuntura y proponer las acciones necesarias consultando a la Coordinación según se requiera.

vi. Movilizar recursos según se requieran.

3. Equipo de Comunicación y Propaganda

a. Composición

i. Representantes de organizaciones y procesos comunitarios con experiencia y conocimiento en Comunicación y Relaciones y

ii. Delegados de emisoras radiales y medios de comunicación comunitarios

b. Tareas

i. Diseñar e implementar una estrategia de comunicación con el propósito de informar sobre la Consulta del TLC en todos los ámbitos y movilizar solidaridad y respaldo.

ii. Identificar, contactar y convocar organizaciones, instituciones y procesos en el ámbito nacional instándolos a extender la realización de la Consulta.

iii. Invitar personalidades internacionales (y nacionales) a participar como observadores y asesores de la Consulta.

4. Equipo de Educación y Sensibilización

a. Composición

i. Representantes y delegados de organizaciones, indígenas, campesinas y populares de los 5 municipios con conocimiento sobre el TLC y con capacidad y experiencia en labores pedagógicas.

ii. Autoridades indígenas, campesinas y populares con autoridad y capacidad para convocar y movilizar actividades pedagógicas desde los niveles veredales.

b. Tareas

i. Diseñar e implementar una estrategia de educación y sensibilización de la población consultada para garantizar el máximo posible de participación consciente e informada en la consulta.

5. Equipo de Logística

a. Composición

i. Representantes de equipos municipales y veredales con experiencia y capacidad para la planeación e implementación del proceso de consulta en coordinación con las autoridades locales.

b. Tareas

i. Establecer y orientar los equipos municipales y veredales de consulta.

ii. Diseñar la estrategia y planificar los detalles necesarios para la realización de la consulta en las cabeceras municipales y en las veredas.

iii. Movilizar los recursos y materiales necesarios para la consulta.

Departamento del Cauca, Febrero 1 de 2005.

En consecuencia con el MANDATO INDÍGENA, firman por el CONGRESO INDÍGENA Y POPULAR

Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC

Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca ACIN Cxahb Wala Kiwe

Proyecto Nasa

Cabildo Indígena de Toribío

Cabildo Indígena de San Francisco

Cabildo Indígena de Tacueyó

Proyecto Global

Cabildo Indígena de Jambaló

Asociación de Cabildos Indígenas de Caldono U´kawesx Nasa Cxahb

Cabildo Indígena de La Aguada San Antonio

Cabildo Indígena de Las Mercedes

Cabildo Indígena de Pueblo Nuevo

Cabildo Indígena de Pioyá

Cabildo Indígena de Caldono

Cabildo Indígena de La Laguna-Siberia

Asociación Juan Tama y Cabildos Indígenas de Inzá

Consejo Territorial Indígena del Oriente Caucano - COTAINDOC

Asociaciones Campesinas de Inzá

Asociaciones y Cabildos Indígenas de Silvia

Asociaciones y Organizaciones Campesinas de Silvia

Alianza Social Indígena ASI

 

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE - Territorio del Gran Pueblo correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Calle 3 - 7 A 20. Telefax: (2) 8290958 - (2) 8293999 Santander de Quilichao - Cauca – Colombia. Desarrollado por Gustavo Ulcué Campo Nasalucx Comunicaciones